eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Hacer puzles cuando envejezcas no va a ayudarte a ralentizar el deterioro de tu memoria

Un nuevo estudio en la revista BMJ abunda en que no existen datos suficientes para asegurar que hacer juegos en los que se usa la mente sirvan para que nuestro cerebro pierda facultad más lentamente en la vejez

Desde diversos ámbitos se ha hecho campaña a favor de estas prácticas aludiendo a sus supuestos beneficios en los mayores, a pesar de que la investigación insiste en restarle influencia

"La única manera de que nuestro deterioro pueda ir más lento es un cambio de estilo de vida global, combinando esa actividad mental con el ejercicio o la buena dieta", dice el neurólogo Adolfo Jiménez

Maja Dumat (FLICKR)

Maja Dumat (FLICKR)

Que hacer puzles, crucigramas o sudokus nos permitirá tener un cerebro más rápido y nos ayudará a que éste sea más robusto es una creencia social instalada desde hace décadas. Esta actividad se suele recomendar especialmente a las personas más mayores, a las que se les asegura que esto les ayudará a tener una mejor memoria frente a los achaques de la edad. Hasta un videojuego lanzado por Nintendo hace unos años con la actriz Amparo Baró como imagen se vendía bajo esa premisa. Pero la ciencia lleva tiempo señalando que eso no es así. Y un nuevo estudio insiste en dar la puntilla a algo que parece un mito más que una realidad.

La investigación que señala que nuestro deterioro cognitivo no será más lento por hacer puzles fue publicada hace pocos días en la revista BMJ, de la que también se hizo eco la BBC. El estudio sí apunta de una manera clara a que todo el que utilice el cerebro en cualquier actividad tendrá un nivel cognitivo más alto. Lo que no significa que seguir dándole a la cabeza con ejercicios de este tipo vaya a suponer que ese proceso, que forma parte del envejecimiento, vaya a suponer que éste sea más benevolente.

Para llevarlo a cabo se utilizó una muestra de 498 personas nacidas en 1936 que ya participaron en un test de inteligencia cuando tenían 11 años. Cuando tenían 64 años, a una parte de ellos se les volvió a llamar para un nuevo examen, y en los 15 años siguientes se les volvió a requerir hasta en cinco ocasiones. A los participantes se les hicieron dos tests: uno auditivo-verbal, conocido como Rey Auditory Verbal Learning Test, y otro de colocar unos símbolos junto al número que le corresponda en base a la leyenda que se les facilita previamente, llamado Digit Symbol Subtitution Test.

"Nuestros resultados indican que la intervención en la etapa final de la vida para incrementar la actividad puede no tener influencia en la trayectoria de descenso" de esa capacidad cognitiva, señalan los autores, Roger T. Staff, Michel J. Hogan, Daniel S. Williams y L. J. Whalley, investigadores de universidades de Reino Unido. También recuerdan que sus conclusiones van en la línea de otros trabajos anteriores. Pero no abogan en absoluto por recomendar a la gente que no consuma este tipo de juegos y actividades, ya que "invertir en actividades intelectuales durante la vida proporciona un punto cognitivo más alto desde el que descender".

Las recomendaciones de los neurólogos

Recomendar a los mayores estos pasatiempos ha llegado incluso a venderse como algo que prescriben los neurólogos a sus pacientes. Pero dos profesionales consultados por eldiario.es señalan que la evidencia lleva años avisando de que esto no mejora la función cognitiva de los afectados. "En otros estudios ya se ha visto que los beneficios son limitados. Lo que sí es útil es un cambio de estilo de vida global", explica el doctor Adolfo Jiménez, especialista en neurología del Hospital Ruber Internacional.

Estas modificaciones en el día a día comprenderían "el ejercicio físico, la dieta mediterránea y la actividad mental, ya que si haces esto último pero no comes bien ni te mueves, es difícil que tengas mejor memoria por mucho que uses una tablet", añade Jiménez. Este doctor no desaconseja usar estos juegos, pero prefiere hacer hincapié en que sus pacientes tienen que "retarse" contra ese deterioro. Para ello, les aconseja tareas que requieren mayor atención, como "clases de idiomas, la universidad de mayores o incluso el yoga y el baile". Pero avisa de que esto puede servir para tareas más cotidianas, pero que no impedirá o ralentizará una posible demencia.

En esto último coincide la doctora Teresa Moreno, neuróloga y portavoz de la Sociedad Española de Neurología (SEN), que recuerda que "si algo no mejora con fármacos, tampoco lo hará con estimulación cognitiva". Aunque Moreno sí apunta que "la gente con un nivel cultural más alto tiene una manifestación de demencia más tardía" e invita a que la gente mayor utilice estas actividades o que las haga en centros de día "para mantenerse activa". Ambos profesionales también coinciden en que un ejemplo de mejora de la respuesta cerebral son los videojuegos, pero tampoco son garantía de que la merma de nuestras capacidades vaya a ser más lenta en la vejez.

La doctora coincide con Adolfo Jiménez en que todo lo que sea estar activo ayudará contra ese deterioro, debido a que "cuanto más sana es tu vida, más tarde se desarrollarán los síntomas". Algo a lo que suma el realizar una tarea de manera habitual o a grabar información en la mente, lo que ayuda a "entrenar ese área del cerebro, lo que ayuda a que las neuronas que sigan funcionando lo hagan mejor".

Si no quieres perderte ninguna noticia de eldiario.es, síguenos en InstagramTelegram

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha