eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Somalia evitó la hambruna, pero la sequía diezmó su principal medio de vida

- PUBLICIDAD -
Somalia evitó la hambruna, pero la sequía diezmó su principal medio de vida

Somalia evitó la hambruna, pero la sequía diezmó su principal medio de vida

Somalia evitó una nueva hambruna gracias a los esfuerzos nacionales e internacionales, pero la gran sequía sufrida este año diezmó gravemente su ganadería, el principal medio de subsistencia del país, y sus consecuencias se seguirán notando durante el próximo año.

Así lo explica en una entrevista con Efe el jefe de la delegación en Somalia del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Jordi Raich, quien ha permanecido tres años en el puesto.

"La hambruna se ha evitado. En parte porque hubo una gran movilización internacional para evitar las catastróficas cifras de muerte por inanición de 2011, y en parte porque al final las lluvias llegaron. Y eso, obviamente, es una buena noticia", asegura.

"El problema es que los somalís son un pueblo de pastores, de ganaderos seminómadas, y muchos de ellos han perdido el mayor sustento que tienen, que es el ganado, las cabras eminentemente, que les dan carne, leche y dinero al contado", agrega.

Según explica, muchos de los somalís que han llegado en los últimos tiempos a las ciudades lo hicieron tras perder la gran mayoría de sus cabras.

"El somalí medio no tiene una casa a la que volver, ni una tierra, tiene su ganado y si no lo tiene, no tiene como reiniciar su vida, más allá de la gran capacidad de resistencia que tienen", cuenta.

El activista admite que es mucho más fácil ayudar a poblaciones que cosechan la tierra porque les pueden dar sacos de semillas con lo que cultivar y cosechar, y obtener así un sustento para alimentarse y comerciar.

"Con el ganado es muy difícil, por la escasez, por el precio y por las dificultades que conlleva", señala.

Es por ello que el CICR opta por darles dinero en efectivo para que poco a poco puedan volver a sustentarse, aunque "el proceso es mucho más lento que plantar, cultivar y vender".

Respecto a 2018, Raich recordó que cada año Somalia se enfrenta a la sequía, la diferencia es saber si ésta será muy aguda y provocará inanición.

Además, el país africano sufre anualmente inundaciones, epidemias de cólera y de sarampión, y desplazamientos masivos por culpa de la violencia.

Actualmente, en el país hay más de un millón de personas desplazadas internas por el conflicto, que ya dura 25 años, o por desastres naturales.

Del conflicto interno, del debate político, y de la presencia de Al Shabab, Raich no quiso hablar en aras a mantener la neutralidad de la entidad par la cual trabaja, pero asumió el precio que el país paga por la violencia.

"Hay muchas zonas del país donde directamente no podemos entrar. No se puede acceder. Otras en que sí lo hacemos pero de forma muy reducida", se limitó a decir.

A pesar de ello, la Cruz Roja tiene diez oficinas en la nación africana con personal local que ha logrado este año poder implementar el 98% de los proyectos que programaron, gracias a que, por primera vez en un lustro, obtuvieron el 100% de los 81,6 millones de dólares que solicitaron.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha