Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Schulz busca apoyos al preacuerdo que ya no ve "excelente", sino "suficiente"

Schulz busca apoyos al preacuerdo que ya no ve "excelente", sino "suficiente"

EFE

Berlín —

El líder socialdemócrata alemán, Martin Schulz, trata de salvar el preacuerdo de coalición con la canciller Angela Merkel de las críticas en sus filas, con el argumento de que este es una base "suficiente" para negociar un pacto de Gobierno, aunque sin calificarlo ya de "excelente".

"Un preacuerdo no es un pacto de coalición", afirmó hoy Schulz desde Baviera, dentro de la gira emprendida esta semana para tratar de ganar apoyos al documento de 28 páginas consensuado con el bloque conservador de Merkel.

Schulz admitió que no se puede "reabrir la negociación" de los puntos claves de ese preacuerdo, aunque considera que hay margen de maniobra para mejorarlo, como exigen distintas corrientes de su Partido Socialdemócrata (SPD).

De que consiga convencer a los críticos de que el resultado es "suficiente" como base de negociación dependerá que el preacuerdo reciba el visto bueno del congreso extraordinario del SPD, el domingo en Bonn.

Sólo así se podrá pasar a la fase determinante, la negociación de un pacto de Gobierno para toda una legislatura que, según Schulz, sería de todos modos susceptible de ser "evaluado" después de dos años para calibrar los resultados obtenidos.

Su visita a la conservadora Baviera sigue a los encuentros mantenidos en los días anteriores en el "Land" (estado federado) de Renania del Norte-Westfalia, donde Schulz se vio confrontado a la movilización de las Juventudes de su partido, los "Jusos", contra el preacuerdo.

El líder de los "Jusos", Kevin Kühnert, pretende bloquear en Bonn el preacuerdo con Merkel, no sólo porque sí o sí rechaza ir a otra gran coalición, sino también por considerar que en lo pactado se han ignorado las principales propuestas del SPD.

Los "Jusos" representan una minoría en la formación -70.000 miembros del cerca de medio millón de militantes que tiene el SPD- pero su rechazo parece haber calado en el partido.

Schulz y Merkel presentaron el preacuerdo el pasado viernes, entonces valorado como "excelente" por el líder socialdemócrata y como "sólido" y "equilibrado" por parte de la canciller.

El SPD impuso un compromiso de estabilidad en las pensiones, mejoras en las ayudas familiares y una reducción de cargas a los trabajadores, así como grandes inversiones en educación y sanidad.

Sin embargo, quedaron fuera reivindicaciones esenciales como el aumento fiscal a los ingresos más altos o la reforma en profundidad del sistema sanitario.

Desde el pasado sábado se han sucedido las victorias del "no" al preacuerdo en varias votaciones realizadas a escala regional, incluido el "Land" de Berlín.

Schulz insistió hoy en que tanto en Renania del Norte-Westfalia como en Baviera, donde no hubo votaciones, encontró "un amplio apoyo" a su recomendación de dar el visto bueno al preacuerdo.

Desde el bloque conservador, que en días pasados había cuestionado su capacidad de dominar a los críticos, se trató hoy también de calmar los ánimos ante la relevancia que ha adoptado la cita en Bonn.

"Todos queremos una gran coalición", apuntó Alexander Dobrindt, jefe parlamentario de la Unión Socialcristiana bávara (CSU), quien unos días atrás calificó de "revuelta de los enanos" la crítica interna en el SPD.

Merkel expresó su confianza en que el congreso del SPD concluya con una "decisión responsable" y admitió que, en la negociación para un pacto de Gobierno, habrá margen para "reformular" algunos aspectos del preacuerdo, aunque descartó reabrir sus "puntos clave".

La canciller hizo estas declaraciones en un comparecencia con su colega austríaco, Sebastian Kurz, en su primera visita a Berlín tras convertirse en el jefe de Gobierno más joven de Europa, aliado con el ultraderechista FPÖ.

La cita entre la experimentada líder alemana, con dificultades desconocidas para formar Gobierno, y su homólogo austríaco, exponente de lo contrario, generó una pregunta sobre la teórica ventaja que da la juventud sobre la experiencia.

"Yo aprecio por igual a los jóvenes y a los mayores. De pronto uno se da cuenta de que cayó ya al lado de los más viejos", respondió sonriendo, para dar por zanjada su declaración, como si se hubiera percatado de que acababa de dar argumentos a quienes piden su relevo.

Por Gemma Casadevall

Etiquetas
Publicado el
17 de enero de 2018 - 19:21 h

Descubre nuestras apps

stats