Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Un experto forense cree que la identificación podría demorarse hasta un mes

Buscan con pocas esperanzas a las víctimas del vuelo estrellado en los Alpes

EFE

Madrid —

El accidente de avión ocurrido en Francia tiene unas "complicaciones técnicas tremendas" para la identificación de las víctimas, ya que hay que rescatar restos en alta montaña y tras un fuerte impacto, por lo que el proceso podría alargarse un mes, según ha explicado a Efe el médico forense José Cabrera.

El experto en Medicina Legal considera que este siniestro, ocurrido en plenos alpes franceses, no tiene que ver en este sentido con el de Spanair ocurrido en 2008 en el aeropuerto de Barajas, ya que éste cayó cuando acababa de despegar, y no desde unos 10.000 metros de altura y contra una montaña.

"Para los forenses siempre son complicados los accidentes de avión, pero el añadido ahora es que hay que rescatar restos en alta montaña, y allí no es fácil aplicar la técnica habitual de la cuadrícula y de la fotografía, porque el impacto habrá hecho una gran diseminación de restos y hay nieve, con lo que la complicación técnica del rescate de todo va a ser tremenda", explica Cabrera.

El experto calcula que en un accidente como el de hoy, en el que probablemente el avión se incendió porque iba cargado de combustible en el momento de la colisión, las labores de identificación al cien por cien pueden demorarse hasta un mes.

Y es que, a pesar de que hay una lista de pasajeros en la que basarse, "no es fácil decir quién es quién, como ya se sabe por el accidente el Yakolev 42", en referencia al siniestro ocurrido en 2003 en Turquía en el que fallecieron 62 militares españoles, y tras el que se demostró que hubo errores en las identificaciones.

"Es fácil que al principio se avance muy deprisa y se tengan la mayoría de las identificaciones, pero el final es lo más difícil, normalmente con víctimas que no tienen familia, o cuando se ha quemado toda la identificación o no hay piezas dentales significativas", detalla.

José Cabrera ha explicado que el trabajo de estos profesionales empieza en el escenario de los hechos, donde hay que tomar una fotografía y cuadricular toda la zona y recoger los restos humanos que haya por cuadrículas, porque esto es muy importante luego para unificar cada cuerpo en su lugar correspondiente.

También hay que recoger todos los elementos que están junto al cuerpo, como bolsos o medallas. Todo ello se lleva al lugar en el que se hace el análisis, en bolsas separadas.

Una vez en el Instituto Anatómico Forense o en el lugar habilitado para la identificación, hay que recomponer el cuerpo teniendo en cuenta rasgos diferenciadores como tatuajes u operaciones.

La penúltima fase es el análisis dental, y la última la toma de ADN para compararlo con el de familiares.

En este sentido el médico ha precisado que se suele coger el ADN de madres, abuelas, hermanas o hijas de las víctimas, ya que el perfil genético femenino facilita la identificación. Si no, es válido el de padres, abuelos, hermanos o hijos.

Este es el motivo por el que agentes de la Guardia Civil, de la Policía Nacional y de los Mossos d'Esquadra han acudido hoy a los hoteles de Castelldefels (Barcelona) donde se encuentran familiares de algunas víctimas del accidente aéreo para tomarles muestras de ADN.

En cuanto al ofrecimiento de la Generalitat para enviar a ocho médicos forenses a Francia para colaborar en las labores de identificación, Cabrera ha sostenido que es buena idea porque estos forenses pueden llevar datos de las víctimas españolas.

Ha matizado que aunque la medicina forense española es "muy buena", no hay que olvidar que Francia es la cuna de la medicina legal.

Etiquetas
Publicado el
24 de marzo de 2015 - 21:35 h

Descubre nuestras apps

stats