eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El clero apoya el paro nacional de Nicaragua como protesta pacífica ante Ortega

- PUBLICIDAD -
El clero apoya el paro nacional de Nicaragua como protesta pacífica ante Ortega

El clero apoya el paro nacional de Nicaragua como protesta pacífica ante Ortega

El cardenal Leopoldo Brenes y el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, Silvio Báez, se solidarizaron hoy con el paro nacional anunciado para mañana jueves, con el que la sociedad civil de Nicaragua pretende superar la crisis que ha cobrado la vida de al menos 146 personas en 57 días.

Brenes y Báez llamaron "a los sacerdotes, religiosos y religiosas, y laicos de la arquidiócesis, a que vivamos con espíritu de solidaridad, como ciudadanos y cristianos, el paro nacional de este jueves, como expresión de unidad nacional y de protesta pacífica ante la grave crisis política que vivimos".

El paro nacional de 24 horas fue convocado por la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, para que el presidente Daniel Ortega acepte el cese de la represión, así como retornar al diálogo nacional y abordar el tema de la "democratización" de Nicaragua, que pasa por su renuncia al poder.

El diálogo nacional, que tiene a los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) como mediadores, fue suspendido de forma indefinida en mayo pasado debido a la renuencia de Ortega a hablar de la "democratización".

Hace 6 días el presidente pidió a los obispos "reflexionar" sobre una carta que le entregaron, en la que le urgían volver al diálogo nacional para discutir la "democratización" de Nicaragua.

Mientras una parte de la población cree que el presidente no tiene respuesta, otra considera que Ortega ya contestó con el recrudecimiento de la represión en las calles, lo que obligó a la Alianza Cívica a llamar al paro nacional.

Brenes y Báez recomendó a los sacerdotes a realizar las eucaristías en horas tempranas, y que valoraran "la conveniencia de mantener, fuera de la misa, abierto o no el templo para los fieles".

Desde la llamada "matanza estudiantil" perpetrada por la Policía Nacional y fuerzas paramilitares el 19 de abril pasado, los templos católicos han servido de refugio para manifestantes y perseguidos políticos del Gobierno, según organizaciones humanitarias.

Este miércoles se cumplen en Nicaragua 57 días de la crisis sociopolítica más sangrienta desde los años de 1980, con Ortega también como presidente.

Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha