eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

MSF ha rescatado a 11.450 inmigrantes en el Mediterráneo desde mayo

MSF ha rescatado a 11.450 inmigrantes en el Mediterráneo desde mayo

MSF ha rescatado a 11.450 inmigrantes en el Mediterráneo desde mayo

Médicos sin Fronteras (MSF) ha rescatado entre mayo y mediados de agosto a 11.450 inmigrantes en el Mediterráneo, señala en una entrevista con Efe el presidente de la organización en España, José Antonio Bastos, con motivo del Día Mundial de la Asistencia Humanitaria.

Este es el balance de las operaciones de salvamento en las que han intervenido hasta ahora los tres barcos fletados este año por Médicos sin Fronteras, "Dignity I", "Bourbon Argos" y "MY Phoenix", este último operado conjuntamente con otra entidad sin ánimo de lucro, Migrant Offshore Aid Station (MOAS).

Bastos se encuentra a bordo del "Dignity I", a treinta millas de la costa de Libia, participando como médico en esta misión cuyo principal objetivo es contribuir a "salvar vidas" de personas que tratan de llegar a Europa, así como a "poner presión" a las autoridades europeas para que aceleren la solución a los problemas que han llevado a esta situación.

"Las cifras no permiten explicar las miradas y las expresiones de la gente cuando nos acercamos y les rescatamos, en particular cuando han cruzado el Mediterráneo con una barca o un bote hinchable y llevan perdidos varios días", asegura.

Médicos sin Fronteras decidió el pasado mayo desplegar este dispositivo humanitario al comprobar que "la huida de la violencia, de la miseria y de las guerras de África y de Oriente Medio, a través del Mediterráneo, se estaba convirtiendo en una trampa mortal", explica Bastos.

Entre enero y abril de 2014, perdieron la vida en el Mediterráneo alrededor de 200 personas, mientras que en el mismo periodo de 2015 la cifra se ha elevado a 1.800.

Para el presidente de MSF, el proceso "inhumano y complicado" de la inmigración se transformó en "una crisis humanitaria", por la gravedad de la situación, por el número de personas que cruzan el mar y por la cancelación de la operación Mare Nostrum, que puso en marcha el Gobierno italiano.

La mayor parte de las personas rescatadas huye de la violencia de sus países de origen, como Eritrea y Somalia, mientras que otras, provenientes de Nigeria, Gambia y otros países del oeste de África quieren dejar atrás la miseria.

Entre otros problemas de salud, presentan rasgos variables de deshidratación, un alto riesgo de sufrir un golpe de calor, quemaduras solares, deficiencias nutricionales, falta de higiene e infecciones de la piel.

"La gente piensa que los inmigrantes son jóvenes varones sanos que quieren ganarse la vida en otro país donde se puede vivir mejor, pero, ahora, hay un mayor número de familias, con una alta proporción de mujeres y niños, que huyen de situaciones terribles", detalla.

Bastos sitúa a las mujeres embarazadas entre los colectivos más vulnerables y destaca la presencia de un grupo pequeño de personas con marcas de tortura que ha sufrido violencia física y psicológica.

Con unas políticas de inmigración que tienden a rechazar y restringir la entrada de extranjeros y con una situación de partida que genera suficientes desigualdades y miseria como para que la gente quiera huir de sus países de origen, los recursos materiales y humanos que la Unión Europea destina para paliar la situación de emergencia humanitaria en el Mediterráneo son "insuficientes", opina.

Recuerda que la operación Mare Nostrum supuso "un esfuerzo enorme y adecuado" por parte del Gobierno italiano y lamenta el cambio a una dotación menor con unos objetivos enfocados a controlar la entrada de inmigrantes a Europa en lugar de rescatar vidas humanas.

Para evitar más muertes, reclama de forma inmediata una mejora del dispositivo de rescate en el Mediterráneo, así como la puesta en marcha de canales seguros y legales para los solicitantes de asilo y refugio.

Confiesa que le avergüenzan las "peleas" y el "regateo" de los países miembros de la Unión Europea en torno al número de inmigrantes que va a acoger cada Estado.

Los líderes de los países europeos tienen la llave para acabar con este problema, resalta Bastos, quien apela al compromiso y la solidaridad de Europa para acoger "generosamente" a decenas de miles de refugiados, solicitantes de asilo y emigrantes de todo el mundo.

Según la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), el 65 % de los inmigrantes que llegan a las costas de Grecia e Italia procede de países en guerra y debería obtener asilo o refugio.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha