Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Budapest no descarta revisar la polémica ley laboral que desató protestas

Budapest no descarta revisar la polémica ley laboral que desató protestas

EFE

Budapest —

El Gobierno húngaro del primer ministro, el nacionalista conservador Viktor Orbán, admitió hoy que podría revisar la polémica ley laboral recientemente aprobada que desató una inusitada ola de protestas ciudadanas.

"Si esto no funciona bien el Gobierno considerará la modificación de la ley, tal como sucedió con otras leyes económicas", dijo hoy Balázs Hidvéghi, director de comunicaciones del gobernante partido Fidesz, a la televisión privada ATV.

El político se refirió así a la ley adoptada la semana pasada en el Parlamento con los votos de la mayoría del Fidesz, que, criticada por la oposición, desató una serie de protestas multitudinarias en las calles de Budapest y otras ciudades, en parte violentas.

La nueva disposición aumenta de 250 a 400 el número de horas extra anuales, con lo que ciertos empleados pueden verse obligados trabajar seis días por semana.

Además, otorga al empresario la posibilidad de posponer hasta en 36 meses el pago de ese trabajo adicional.

En una inusitada unidad, todos los partidos de la oposición no solo se adhirieron a las protestas callejeras, sino que se sumaron a los organizadores de las mismas.

Hidvéghi arremetió hoy contra ellos al afirmar que su objetivo es "conseguir el poder rompiendo el marco democrático".

El Gobierno de Orbán, en el poder desde 2010, criticado desde dentro y fuera del país por toda una serie de medidas que limitan la libertad y los derechos fundamentales en Hungría, rara vez, y solo bajo una fuerte presión externa, ha accedido a dar marcha atrás con sus polémicas legislaciones.

Centenares de húngaros volvieron a salir anoche a las calles de varias ciudades, prosiguiendo las protestas de los últimos días aunque con una participación más moderada.

Así, por ejemplo, la exigencia "Fuera Orbán" resonó una vez más, en la ciudad de Eger, en el este del país, entre los gritos de los manifestantes que colocaron cadenas delante de la sede del Fidesz, un acto simbólico en protesta contra la llamada "ley de esclavitud", informa hoy el portal "444.hu".

Para la noche de mañana, viernes, se ha convocado en Budapest una nueva marcha de protesta, que se centrará en pedir al presidente de la República, János Áder, que no firme la polémica ley e impida así su entrada en vigor.

Etiquetas
Publicado el
20 de diciembre de 2018 - 11:59 h

Descubre nuestras apps

stats