eldiario.es

9

Italia muestra a la ONU y a la Unión Europea sus esfuerzos en el Mediterráneo

Renzi celebra que Italia ya no está sola ante el problema de la inmigración

Renzi celebra que Italia ya no está sola ante el problema de la inmigración

El primer ministro de Italia, Matteo Renzi, mostró hoy los esfuerzos de su país para afrontar la situación migratoria en el Mediterráneo, desde una embarcación en el Canal de Sicilia (sur), al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

Italia ha convertido en su principal reivindicación lograr una mayor implicación de la comunidad internacional para frenar el flujo de inmigrantes indocumentados desde el norte de África, que la semana pasada causó un naufragio en el que se estima murieron más de 800 personas ahogadas.

Renzi ya había explicado que su intención era "hacerles ver físicamente lo que Italia está haciendo" para combatir este fenómeno.

"Los medios italianos, junto a los de Tritón y a los mercantes privados, están afrontando esta emergencia que parte de la Libia y que ya ha supuesto el desembarco de más de 25.00 personas en lo que va de año", declaró.

Por ello, los tres dirigentes se desplazaron esta tarde en un pequeño avión hasta la nave San Giusto de la Marina italiana y, tras una visita a sus instalaciones, Renzi declaró que "su estrategia" será hacerse escuchar en los foros internacionales.

Calificó de "significativa" la presencia de Ban Ki-moon y de Mogherini, su antigua ministra de Exteriores, ante quienes destacó que su país ya no está solo ante esta dramática situación.

"Antes Italia estaba sola afrontando este tema, pero ahora toda la comunidad internacional es consciente de que se trata de un problema global y no de una cuestión que afecta solo a un país", dijo el jefe del Gobierno italiano.

Asimismo aseguró ante los periodistas que cuenta con el apoyo de la ONU para lo que consideró "la absoluta prioridad": detener a los traficantes de seres humanos y desbaratar la red que se enriquece con las vidas de las personas.

"Detener a los traficantes de seres humanos para evitar una catástrofe humanitaria es una absoluta prioridad para la que contamos con el apoyo de Naciones Unidas", indicó.

Por su parte, el secretario general de las Naciones Unidas reafirmó su postura de que "las autoridades deberán centrarse en el salvamento" de los inmigrantes y alertó de que la situación que se da en el Mediterráneo supone "la peor crisis humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial".

"Recientemente, debido a la inestabilidad política, en algunas partes de África, especialmente en el Norte, este mar (Mediterráneo) se ha convertido lamentablemente en un mar de lágrimas, un mar de miseria. Creo que puede ser la peor crisis humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial", refirió.

En su discurso en la nave, difundido a los medios, Ban Ki-moon dijo que la ONU está "dispuesta" a trabajar con Italia y señaló que "en primer lugar urge detener y prevenir la trata de personas".

"Es algo criminal (...) Tenemos que abordar esta situación partiendo de las causas fundamentales '¿Por qué están arriesgando sus vidas?", se cuestionó.

El secretario general de Naciones Unidas señaló que la visita al buque ha sido una "gran experiencia" y se comprometió a "elevar" su voz para reclamar "responsabilidades colectivas y compartidas" en nombre de la humanidad.

El diplomático surcoreano, que ha manifestado en varias ocasiones su oposición a una intervención militar en Libia para cortar la llegada de indocumentados, abogó hoy por una solución "política" a la situación en este país norteafricano, con dos gobiernos enfrentados.

"También tenemos que encontrar una solución política en Libia y en pro de la inestabilidad política en el norte de África", defendió.

Tras el naufragio de Lampedusa de octubre de 2013, en el que murieron más de 360 inmigrantes, mayoritariamente somalís y eritreos, Italia decidió afrontar esta emergencia con el programa Mare Nostrum.

Un protocolo muy criticado en el país por su elevado coste -9,3 millones de euros mensuales- y que ha sido sustituido por el programa europeo Tritón, mucho más reducido en cuando a su presupuesto.

El pasado jueves los líderes de la UE se comprometieron a triplicar los fondos y aumentar los medios de las operaciones de vigilancia marítima Tritón y Poseidón este año y en 2016 para evitar que se repitan las tragedias de inmigrantes sucedidas en los últimos días.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha