La portada de mañana
Acceder
España afronta la paradoja de tener el récord europeo de vacunación y el de contagios
El sector ultra que quiere reactivar el recurso contra el aborto en el Constitucional
Análisis - El trabalenguas de Casado, por Neus Tomàs
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Miles de personas claman contra los indultos, mientras los líderes se evitan

Miles de personas claman contra los indultos, mientras los líderes se evitan
Madrid —

0

Madrid, 13 jun (EFE).- Miles de manifestantes con banderas de España y pancartas contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, han mostrado este domingo su rechazo a los posibles indultos a los condenados del procés en una cita en la plaza de Colón en la que las cámaras han captado a la multitud pero no a los políticos.

Después de varias semanas en las que el debate ha girado en torno a si se repetiría la famosa imagen de 2019 entre PP, Ciudadanos y Vox, finalmente los políticos han hecho declaraciones disgregados en los alrededores de la plaza y no se han subido juntos al escenario, por lo que los protagonistas han sido los convocantes -Unión 78- y, muy especialmente, los miles de ciudadanos que han tenido que esperar por fallos técnicos, pero que se han entregado a la causa.

En Colón, con calor, donde ha sido imposible mantener las distancias marcadas para evitar los contagios por la covid, ha habido un desfile de mascarillas con los colores de la rojigualda y abanicos a juego, trajes de legionario, una banda de gaiteros o un escudo del Capitán América customizado con los colores de la bandera de España, y bastantes senyeras catalanas.

Todo ello trufado de pancartas que rezaban '¡Majestad, no firme!', 'Golpistas protegidos, españoles abandonados' o 'Sánchez, a ti España no te indulta', y con cantidad de cánticos que han resonado en la plaza y alrededores para repudiar al Gobierno y, también, para increpar a la prensa.

“Sánchez dimisión”, “No a los indultos”, “Cataluña es España”, “Yo soy español, español, español”, “Que viva España” y sus “lololololos”, “España, unida, jamás será vencida” han sido algunos de los gritos que han coreado personas como Santiago, uno de los madrileños que ha conseguido entrar a la plaza y que ha esperado en primera fila bajo el sol de junio.

Ha llegado al encuentro "movido por el sentimiento de necesidad de defensa de la democracia", que está atacada, lamenta, por "su propio Gobierno, que se está poniendo del lado del delincuente".

Junto a él ha estado Luisa, que llama a "proteger" a la Constitución y a la democracia, que a su entender no se veía tan dañada desde la época de ETA.

Preguntada por el carácter político o social de la convocatoria, Luisa insiste en que "aunque lo hubiera convocado un partido político hubiera venido igual, la primera, porque lo que importa es la idea".

Rosa asiente mientras se abanica con una bandera de España y advierte que "si al final les indultan toda España tendrá que salir a la calle".

El personal de la plataforma convocante dirigida por Rosa Díez, Unión 78, ya iba advirtiendo de que las entrada a Colón se iban a ir cerrando y no podía entrar más gente media hora antes de que comenzara el acto -previsto inicialmente a las 12:00 horas-, por lo que las calles del entorno se han copado de personas que no han conseguido acceder.

Así, por ejemplo, desde lo alto de la plaza se ha podido atisbar una calle Serrano repleta hasta donde los frondosos árboles permitían ver, y también cómo continuaba la marea en el pequeño recodo visible de la calle Goya.

A los cientos de personas que esperaban en la calle de Serrano se ha dirigido Rosa Díez que, megáfono en mano, les ha pedido paciencia y les ha explicado que el acto se demoraría por problemas técnicos que se solucionarían con la llegada de un generador.

Eso ha ocurrido sobre las 12:15, y finalmente el artefacto ha aparecido alrededor de media hora después en un camión que ha atravesado Serrano ovacionado por los presentes y custodiado por dos patrullas de coches policiales.

Establecido el sonido con los consecuentes gritos de euforia, los intervinientes -Rosa Díez o el escritor Andrés Trapiello, por ejemplo-, han hecho hincapié en la heterogeneidad ideológica de los presentes, en el carácter civil de la convocatoria, y han advertido de que no será la primera protesta y que se llegará a más puntos de España, y se les ha respondido con aplausos y con un colectivo '¡Basta ya!'.

También ha habido un minuto de silencio en memoria de las víctimas del coronavirus que ha dejado que se escuchara claramente los helicópteros que han sobrevolado la zona, a los que después se ha unido una trompeta para interpretar el himno de España entre el silencio sepulcral, el único momento en que no se han escuchado protestas contra el Gobierno y los posibles indultos.

Pepi Cardenete y Patricia Cristóbal

Etiquetas

Descubre nuestras apps