Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Los empresarios puertorriqueños se reinventan por la pandemia del COVID-19

Fotografía cedida por JERO Industrial donde se muestra a una profesional de la salud mientras revisa a un paciente desde una cabina médica presurizada en San Juan (Puerto Rico).

EFE

0

El cierre obligatorio de cientos de negocios en Puerto Rico como medida sanitaria por el COVID-19 ha provocado que algunos empresarios se hayan reinventado para seguir trabajando y dos de ellos se unieron para construir cabinas para proteger a los médicos de contraer el coronavirus.

Los empresarios Javier Rodríguez, de JERO Industrial, y Liz García, de EQ Plastic & Designs, diseñaron y crearon las cabinas médicas presurizadas, para que los profesionales de la salud puedan atender a los pacientes contagiados.

¿CÓMO SURGIÓ LA IDEA?

Según contaron a Efe Rodríguez y García, sus compañías marchaban económicamente prósperas hasta que a mediados de marzo se reportaron los primeros casos de coronavirus en la isla, provocando que la gobernadora, Wanda Vázquez, pidiera clausurar temporalmente todos los comercios, excepto los esenciales.

Esto llevó al cierre de JERO Industrial y EQ Plastic & Designs. La clausura, no obstante, no limitó a Rodríguez a poner su mente "a correr".

Preocupado por la salud del cuerpo sanitario, que incluye a su pareja, una médico generalista, Rodríguez comenzó su idea de diseñar y construir cabinas médicas presurizadas que impiden que las partículas suspendidas en el aire entren, ya que el sistema renueva el aire interior cada tres minutos.

Bautizadas como "HEROES", las cabinas fueron diseñadas con la tecnología y características usadas en cuartos limpios de hospitales para minimizar los contagios de COVID-19 y cualquier otra enfermedad de transmisión por contacto o por vías respiratorias.

"Yo soy una persona bien proactiva. No espero que la gente actúe, sino que yo actúo, y decidí hacer un producto de alta necesidad", dijo Rodríguez.

"El que hoy no se reinvente, no creo que subsista. Al menos que tengas un proyecto de mucha necesidad o demanda, no subsistes", aseguró.

Tras diseñar las cabinas, y en vista que el mercado local estaba cerrado o limitado en gran manera, Rodríguez se dio a la tarea de buscar y adquirir a través de la internet los equipos y controles mecánicos y eléctricos necesarios para poder fabricar las cabinas.

Rodríguez, no obstante, necesitaba una compañía especializada en la producción de acrílico, aliándose así con EQ Plastic & Designs, que construyó la estructura de las cabinas y componentes fijos de las cabinas.

¿CÓMO SON LAS CABINAS?

La construcción de la primera cabina se demoró tres semanas. En total son cuatro cabinas, y todas miden lo mismo: 42 pulgadas (1,06 metros) de ancho, 48 pulgadas (1,21 metros) de profundidad y 86 pulgadas (2,18 metros) de altura).

Debido a su peso y con la idea de ser movilizadas, las cabinas están montadas sobre una plataforma con ruedas.

"Este es un producto innovador que no habíamos fabricado antes, pero que sin embargo utiliza tecnología de las cuales nosotros somos expertos", dijo García.

"No todo el mundo tiene visión. Y el que unos puertorriqueños hayan elaborado estas cabinas, nos llena de orgullo. Resalta la capacidad, y en tiempos de crisis, los puertorriqueños nos reinventamos", abundó.

EVITAR CONTAMINAR

Las cabinas disponibles son la "Safe Medical Booth-HEROES Edition", bautizada en honor a los "héroes" o profesionales de la salud, Safe Hst, Safe MEv y la Safe-Tst.

La cabina Safe Hst fue diseñada para que los anfitriones en los centros de salud den la bienvenida a los pacientes, apoyen y garanticen el registro del paciente con un riesgo mínimo de exposición y evitando contaminar otras áreas.

La Safe MEv puede ser de cabina doble o sencilla, y está diseñada para que el médico pueda evaluar y auscultar al paciente sin contacto directo.

Mientras, la cabina Safe-Tst es especialmente diseñada para recoger muestras de las vías respiratorias superiores sin contacto directo.

Dichas cabinas cuentan con unos filtros HEPA, que asegura una eficiencia del 99,97 %, llegando hasta partículas de 0,01 micras, de manera que todos los virus y bacterias asociados a partículas quedarán capturados en los filtros.

Igualmente, estas cabinas, con un precio de unos 10.000 dólares por unidad, están equipadas con conexión de internet y telefónica.

Actualmente, JERO y Industrial y EQ Plastic & Designs se encuentran en proceso de diseño una cabina adicional para el área de triaje en enfermería.

"Estamos contribuyendo al bienestar, porque a veces nosotros pensamos que no va a pasar nada, y lamentablemente mucho personal médico se afectó porque es muy complejo el poder atender este tipo de paciente en condiciones normales en los hospitales", afirmó Rodríguez.

"Estamos aportando que ese personal no se nos afecte y puedan continuar salvando vidas. Que no se nos contamine ni un héroe más", apuntó.

Jorge J. Muñiz Ortiz

Etiquetas
Publicado el
1 de mayo de 2020 - 20:25 h

Descubre nuestras apps

stats