Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

La corrupción, un obstáculo más para los pobres de Bangladesh

Un hombre lee la prensa en una calle de Dhaka. Los sobornos o la extorsión controlan cada rincón de Bangladesh, lo que obliga a vendedores callejeros como Mohammad Shipon a abandonar los mercados más concurridos de Dacca para intentar pasar desapercibidos en barrios apartados, donde las cuotas a pagar a políticos, la policía o sindicatos disminuyen..

EFE

Los sobornos o la extorsión controlan cada rincón de Bangladesh, lo que obliga a vendedores callejeros como Mohammad Shipon a abandonar los mercados más concurridos de Dacca para intentar pasar desapercibidos en barrios apartados, donde las cuotas a pagar a políticos, la policía o sindicatos disminuyen.

"Tenía que pagar hasta 250 takas (unos 3 dólares) todos los días a un grupo político, a funcionarios y a líderes de asociaciones comerciales. Era casi la mitad de las ganancias diarias y luchaba por sobrevivir con el dinero que quedaba", contó a Efe Shipon.

Así se trasladó con sus cajas de frutas desde el transitado mercado capitalino de Karwan, a una calle apartada situada frente a un hotel de cinco estrellas y la sede de un canal de televisión, donde las ganancias son menores, pero también los sobornos.

Ahora el humilde comerciante paga a unos políticos de la zona 120 takas (1,5 dólares) diarios.

"Vienen todas las tardes y recogen el dinero", dijo el vendedor, de 30 años, que aclaró que aunque no tiene que "sobornar a la Policía directamente (...) los que recogen el dinero dicen que le dan una parte" a los agentes.

Los ingresos de Shipon, que vive con su esposa en una barriada de la capital bangladesí, rondan los 12.000 takas (140 dólares) al mes, pero, según sus cuentas, esto podría ser mucho más si no tuviera que compartir sus ganancias.

"Como tengo que pagar cuota, es obvio que tengo que cobrar más a mi cliente. Pero es un mercado competitivo y cada vez que la gente ve que estoy pidiendo un precio más alto, se van. Así que mis ventas diarias se limitan a alrededor de 3.000 takas (35 dólares)", explicó.

La historia se repite entre los miles de pequeños comerciantes víctimas de una corrupción que es menos visible que los grandes escándalos políticos, pero que afecta profundamente a sus vidas.

Según el estudio de Transparencia Internacional (TI) sobre corrupción en los sectores de servicios, Encuesta Nacional de Hogares 2017, el 66,5 % de los hogares encuestados fueron víctimas de corrupción y en el 89 % de las viviendas debían pagar dádivas para mantener los servicios básicos.

"El efecto de la corrupción menor en las personas es directo, especialmente en los pobres (...) Hemos visto que la carga de corrupción en grupos de bajos ingresos es varias veces mayor que en grupo de ingresos altos", dijo a Efe el director ejecutivo de TI Bangladesh, Iftekharuzzaman.

El problema de una corrupción sistematizada es que "los sectores que deberían frenar la corrupción, como la Policía o el poder judicial son, en su mayoría, corruptos", opinó.

Esta organización internacional, que se centra en medir los niveles de corrupción, situó a Bangladesh en 2018 en el puesto 149 de 180 en el Índice Mundial de Corrupción.

Para algunos economistas, la corrupción es una de las razones por las que Bangladesh sigue sin poder aliviar el nivel de vida de sus ciudadanos más desfavorecidos.

"La pobreza está vinculada a la corrupción en dos aspectos. Uno son los programas de alivio de la pobreza, que no son muy efectivos si hay corrupción", dijo a Efe el presidente de la organización de desarrollo social BRAC, el economista Hossain Zillur Rahman.

Por otra lado, continúa el experto, "por las oportunidades económicas de las que los pobres se ven privados debido a la corrupción".

"Si no hubiera corrupción, las actividades económicas se habrían expandido y los pobres también se habrían beneficiado", aseguró Rahman.

La Asociación de Consumidores de Bangladesh (CAB) encontró un aumento en el costo de vida debido a la corrupción menor y la extorsión, principalmente en el sector del transporte del país.

"La corrupción puede ser de muchos tipos. En el sector del transporte vemos extorsión, que también es un tipo de corrupción. Aumenta el costo del producto y la gente pobre tiene que pagarlo", dijo a Efe el presidente de la CAB, Golam Rahman.

"Los pobres son las víctimas finales de la corrupción", subrayó.

Durante las últimas semanas, las autoridades bangladesíes han arrestado a varios líderes influyentes del partido gobernante por casos de corrupción y de apuestas ilegales en el país.

El portavoz de la Comisión Anticorrupción (ACC), Pranab Kumar Bhattacharjee, aseguró a Efe que "cualquier persona puede estar bajo el escáner de la ACC", independientemente de sus filiaciones políticas o personales.

"La ACC está tomando medidas contra los funcionarios si están involucrados en el lavado de dinero, aceptando sobornos o si cualquiera viene con una acusación específica", señaló.

El director de Transparencia Internacional celebró el impulso de la ofensiva contra los líderes políticos, aunque la consideró insuficiente mientras no sea parte de una medida integral.

"La corrupción no es un elemento aislado, es un problema sistemático en el que está involucrado el triángulo política, negocios y burocracia", sentenció.

Azad Majumder

Etiquetas
Publicado el
1 de noviembre de 2019 - 14:19 h

Descubre nuestras apps

stats