La portada de mañana
Acceder
La normalidad pre-COVID volverá como pronto a finales del próximo verano
Los documentos de Amazon: "Es un periodista crítico y muy próximo a los sindicatos"
OPINIÓN | El virus que agrava una sociedad infantilizada, por Rosa María Artal
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Poca afluencia en los cementerios: "Está más vacío que cualquier fin de semana"

Poca afluencia en los cementerios: "Está más vacío que cualquier fin de semana"
Madrid —

0

Madrid, 1 nov (EFE).- "Yo pensé que iba a estar esperando a la puerta que salieran unos para entrar otros", cuenta Pepita en el cementerio de La Almudena en este atípico día de Todos los Santos en el que, mientras el dispositivo policial ha aumentado, la afluencia de personas ha mermado: "Está más vacío que cualquier fin de semana".

Este camposanto se encuentra dentro de una de las zonas básicas de salud (Daroca, en el distrito de Ciudad Lineal) con restricciones por presentar una alta incidencia de covid, pero no ha sido óbice para que vecinos de otros puntos sin limitaciones se hayan podido acercar este año en el que las autoridades han apelado a espaciar las visitas a lo largo de los días y no centrarlas en el primer día de noviembre.

Un mensaje que parece haber calado: "Como tenemos limitación de aforo" del 60 % "yo creo que la gente se ha escalonado un poco", explica a Efe Asunción desde el puesto de información sobre el coronavirus que el Ayuntamiento de Madrid ha instalado en La Almudena.

Varios coches deambulan por las calles de este cementerio, y son pocas las personas que, mascarilla mediante, se dedican a limpiar las lápidas y columbarios de sus seres queridos y a embellecerlas con flores.

"El año pasado, días antes de los santos, ya se hubiera vendido. Esto es completamente distinto, había mucha gente por todos los lados. Era otro ambiente, totalmente", constata Ana María en uno de los puestos de flores que rodean la entrada principal. Este año, dice, "no está siendo nada bueno".

Los días previos a esta jornada para recordar a los que ya no están han estado "parados": "No hemos vendido nada".

"Mi suegra lleva 40 años en el puesto de flores, y estamos aquí como todos los años. Un año complicado, con el tema de la pandemia se complica bastante la venta, pero es un sitio abierto, con mucha seguridad, manteniendo siempre lo que es el protocolo de seguridad, manteniendo la distancia, mucha higiene de manos, y al pie del cañón", dice Ana María.

Su puesto se encuentra justo frente al pórtico del cementerio. Flanqueado esta mañana por policía nacional y municipal, se iluminará a lo largo del día, al igual que el tanatorio de la M-30, como homenaje por parte de los servicios funerarios de Madrid a los fallecidos por la pandemia.

En la monumental entrada aún sin brillar, un cartel recuerda a los visitantes las instrucciones y recomendaciones para este pandémico Todos los Santos: evitar días y horas de mayor afluencia, no permanecer mucho tiempo en el camposanto, traer agua recomendablemente del exterior para evitar usar las fuentes, mantener la distancia de seguridad y usar gel especialmente antes y después del uso de las instalaciones como escaleras o aseos.

Otra pegatina superpuesta indica que el aforo máximo de este camposanto es de 22.000 personas.

Para controlar que no se superen los aforos y evitar aglomeraciones, el operativo de Policía Municipal cuenta con 300 agentes -un 20 % más que en 2019-, y, como novedad, se disponen de tres drones con cámara de video y sistema de altavoces de la Sección de Apoyo Aéreo.

"Demasiado dinero en poner drones, policía a caballo, en fin, una serie de cosas que nunca se ha puesto y ahora con la pandemia se pone y la verdad es que el cementerio yo creo que está más vacío que cualquier fin de semana. Pero bueno, luego a última hora a lo mejor llega más gente", opina Cristina.

Cuenta que su marido trabaja en La Almudena, y que le aconsejó acercarse pronto al camposanto porque "luego, a la una de la tarde, se monta cada una".

"Pero yo creo que este año no se va a montar nada", aventura, mientras su madre, Pepita, la interrumpe: "Está como todos los años. Yo vengo todos los años y está así. Yo creo que hay algo más de gente, pero bueno, puede ser por el puente" en el que la Comunidad de Madrid está confinada perimetralmente y no se puede entrar ni salir.

Pepita pensaba que "iba a estar esperando a la puerta que salieran unos para entrar otros", pero nada que ver. "Si ahora no sube la gente por la tarde vienen menos, porque ya se hace antes de noche", augura la misma dinámica para el resto de la jornada.

En el Cementerio Sur, Aurora asegura desde su puesto de flores que tampoco están vendiendo "nada".

Lleva apostada desde el miércoles en la entrada del cementerio de Carabanchel. "La esperanza la teníamos puestas en hoy, pero no estamos vendiendo nada", lamenta.

Dentro del camposanto, la afluencia parece mayor que en La Almudena, y en torno a varias tumbas familiares rodean el lugar de descanso de sus difuntos con sillas plegables, en algunos casos superando los grupos de seis personas.

Etiquetas
Publicado el
1 de noviembre de 2020 - 15:49 h

Descubre nuestras apps

stats