Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

El presidente de Apulia reta a Renzi y se presentará para liderar el PD

El presidente de Apulia reta a Renzi y se presentará para liderar el PD

EFE

Roma —

El presidente de la región italiana de Apulia (sur), Michele Emiliano, anunció hoy que no solo no abandonará el gubernamental Partido Demócrata (PD, centroizquierda) sino que disputará su liderazgo al ex primer ministro Matteo Renzi.

"Presentaré mi candidatura a la secretaría del PD y lo haré porque esta es mi casa, nuestra casa. Nadie puede echarme", dijo Emiliano ante la dirección nacional del partido, que elegirá una nueva secretaría general en un congreso tras la dimisión, el domingo, de Renzi.

Emiliano criticó duramente a Renzi al señalar que "desguazar (palabra con la que el ex primer ministro ilustró sus intenciones reformistas) ha sustituido al liderazgo que une".

Le reprochó que haya promovido "el conflicto por el conflicto, la eliminación del adversario" dentro de sus propias filas.

El PD, que engloba diferentes corrientes de izquierda y que gobierna en el país, ha atravesado en los últimos tiempos una notoria división entre el que fue su líder, Renzi, y una minoría crítica con sus formas de ejercer el liderazgo.

Entre esos exponentes críticos se encuentran el propio Emiliano, el presidente de la región de la Toscana, Enrico Rossi, o el diputado Roberto Speranza, que han amenazado en los últimos días con escindirse del PD y conformar su propio partido.

Emiliano, uno de los gobernadores más populares de Italia, recordó que estos colegas son, en su opinión, "personas buenas, de gran calidad humana, que han sido ofendidas y apaleadas por el testarudo rechazo a toda mediación".

Arremetió nuevamente contra Renzi al señalar que es "el más satisfecho" ante una posible escisión que en su opinión él mismo ha favorecido con su "tono de desprecio e irónico".

"Presento mi candidatura pese al intento del secretario saliente de ganar por cualquier medio. Tiene prisa porque no quiere renunciar a su posición dominante y no concede a sus adversarios ni siquiera el tiempo para acudir a la mitad de las provincias", denunció.

Por su parte Renzi, que no participó en el acto y que hoy acudió de viaje a Estados Unidos, dijo que una posible escisión le produce "dolor" pero reconoció que lo importante es continuar adelante y "no bloquear el partido y el país" con discusiones sobre liderazgos.

Renzi se impuso como secretario en diciembre de 2013 y, aunque su nombramiento era por cuatro años, decidió dimitir el domingo, abandonado así su último cargo de representación tras dimitir como primer ministro por su fracaso en el referéndum de diciembre.

No obstante, a pesar de soltar las riendas del PD, aseguró ante sus correligionarios que nadie puede pedirle que no vuelva a presentar su candidatura para asumir su secretaría general.

"No podéis pedir a quien dimite para celebrar un congreso que no presente su candidatura con la excusa de evitar una escisión, esa no es una regla democrática", aseveró por entonces Renzi, que según los medios quiere que se elija un nuevo líder a principios de mayo.

En la dirección de este martes, los dirigentes del partido se dirigieron a los exponentes de la minoría crítica para pedirles que no lo abandonaran, una decisión que parece ya tomada y por la que no participaron en el encuentro de la dirección.

El presidente del PD, Matteo Orfini, señaló en la apertura de la dirección nacional que ha pedido a Rossi y Speranza que participen en el congreso, que mediten su decisión de abandonar el partido porque, a su juicio, "hay condiciones para evitar los 'adiós'".

El exalcalde de Turín, Piero Fassino, dijo que una escisión solo produciría daños evidentes a "la fuerza y la credibilidad" del PD y a la estabilidad del Gobierno de Paolo Gentiloni, además de ofrecer "una posibilidad de éxito" a los adversarios políticos.

"Una escisión solo puede producir daños. Y tenemos que tratar de evitarla", zanjó Fassino.

La dirección del PD aprobó por mayoría la conformación de una comisión que deberá acordar los plazos para el congreso del partido.

Emiliano (Bari, 1959) preside la región meridional de Apulia desde junio de 2015, al frente de la cual se ha convertido en uno de los gobernadores más populares del país.

Ejerció durante una década como alcalde de su ciudad natal, entre 2004 y 2014, siendo este su primer cargo político tras una carrera como fiscal.

Etiquetas
Publicado el
21 de febrero de 2017 - 20:33 h

Descubre nuestras apps

stats