eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Fiscalía investiga el derivado de lejía que el curandero Pamiés publicitaba para tratar el autismo

La decisión del Ministerio Público tiene su raíz en la denuncia que Sanidad presentó sobre este compuesto por un posible delito contra la salud pública

Nueva multa contra el curandero Josep Pàmies: 600.000 euros por difundir un falso remedio contra el autismo

110 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Josep Pàmies, en una foto de la web Dolça Revolució

Josep Pàmies, en una foto de la web Dolça Revolució

La Fiscalía General del Estado ha iniciado una investigación sobre los gurús y pseudocientíficos que difunden la idea de que el compuesto MMS (Suplemento Mineral Milagroso) –en realidad es clorito de sodio, un derivado de la lejía– supone una cura para el autismo, según ha adelantado  'El Periódico de Catalunya'.

La decisión del Ministerio Público tiene su origen en  la denuncia que Sanidad presentó sobre este compuesto a mediados de octubre. En concreto, el departamento que dirige María Luisa Carcedo apuntaba a la venta y publicidad del producto, apuntando a un posible delito contra la salud pública.

La denuncia apuntaba a la venta del MMS a través de varias webs. Estas páginas, según fuentes citadas por el diario catalán, estarían bajo la lupa de la Fiscalía, donde se destaca que es un caso "especialmente complejo".

Pese a que el uso del MMS como medicamento lleva ocho años prohibido, algunos curanderos han defendido su eficacia para superar esta y otras enfermedades, como la malaria o el ébola pese a que carece de cualquier base científica. Entre ellos, destaca el nombre del leridano Josep Pàmies, que hace apenas tres semanas fue multado por el Departamento de Salud de la Generalitat de Catalunya con 600.000 euros.

La causa de la multa también estaba en el derivado de lejía mencionado: organizó unas jornadas sobre supuestas curas del autismo en las que se difundía el MMS como "remedio". No era la primera vez que la Administración catalana sancionaba a Pàmies en los últimos meses.

La primera, de 90.000 euros –que Pàmies anunció que recurrirá– también está relacionada con el mismo pseudomedicamento. Mientras que la segunda alcanza los 30.000 euros –ya pagada– corresponde a la promoción del uso de ciertas plantas como cura del cáncer.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha