La portada de mañana
Acceder
La decisión de perimetrar 10 comunidades "no puede responder a un festivo"
El Gobierno encarrila los Presupuestos tras limar diferencias con el PNV
OPINIÓN | Acabaremos encerrados, por Elisa Beni
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

La crisis sanitaria impulsa el debate de los presupuestos del Estado

La ministra de Hacienda y Presupuestos, María Jesús Montero, interviene durante la sesión de control celebrada este martes en el Senado.

EFE

Madrid —

0

La crisis sanitaria se dispone a traspasar en España los límites del estado de alarma para adentrase en una “normalidad” marcada por la vigilancia y la cautela frente al virus y por las consecuencias de una crisis económica de incierto desarrollo, que ya ha obligado a poner en marcha inéditos planes de contingencia, que tendrán finalmente que concretarse en unos presupuestos del Estado situados ya en primera línea del debate político.

En ese escenario, el Gobierno se ha mostrado hoy dispuesto a “reordenar” las prioridades programáticas pactadas por PSOE y Podemos y ha insistido en la necesidad de explorar todas las vías y posibilidades, sin vetos cruzados, en una alusión a ERC y Ciudadanos, pero también al PP, que le ha exigido de antemano que abandone su “deriva radical”.

Pendientes de los brotes del virus en España y en el exterior, desde Portugal a China, el Ministerio de Sanidad ha informado este martes de 76 nuevos contagios, lo que eleva los positivos detectados por PCR a 244.328, y de 25 muertes en los últimos siete días con el total inamovible, por décimo día, en 27.136.

MODULAR LAS PRIORIDADES

Presupuestos. La palabra económica del día la ha trasladado a los partidos y a la opinión pública desde la mesa del Consejo de Ministros la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, con un mensaje claro: el acuerdo de coalición entre PSOE y Podemos tendrá que adaptarse a la nueva coyuntura originada por la crisis sanitaria del coronavirus.

Montero ha ofrecido un muestrario de verbos que ilustran la ofensiva gubernamental: adaptar, modular, priorizar, flexibilizar. Todo ello para recordar que el Ejecutivo de coalición que preside Pedro Sánchez no puede aprobar "por sí solo" los presupuestos y está obligado a "dialogar, escuchar, recibir e incorporar", por lo que ha apelado a levantar los vetos cruzados.

El acuerdo PSOE-Podemos, ha dicho la portavoz, seguirá siendo la "hoja de ruta", pero se debe "modular", cambiar el orden de las prioridades si fuera preciso para concitar las alianzas necesarias. El verbo "flexibilizar" del muestrario lo ha conjugado el portavoz de Podemos, Pablo Echenique, que, no obstante, sigue apostando por los partidos de la investidura.

Uno de esos partidos, ERC, ha vuelto a pedir a Pedro Sánchez que elija entre ellos y Ciudadanos, que no se cierra puertas ni traza fronteras, aunque trata de cubrirse las espaldas mostrándose dispuesto a apoyar unos presupuestos pactados previamente con los agentes sociales.

Mucho más difícil lo pone, de partida, el PP. Su portavoz en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ha descartado cualquier apoyo hasta que Pedro Sánchez no abandone sus "derivas radicales" a nivel político, territorial y económico y rompa con Podemos y los independentistas.

Antes de los Presupuestos del Estado hay otros escollos económicos, uno de ellos la ampliación del período de duración de los ERTES, sobre el que sigue discutiendo con los agentes sociales el Ministerio de Trabajo, que propone prolongarlos de momento hasta septiembre, pero con menores exenciones en las cotizaciones sociales.

SITUACIÓN FAVORABLE

Más de ocho millones de personas se han contagiado ya de SARS-VCoV-2 en el mundo con 437.000 fallecidos, según la Universidad Johns Hopkins, lo que demuestra que la epidemia sigue camino del pico con América Latina y Oriente Próximo como puntos más calientes y la preocupación añadida de la capital china Pekín, que ha declarado el segundo nivel de emergencia y ha suspendido las clases por un preocupante rebrote.

El director del Centro de Coordinación Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha dicho hoy que “España está en una situación favorable, entre los países con menor transmisión”, tras notificar este martes 76 nuevos contagios, de los que 42 se han contabilizado en Madrid con un foco localizado en el Hospital Gregorio Marañón. Le siguen Cataluña, con 14; Baleares, con tres; Andalucía, Aragón, Cantabria, Castilla y León, Extremadura y País Vasco, con dos, y Asturias, Castilla-La Mancha, Canarias, Galicia y Navarra, con uno.

“El objetivo final es que no haya casos, pero los que estamos identificando lo hacemos antes son más leves y están localizados en grupos de menor riesgo”, ha remarcado Simón, quien ha informado de que entre el 40 y el 45 % de los que positivos que se diagnostican actualmente son asintomáticos.

Pese a esta evolución positiva, no ha descartado una segunda ola de contagios después del verano: "Desde el principio todos tenemos la hipótesis de una posible onda en el otoño que viene”, por lo que ha insistido en la necesidad de mantener las medidas de prevención y control, sobre todo, con la prevista llegada de viajeros de otros países, para mitigar en la medida de lo posible cualquier rebrote.

También ha dicho Simón que la agencia del medicamento valorará el ensayo clínico con más de 6.000 pacientes llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Oxford, según el cual la dexametasona, un fármaco antiinflamatorio de bajo coste y ampliamente utilizado, reduce la mortalidad de pacientes con la covid-19. Una de las noticias esperanzadoras de esta 94 jornada del estado de alarma.

MADRILEÑOFOFIA

A falta de cinco días para que se restablezca la libertad de circulación, ha vuelto de pleno el debate sobre los temores que produce la llegada masiva a muchas partes del país, de la costa o del interior, de personas procedentes de Madrid, zona crítica de la epidemia.

Esta madrileñofobia, que en otras latitudes se podría llamar también barcelonafobia, ya fue motivo de polémica en los inicios de la crisis sanitaria con la llegada de madrileños a la costa de Murcia o de Valencia o a localidades de Castilla y León o Castila-La Mancha, donde se vincula ese hecho con la expansión del virus.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se ha mostrado este martes indignado con esa acusación y ha recordado que Galicia "quiere y necesita" el turismo proveniente de Madrid. En los mismos términos se ha expresado la consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, en sintonía con otros dirigentes de diversas comunidades autónomas que tratan de deshacer un nudo atado a las redes sociales.

Desde la Comunidad de Madrid también ha salido al paso de la madrileñofobia su presidenta, Isabel Díaz Ayuso, mucho más moderada en sus planteamientos a medida que se acerca la asunción por la región de todas las competencias, hasta el punto de que su Gobierno está preparando un decreto para regular la vuelta a la normalidad a partir del día 21 que, según ha avanzado el vicepresidente, Ignacio Aguado, será “larga y a la carta”.

No esperará al próximo domingo el País Vasco que, según ha anunciado este martes el lehendakari, Iñigo Urkullu, tiene previsto levantar el estado de alarma este viernes y abrir la circulación con Cantabria "si nada se tuerce", después de analizar el jueves un informe del Departamento de Salud sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, que ayer dio por controlados dos brotes en sendos hospitales de Bilbao y Vitoria con más de medio centenar de afectados.

Etiquetas
Publicado el
16 de junio de 2020 - 20:02 h

Descubre nuestras apps

stats