eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

El Papa da por amortizado a Rouco Varela en su discurso sobre la renovación de la iglesia española

Rouco Varela ha insistido en su encuentro con Francisco en defender la "herencia católica" de España y trabajar en "preocupaciones acuciantes" como la situación del matrimonio y la familia

El Papa, en cambio, ha abogado por "respetar con humildad" a cada persona y ha recordado a los obispos que "la fe no es una mera herencia cultural".

El papa Francisco responde una carta a un trabajador petrolero preso en Argentina

El papa Francisco ha recibido en audiencia a 83 obispos españoles.

El Papa da por concluida la labor de Antonio María Rouco Varela al frente de la Iglesia española. Y el presidente de la Conferencia Episcopal, consciente de que está 'de salida', ha defendido frente a Francisco su visión conservadora. Al menos esa es la sensación que se desprende de los discursos pronunciados por ambos este mediodía en una audiencia de la visita Ad Limina, que ha llevado a 83 obispos españoles al Vaticano. 

La noche y el día. Mientras Rouco hablaba en su discurso de "concepción secularista y materialista" en la sociedad española, de "preocupaciones acuciantes" en el campo del matrimonio, la familia y la defensa de la vida, de la "herencia católica" de España, Francisco abogaba en sus palabras por la "ternura y la misericordia", el "respetar con humildad" a cada persona y les recordaba que "la fe no es una mera herencia cultural".

Bergoglio dejó claras las directrices que habrán de seguir los obispos españoles en el futuro. Contra el excesivo poder acumulado por los jerarcas católicos en los últimos años, el Papa recordó a los obispos que "también la grey que le ha sido encomendada tiene olfato para las cosas de Dios". Que se acabó el ordeno y mando y que los prelados tomen las iglesias como coto privado y particular.

Claves de futuro

Las claves, pocas y muy claras: "Ternura y misericordia, y buscar lo que verdaderamente une y sirve a la mutua edificación". Con los sacerdotes, pero también con "las personas consagradas, por su rica experiencia espiritual y su entrega misionera y apostólica en numerosos campos. Y los laicos, que desde las más variadas condiciones de vida y respectivas competencias llevan adelante el testimonio y la misión de la Iglesia". Los grandes olvidados de los últimos años de la Iglesia española, cobrando protagonismo una vez más en las palabras del Santo Padre.

Frente a la tentación de poder, un llamamiento a "la colaboración franca y fraterna", y al "anuncio valiente y veraz del evangelio" y de convencer "con el ejemplo, la educación y la cercanía", para que "nadie se quede excluido" y para "llegar al corazón de todos".

"El Papa nos ha marcado las claves de presente y de futuro", señalaba un obispo a la salida del encuentro. Nadie quería dar nombres, y mucho menos personalizar en la figura del cardenal de Madrid, pero el que más y el que menos daba por finalizada la etapa de Rouco en la Conferencia Episcopal.

El próximo 12 de marzo, un día antes de que se cumpla el primer aniversario de la elección de Jorge Mario Bergoglio como Obispo de Roma, los prelados españoles elegirán sus cargos directivos para el próximo trienio, ya sin el peso –tremendo- del cardenal de Madrid entre los muros de la calle Añastro (sede de la Conferencia Episcopal). El arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, y los prelados castrense (Juan del Río) y Valencia (Carlos Osoro), se presentan como los principales candidatos.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha