La portada de mañana
Acceder
El Tribunal Supremo se vuelve a jugar la causa del procés en Europa
Quién es quién en las elecciones alemanas
La vida sin miedo de los palmeros sobre un volcán que puede estallar
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia Europa Press

Esta información es un teletipo de la Agencia Europa Press y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

PP reclama hacer "ordenadamente" el retorno de menores a Marruecos, reforzar la frontera y no crear crisis diplomáticas

La vicesecretaria de Sectorial del PP, Elvira Rodríguez, durante una entrevista con Europa Press.

EP

MADRID —

0

Elvira Rodríguez cree que la mayoría de esos niños y adolescentes estarán mejor con sus familias que "solos y sueltos" en Ceuta

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

La vicesecretaria general de Sectorial del Partido Popular, Elvira Rodríguez, ha reclamado al Gobierno que la devolución a Marruecos de los menores no acompañados que entraron irregularmente en España a mediados de mayo se haga "ordenadamente" y también ha señalado la importancia de "no crear crisis diplomáticas" con el país magrebí y de reforzar el control de la frontera.

"Lo que estamos demandando es que las cosas se hagan bien y ordenadamente", porque "esto parece el camarote de los hermanos Marx", ha afirmado, durante una entrevista con Europa Press, sobre el traslado de los menores marroquíes de vuelta a su país.

Así, ha indicado que la semana pasada comenzaron las devoluciones desde España "parece que sin seguir los trámites ordinarios y legales" establecidos, y el Ministerio del Interior, ante las críticas recibidas, "dice que la culpa la tiene el Gobierno de Ceuta" pese a que, según la prensa, "quien ha dado las órdenes" es el departamento dirigido por Fernando Grande-Marlaska.

Respecto a la postura expresada por el presidente de Ceuta, el 'popular' Juan José Vivas --que ha asegurado que la operación de repatriación, paralizada temporalmente por un juzgado, se ha realizado de forma coordinada con el Ejecutivo central y cumpliendo la ley--, Rodríguez ha explicado que la queja del PP es que "no se sabe qué hace" el Gobierno de Sánchez ni "cómo lo hace".

"Con nuestros compañeros de Ceuta hemos hablado en múltiples ocasiones y sabemos el gravísimo problema que tienen en un territorio tan pequeño, con tantos jóvenes y niños solos a los que Marruecos colocó a nuestro lado de la frontera", así que "yo entiendo al presidente Vivas cuando dice: 'es que esto para nosotros es insoportable, en el sentido más estricto de la palabra'", ha manifestado.

Ante la petición de explicaciones por parte de la Fiscalía y de miembros del propio Ejecutivo de coalición como Ione Belarra, de Podemos, Grande-Marlaska ha afirmado que los menores querían regresar a su país. Sin embargo, la ONG Save the Children ha advertido de que no se ha hecho un análisis individualizado de cada caso, como exige la ley de extranjería.

La opinión de la vicesecretaria de Sectorial del PP es que "la inmensa mayoría de esos menores, por no decir todos, donde están mejor es con sus familias" y, por tanto, "eso es lo que habría que arreglar". "Lo lógico sería que volvieran con sus padres, porque muchos vinieron engañados" a España y la solución para ellos "no es estar solos y sueltos en Ceuta", ha comentado.

EL GOBIERNO DEMOSTRÓ "POCA INTELIGENCIA" EN LA CRISIS CON RABAT

Para evitar una entrada masiva de inmigrantes como la que se produjo el pasado mayo desde el país vecino, Rodríguez cree que hay que "reforzar la frontera, hablar con Marruecos y no crear crisis diplomáticas" como la desencadenada entonces con un Estado que está "tan cerca" de España y con el que hay "muchos intereses cruzados".

"Entrar en conflicto con esos países demuestra muy poca inteligencia política, muy poca inteligencia diplomática y mucho dedicarse no se sabe a qué, pero no a lo que se tiene que dedicar el Gobierno", ha declarado la diputada del Congreso.

La crisis migratoria, en la que miles de inmigrantes irrumpieron en Ceuta, incluidos cientos de niños y adolescentes, sucedió un mes después de que el Ejecutivo de Sánchez permitiera la entrada en España del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, que ingresó en un hospital de Logroño para recibir tratamiento tras enfermar por el Covid-19.

Rabat dejó patente su malestar con España al denunciar que Ghali había entrado usando "documentos falsificados y una identidad usurpada", e insistió en reivindicar la integridad territorial de Marruecos frente a las aspiraciones de los habitantes del Sáhara Occidental.

Etiquetas

Descubre nuestras apps