Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Albania restringe a una hora la salida de casa a un solo miembro por familia

Plaza céntrica "Skënderbej" de Tirana casi vacía, este miércoles.

EFE

0

La última decisión del primer ministro albanés, Edi Rama, que solo permite a un miembro de la familia salir como mucho una hora al día para hacer la compra y con autorización previa ha provocado el descontento de la gente que la considera una medida exagerada.

De momento, el pequeño país balcánico de 2,8 millones de habitantes ha registrado 15 muertes por coronavirus y 243 infectados, 75 de los cuales están hospitalizados.

Tras fallar los dos primeros días de la semana el portal online e-Albania por no soportar el alto número de demandas para salir, Rama anunció que desde este miércoles esta aplicación funciona "totalmente" y recalcó que "no se perdonará a los infractores".

Los permisos llegan a los solicitantes por correo electrónico o mensajes en el móvil, y la franja de salida permitida es tan solo de las cinco de la mañana a la una del mediodía.

De esta regla están excluidos 655.000 mayores, los más vulnerables, que deben permanecer en "arresto domiciliario", 80.000 de los cuales viven solos y dependen de la ayuda estatal.

La policía ha tenido que dispersar en varias ocasiones a grupos de pensionistas que jugaban al dominó en los parques de Tirana y aseguraban estar inmunizados contra el coronavirus porque beben raki (aguardiente) y comen ajo y cebolla.

Rama ha salido personalmente a la calle, aunque sin mascarilla ni guantes, para intentar convencer a los ancianos de que se queden en casa.

Las relaciones estrechas con Italia, el país más golpeado por el COVID-19, donde viven más de 440.000 albaneses, el maltrecho sistema sanitario y la falta de concienciación han obligado al Gobierno albanés a tomar medidas radicales.

Albania fue el primer país europeo en cerrar escuelas y suspender el transporte público, nada más darse el primer contagio el pasado 9 de marzo.

Desde el pasado 13 de marzo rige además un toque de queda, con una franja horaria que ha ido cambiando y que ahora es entre la una del mediodía y las cinco de la mañana y durante todo el fin de semana.

Además están cerrados bares y restaurantes, centros comerciales, museos y han quedado suspendidas todas las actividades culturales y deportivas.

Las multas por no cumplir el confinamiento oscilan entre 80 y 5.000 euros, y a los conductores que circulan sin la citada autorización se les retira la licencia por tres años.

"Si continuamos así, lo superaremos sin centenares de miles de víctimas y recuperaremos la vida normal más rápido que los demás", declaró Rama.

"Es el momento de reforzar la defensa. Es la primera guerra que se gana no atacando, sino defendiéndonos en casa", recalcó.

La situación es especialmente precaria para las 10.000 personas que desde el devastador terremoto del pasado noviembre, que dejó 51 muertos y destruyó miles de casas, viven en carpas y contenedores.

"No hacen falta tantas medidas del Gobierno. La gente no sale porque tiene miedo. Yo he salido porque tengo que ir a trabajar", sostiene Skender Mezini, un guardia privado, en declaraciones a Efe.

A muchos albaneses las medidas que aplica ahora el Gobierno les evoca los duros tiempos de la dictadura comunista, cuando las calles estaban vacías porque no había coches privados, y la fuga del país era un grave crimen que costó la vida a muchos ciudadanos.

"Al menos en mis tiempos les prohibía solo la salida fuera del país". Esta frase que circula en las redes sociales junto a una foto del dictador estalinista, Enver Hoxha, es uno de los ejemplos con los que los albaneses intentan ironizar sobre las drásticas limitaciones de movimiento impuestas por el Gobierno actual.

Otros han sustituido el permiso de e-Albania por uno utilizado durante la dictadura por los mandos militares para sus subalternos, donde se precisaba el nombre del soldado, la hora y el día de la salida del cuartel.

Pero Rama al menos es adorado en Italia, tras haber enviado a 30 médicos y enfermeros a los hospitales de Brescia, en la región de Lombardia, la más golpeada por la pandemia en Europa.

Abandonados por la rica Europa, los italianos, desde los más humildes hasta los políticos nacionalistas como el líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, han aplaudido esta muestra de solidaridad de la pobre Albania.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats