eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La asociación de víctimas de abusos pide un cambio legislativo y más prevención

- PUBLICIDAD -
Los Maristas dicen que colaborarán con la justicia para aclarar los abusos

Los Maristas dicen que colaborarán con la justicia para aclarar los abusos

La presidenta de la asociación El Mundo de los ASI (Abusos Sexuales Infantiles), Alexandra Membrive, ha pedido hoy un cambio en la legislación para que los delitos de abusos sexuales no prescriban, así como nuevos protocolos de prevención y detección precoz y obligatoria en las escuelas.

En declaraciones a Efe, Membrive, que sufrió abusos sexuales cuando tenía 7 años, ha explicado que el del profesor de educación física del colegio de los Maristes de Sants-Les Corts no es el único caso, que hay más abusos en las escuelas, y ha recordado que ya en 2011 los Maristes de Badalona (Barcelona) apartaron a un sacerdote que fue acusado de abusos hacía años.

A raíz de aquellos abusos denunciados en Badalona, se creó un bloc que dio origen después a la asociación el Mundo de los ASI en 2013, una ONG que desde Barcelona "lucha por erradicar el abuso sexual en la infancia y escuchar a los supervivientes para sanar sus heridas".

Membrive cree que "tendrían que juzgar a todos los que han escondido" los abusos cometidos por el profesor de gimnasia de los Maristes de Les Corts Joaquín B., que ha confesado algunos de los delitos que cometió hace años.

"Estos delitos no tendrían que prescribir porque los supervivientes recuerdan cuando ya es demasiado tarde, cuando el delito puede haber prescrito, por eso todos los que lo sabían y lo escondieron tendrían que ser denunciados", ha dicho Membrive, quien también ha afeado a la justicia que no persiguiera el delito cuanto tuvo conocimiento, "que es su obligación"

"Saldrán más casos. Estamos hablando de un 'Spotlight' (la película en el que unos periodistas destapan casos de abusos de sacerdotes católicos en Boston)", ha augurado Membrive sobre el caso de los Maristes de Les Corts.

"Ya era hora que saliera. Estamos en un país muy religioso en el que ha habido mucha represión sexual y en el que se acostumbraba a callar y silenciar los casos de niños que eran sometidos a abusos. Donde hay más represión sexual es donde hay más abusos", ha comentado.

Según Membrive, el caso de los abusos en el seno familiar es aún más habitual que en la escuela: "es un mundo muy complicado, los niños están indefensos, la inocencia es sagrada. Si la sociedad no sabe defender a sus menores es que está enferma".

La presidenta de la asociación ha recordado que en el primer mundo uno de cada cinco menores ha sufrido abusos, "así que tenemos una población enferma" por lo que sufrió en su infancia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha