Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Salzillo, Pedro de Mena y La Roldana fichan por el Museo Nacional Escultura

El conservador Miguel Ángel Marcos, ante una Virgen Inmaculada, de Salcillo que se puede contemplar en la exposición "Nuevas obras. Distintas miradas" que permanecerá hasta el 1 de noviembre en Valladolid.

EFE

0

Los escultores Francisco Salzillo, Luisa Roldán (La Roldana), Pedro de Mena y Juan de Mesa firman las cinco obras adquiridas durante los últimos años por el Museo Nacional de Escultura, pendientes de restaurar y que rellenan lagunas o completan huecos en la colección, su nueva morada en Valladolid.

Por su significado histórico y estético, "son piezas excepcionales", ha apuntado este viernes durante la presentación el historiador Miguel Ángel Marcos, conservador de un museo único en su género que recorre la escultura española desde el medievo hasta el siglo XIX.

Son esculturas religiosas "procedentes de escuelas menos representadas en la colección permanente" como la andaluza (Pedro de Mena y Juan de Mesa), levantina (Francisco Salzillo) y cortesana (Luisa Roldán), "un bocado exquisito", ha reseñado por su parte el subdirector del museo, Manuel Arias.

Tres inmaculadas, la Virgen de Atocha, y la Virgen con el Niño con las piezas que, hasta el 1 de noviembre, conforman la exposición "Nuevas obras. Distintas miradas" como tarjeta de presentación ante el visitante antes de pasar a los talleres de restauración.

Cada una de ellas ha costado entre 100.000 y 300.000 euros a las arcas del Ministerio de Cultura, dentro de una política de adquisiciones que "es una de las funciones clave de las instituciones museísticas para aumentar y completar matices de la colección", ha argumentado Arias.

Francisco Salzillo (1707-1783) está presente con una Inmaculada de reducido tamaño, en barro cocido y policromado, muy diferente a las de Pedro de Mena (1628-1688) y Juan de Mesa (1583-1627), de mayor envergadura y de diferentes materias (madera, vidrio, carey e hilos de metal entre otros).

En el caso de Luisa Roldán (1652-1706), escultora de cámara en las cortes de Carlos II y Felipe V, las tallas compradas son una Virgen con el Niño y una Virgen de Atocha en terracota sin policromar, también de exiguas dimensiones fruto de la costumbre de la época de trasladar a la materia las estampas devocionales para su instalación en oratorios y capillas domésticas.

El subdirector del Museo Nacional de Escultura ha destacado el interés por incorporar obras elaboradas en distintos materiales, no sólo en la madera tallada y policromada que abunda en sus fondos, porque "queremos mostrar todos los matices de la escultura desde la Edad Media hasta el siglo XVIII".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats