eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La "Madrugá" sevillana se reordena para evitar los atascos de nazarenos

- PUBLICIDAD -
La "Madrugá" sevillana se reordena para evitar los atascos de nazarenos

La "Madrugá" sevillana se reordena para evitar los atascos de nazarenos

Más de 10.000 nazarenos acompañan en la "Madrugá" sevillana a las seis hermandades que salen en procesión, lo que se ha convertido en los últimos años en un problema de "tráfico", con atascos incluidos, que este año se quiere solucionar desde mucho antes de la Semana Santa.

Son iniciativas que intentan controlar el tránsito cofrade, evitando parones en la mayor manifestación religiosa de una ciudad que incluso ha acuñado el término "Madrugá" para definir su solsticio cofrade, la noche más larga del año, aquella que empieza en los albores del Viernes Santo y termina cuando la Esperanza de Triana se despide de su gente en la capilla de los Marineros.

Podría parecer que es tan sencillo como esperar un poco, aligerar la marcha o ver venir a una cofradía para ir más o menos deprisa, pero todo en esa noche está sujeto a unos férreos horarios, y cuando Sevilla saca sus pasos a la calle nada, aunque parezca lo contrario, se deja a la improvisación.

Por eso, tras los problemas suscitados en 2015, el vicepresidente del Consejo de Hermandades y Cofradías de Sevilla, Manuel Nieto, que también es delegado de la "Madrugá", se puso a trabajar, y las ideas que tuvo las plasmó en el 'Plan Nieto', que, según señala, "no es una imposición, sino una serie de ideas para poder salvar esta situación".

"Ha llegado un momento en el que el volumen de nazarenos es tal que se producía un atasco, porque todas las cofradías se dirigen a la Campana para iniciar la carrera oficial", explica Nieto a Efe.

Para que fuera de Sevilla se entienda, la carrera oficial es el único recorrido común para todas las hermandades, que abarca desde la Plaza de la Campana hasta la Catedral.

Nieto recuerda que hay puntos conflictivos, como la confluencia en San Pablo de las hermandades del Gran Poder, Esperanza de Triana y Calvario, además de que a esa misma hora, el Silencio se topa en su regreso con la Macarena, que entra en la carrera oficial, y todo ello con 3.000 nazarenos que acompañan a esta última, 2.000 a la Esperanza de Triana u otros tantos al Gran Poder.

Pero, ¿puede alterarse el orden de las hermandades y que las que menos nazarenos tienen salgan antes, y así solucionar parte del problema? La respuesta es clara: no. La "Madrugá" sevillana no solo tiene un orden en sus calles, sino también un escalafón, que marca que la hermandad más antigua es la primera en entrar en carrera oficial y la más nueva, Los Gitanos, de 1753, cierra el recorrido.

Por ello, respetando el orden existente, las hermandades han hecho una serie de ajustes en sus recorridos para desbloquear la situación, como que Los Gitanos retrase media hora su salida, "lo que le viene muy bien a todo el cortejo", señala Nieto, o que Calvario adelante su salida y se comprima en la calle O'Donnell, para dejar paso a la Esperanza, y ésta, a su vez, al Gran Poder.

Una de las corporaciones que ha cedido es el Calvario, como indica a Efe su hermano mayor, Alejandro Alvarado, cuya cesión podría parecer insignificante, pero los diez minutos de adelanto de su salida "propiciarán que la Esperanza de Triana entre sin problemas en carrera oficial, y despejar, a su vez, el cruce de la calle Zaragoza".

Para entenderlo bien, basta con mirar en Google Maps una foto del centro de Sevilla, y todas las calles que se citan están en un paseo a pie de poco más de 15 o 20 minutos, con lo que llegar a un acuerdo en este asunto se antojaba indispensable.

Alvarado admite que "entender lo que ha pasado para alguien de fuera es difícil, pero es una jornada con muchísimos nazarenos en la calle", además de que El Calvario, concretamente, procesiona con sus nazarenos siempre mirando hacia adelante, "y quedarnos parados en mitad de la calle, controlando con la vista si viene otra hermandad o qué pasa a nuestro alrededor, es algo que no entra en nuestra forma de hacer estación de penitencia".

Así ha sido desde que se tienen noticias de la fundación de esta hermandad en el siglo XVI, y desde que se reorganizó en el XIX.

Su cesión, como la del resto de hermandades sevillanas, ha hecho que, en teoría, se solucionen unos atascos que deslucían la gran fiesta cofrade del sur de España, aunque para ver si funciona lo que ahora se ha acordado habrá que esperar que salga a la calle la primera Cruz de Guía en la noche del 25 de marzo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha