eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sobre el exceso de opinión y el ombliguismo madrileño

Cada semana responderé a las preguntas de los lectores y socios sobre el funcionamiento de eldiario.es

Puedes mandar tu pregunta, sugerencia o queja a través de este formulario.

72 Comentarios

- PUBLICIDAD -

Miquel Ángel Daniel: Hay dos excesos bajo mi punto de vista en la información nacional. Uno es el exceso de opinión, resulta a veces complicado informarte sin comerte la opinión de alguien ,y el otro es el ombliguismo madrileño en la información. ¿Hay solución?

Comparto tu análisis y en eldiario.es intentamos corregir ambos excesos siempre que los detectamos. En la opinión, todos los redactores de eldiario.es saben que una de mis instrucciones que más repito es que adjetiven lo justo –lo menos posible– y que separen información y opinión de forma clara para que el lector sepa en cada momento qué está leyendo. Es verdad que, con la información política, muchas veces es necesario recurrir a la crónica: un género mestizo donde prima el análisis e interpreta los datos objetivos añadiendo en el camino algo de opinión. A veces se hace bien. A veces no tanto. Sería más fácil explicarme si me señalas –tú u otros lectores– ejemplos más concretos de una información donde creas que nos hayamos pasado de opinión.

Sobre el ombliguismo madrileño, es verdad que es un pecado generalizado en la prensa nacional (que suele ser esa nación que habita dentro de la M-30). En nuestro caso, también nos pasa porque la jerarquía de portada se hace y se decide desde la redacción central, y eso inevitablemente influye mucho en la valoración de las noticias y da a Madrid más peso porque la redacción central está en Madrid y eso, quieras o no, condiciona. Sin embargo, tenemos redacciones y ediciones locales en 12 autonomías, además de Madrid; ahora mismo creo que somos el medio nacional que proporcionalmente cuenta con más equipo más allá de la capital. En total, sumando la redacción central y las ediciones asociadas, en eldiario.es trabaja más gente fuera de Madrid que en Madrid, algo que creo no ocurre en ningún otro medio de nuestro tamaño.

En los próximos meses, queremos que una parte de la portada de eldiario.es esté dedicada a la información autonómica de cada edición –funcionará con una pestaña donde el lector podrá elegir qué edición local quiere y que estará geolocalizada por IP–. Espero que así eldiario.es sea aún más cercano al lector, esté dónde esté en España.

Pepinus: ¿Cómo es posible que, en el momento de escribir este mensaje, la primera plana de este diario se ocupe del indulto que un presidente de los EEUU le otorga a un reo, mientras que no hay ni una sola noticia dedicada al Foro de Davos, donde los poderosos de este mundo deciden nuestro destino? ¿No cree que es necesario observar un orden de prioridades para evitar caer en la frivolidad o en el sensacionalismo?

Entiendo que te refieres a la apertura que dedicamos a la decisión de Obama de conmutar la pena a Chelsea Manning, lo que le permitirá salir de prisión en unos meses. No estoy de acuerdo con tu crítica, y no solo porque sí hayamos informado sobre Davos –te recomiendo este artículo de Belén Carreño–. La noticia sobre Manning no es en ningún caso una “frivolidad” o “sensacionalismo”. Gracias a su filtración y a WikiLeaks, hoy sabemos con certeza que Estados Unidos cometió terribles crímenes de guerra en Irak y Afganistán. También pudimos conocer las torturas sistemáticas en las prisiones iraquíes que toleraba Estados Unidos, o los 250.000 cables diplomáticos que la prensa de todo el mundo utilizó para difundir otros abusos en los que habían participado gobiernos de todo el mundo. En el caso de España, por ejemplo, gracias a esos cables supimos cómo el Gobierno y la justicia española se habían empleado a fondo en tapar el asesinato por parte del ejército estadounidense de un compatriota, el cámara José Couso.

Como explica muy bien Iñigo Sáenz de Ugarte en este artículo, le debemos muchísimo a Chelsea Manning, y el precio que ella ha pagado por dar a conocer esa información ha sido altísimo. Su indulto –aunque fuese parcial– es una noticia relevante y creo que por eso merecía nuestra portada.

Francisco Núñez Márquez: Unos días atrás publicasteis una noticia sobre un posible cambio legislativo en la ley de violencia domestica rusa. La noticia aparece sin ningún tipo de firma y solo ponía que venía desde la agencia EFE. Tanto en esa noticia como en el posterior artículo de la doctora Posada se han generado una serie de opiniones e informaciones que parecen desmentir, al menos parcialmente el contenido de la noticia original. ¿Tenéis forma de demostrar que la información ha sido contrastada antes de haberla publicado? El tema que se trata es tremendamente importante como para dejar cualquier resquicio de sospecha de manipulación o tergiversación de la realidad... podría llegar a parecer que es propaganda contra Rusia y su sistema político.

Le he trasladado tu pregunta a Iñigo Sáenz de Ugarte, subdirector de eldiario.es y nuestro principal especialista de la redacción en información internacional. Copio y pego su respuesta.

“La noticia es cierta. Es un proyecto de ley aprobado en primera lectura por la Duma rusa por 368 votos a favor y uno en contra. Fue promovido por una diputada ultraconservadora que dijo: "En la familia tradicional rusa, la relación padre-hijo se construye sobre la autoridad de los padres. Las leyes deberían apoyar la tradición familiar". Los partidarios de la ley creen que es excesivo que una agresión de un progenitor a un hijo se considere delito la primera vez que ocurre. En esa primera ocasión, quieren que se castigue con una multa. Los que se oponen, sobre todo grupos que defienden los derechos de las mujeres, creen que las víctimas de la violencia familiar serán ahora más vulnerables: "Estos diputados creen que es mejor multar a los tiranos domésticos que imponerles una responsabilidad penal". La ley tiene que pasar por dos votaciones más en la Duma, donde pueden introducirse enmiendas, antes de pasar a la Cámara Alta. Para su promulgación, se requiere la firma del presidente."

Enrique Fernández. En las respuestas a algunos mensajes se ve que estáis contra la práctica del clickbait, pero una de las páginas con las que estáis asociadas lo usa con mucha frecuencia, ¿forma parte Vertele de Eldiario.es? ¿Cómo se justifica esto?

Como anunciamos hace algunos meses, desde el 1 de enero hemos incorporado Vertele a la oferta informativa de eldiario.es por varios motivos: para llegar a través de ellos a otro tipo de lectores, para aumentar nuestra información sobre televisión y series, y también para reforzar nuestra capacidad comercial –la publicidad en Internet exige cada día más volumen–.  Vertele mantiene su propia cabecera, una redacción independiente, su propio director –Martín Gálvez– y su propio enfoque editorial, aunque compartimos con ellos un único equipo comercial y ahora también están en nuestra oficina. Cada día, entre todas sus informaciones, seleccionamos en la portada de eldiario.es aquellos temas de Vertele que creemos interesan más a nuestra comunidad de lectores (ellos hacen lo mismo en su portada con algunas noticias de eldiario.es). Vertele es un medio que está a caballo entre el entretenimiento y la información; por eso somos muy cuidadosos al elegir cuáles de sus artículos llevamos a la portada de eldiario.es y cuáles no.

Sin embargo, no creo que el problema del ‘clickbait’ –entendido como el uso de titulares sensacionalistas para cazar tráfico aun a costa de la verdad– sea algo de lo que abuse Vertele, o los medios que tratan temas de entretenimiento o televisión. Lamentablemente nos puede pasar a todos, también a eldiario.es. Cuando escribimos un titular, buscamos que sea atractivo y que la información se lea; por supuesto, lo hacemos intentando no caer en el sensacionalismo y menos aún mentir. Pero en esa tensión por el titular atractivo es fácil cometer errores que se perciban por el lector como sensacionalismo, aunque nuestra no intención no sea esa.

Miguel de Unamuno Adarraga: Leo el comentario sobre las películas no premiadas con los Goya y noto que falta “La isla del viento". Me indigna. Aparte de la estupenda interpretación de José Luis Gómez, aparte del excelente y prometedor debut de Manuel Menchón, está el tema mismo. Es la primera vez, si no me equivoco, que se presenta al público la estremecedora intervención de Unamuno (mi abuelo) contra el fascismo, en el mismísimo sancta sanctorum de éste en aquel momento. ¿Por qué? Torpeza, supongo. Y me gustaría que me lo aclaréis. Soy socio de eldiario.es desde el principio y nunca me he arrepentido. No quisiera tener que hacerlo nunca. Espero muy esperanzado vuestra respuesta.

He trasladado tu pregunta a la redactora jefa de Cultura, Vanesa Rodríguez, que es quien estuvo supervisando ese artículo. Me contesta lo siguiente. Espero que te sirva su respuesta.

“Este año se presentaron un total de 155 películas a las nominaciones de los Goya y lamentablemente muchas de ellas se quedaron fuera de las nominaciones. El artículo no deja de ser una selección de algunas de las que no obtuvieron nominación, que fueron más de un centenar. En nuestro caso la selección parte de una base, y es que creemos que se pueden valorar las películas que se han visto. Reconocemos con toda la humildad del mundo que nos es materialmente imposible ver todas las grandes películas que se estrenan cada año, o conocer todas las candidatas. No excluimos 'La Isla del Viento' del artículo porque no la creyéramos digna de mención o porque no la consideremos merecedora de ser nominada, sino simplemente porque en ese momento no habíamos tenido la oportunidad de verla, no hubiera sido correcto valorarla. Vista ahora, el redactor que elaboró el artículo la califica como "una de las óperas primas más imponentes del año". Como amantes de la cultura y la libertad, nos alegramos de que haya trabajos como el de Manuel Menchón que lleven a la gran pantalla la gran figura de Miguel de Unamuno. Esperamos que sea el primero de muchos y que nosotros lo podamos contar.”

Raúl Gallo Calvo: Creo que una buena solución para evitar tensiones y malos rollos en los comentarios de los socios, usuarios y lectores en general, puede ser el eliminar las votaciones en negativo de los comentarios y solo poder votar en positivo si te gusta ese comentario. Si no te gusta no le votas y se acabó.

Es una de las soluciones que estamos barajando, pero aún no lo tenemos claro. Sin duda, el algoritmo de votos cambiará –incluso nos hemos planteado la posibilidad de eliminar del todo los votos–, pero todavía no sabemos qué método utilizaremos.

Jesus Cruz Cañadas. Menudo cambio de apariencia y estructura habéis dado a la información. ¡Enhorabuena!

Gracias, Jesús. Entiendo que te refieres a los cambios que hemos hecho en la portada. Muchos lectores se quejaban de que la anterior estructura era caótica y hacía difícil encontrar algunos temas. Tenemos pendientes más cambios –el siguiente será en la cabecera–. Siempre es agradable escuchar los elogios, pero nos ayudaría más que nos mandéis vuestras críticas: lo que no os gusta de la actual estructura de la web o de los cambios que estamos haciendo.

El próximo domingo vuelvo por aquí. Espero vuestras preguntas, sugerencias y quejas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha