La portada de mañana
Acceder
La mitad de las provincias siguen en "riesgo muy alto" en el semáforo de Sanidad
Los otros 'pulsos' de ex mandos militares a gobierno progresistas
Opinión - Maradona y el feminismo, por Ana Requena
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Ferrol, en crisis endémica, tiembla con las severas restricciones anticovid

Ferrol, en crisis endémica, tiembla con las severas restricciones anticovid
Ferrol —

0

Ferrol, 2 nov (EFE).- El cierre perimetral de Ferrol y su entorno inmediato coloca a la comarca por primera vez en un escenario de medidas muy restrictivas por la covid-19 y pone en alerta a motores económicos importantes en una ciudad afectada por una crisis endémica debido a la situación en que se halla su sector naval.

La lluvia no ha sido la invitada deseada en el primer día laborable de limitaciones por la covid-19 en Ferrol y tres de sus municipios aledaños.

Tanto la urbe naval como Narón, Fene y Neda han amanecido este lunes con un denominador común: el cierre de buena parte de sus locales de hostelería.

La imposibilidad de consumir en el interior de bares y cafeterías ha limitado el primer café a unas terrazas con un espacio también menguado y poco apetecible con el tiempo reinante.

El cierre perimetral de los cuatro ayuntamientos entró en vigor a las 15:00 horas del pasado viernes, apenas tres horas después de que lo anunciase la Xunta de Galicia.

Muchos ya colgaron entonces carteles comunicando su clausura temporal porque no les resulta viable levantar la persiana.

En una comarca azotada desde hace casi cuatro décadas por la endémica crisis del sector naval, al mediodía del domingo ya se convocó la primera protesta de dueños de bares y restaurantes. Su lema: "O nos unimos o nos hundimos".

Un paseo cualquiera durante esta jornada de inicio de semana por el casco histórico de Ferrol resulta desolador.

Abundan las puertas cerradas, entre ellas algunas sin cartel que permita aventurar cuándo reabrirán, o enfados notorios al otro lado de las barras, en las que ya no se podía consumir desde días atrás.

El cocinero Dani López, propietario de O Camiño do Inglés, que con su adhesión reciente al Grupo Nove es uno de los restaurantes más destacados de la urbe, se sumó al acto reivindicativo con el que se despidió la semana pasada.

En esa protesta, colgó su "chaquetilla de manera simbólica" en el enrejado de la casa consistorial ferrolana.

Dani López ha contado a Efe que no hay alternativa al cierre y que, bajo su criterio, las "restricciones son excusas baratas" para "no poder acogernos a Erte, pues no es viable que los negocios se mantengan".

"Lo peor de todo es que sabíamos que iba a pasar; no es un problema económico, estamos viviendo una crisis sanitaria por una enfermedad que no tiene un tratamiento conocido", manifiesta.

Fuera de la cabecera de comarca, el pesimismo es más o menos el mismo.

En Fene, su alcalde, Juventino Trigo (BNG), coincide con sus homólogos al reprochar la escasa "lealtad" de la Xunta de Galicia y las poco más de tres horas de las que dispusieron para conocer en qué consistía el cierre perimetral.

A preguntas de Efe, relata este regidor que no "hay una buena noticia desde hace años" en la zona y subraya que en los astilleros "hay miles de puestos en juego", al igual que en la cercana central térmica de Endesa.

Una puntilla a una Ferrolterra deprimida y a un colectivo, el hostelero, "ya todo el año golpeado con mucha fuerza", admite el regidor, aunque también "el comercio pone los pelos de punta".

Debido a su contacto directo, confiesa que los profesionales piensan "si se va a poder salvar la temporada de Navidad, momento importantísimo" para ellos cada año, pero manifiesta Juventino que quién sabe, cuando no hay certezas sobre qué ocurrirá tan siquiera en unos días.

Así las cosas, los 123.000 habitantes de esos cuatro municipios y los 65.000 del resto de la comarca solamente encuentran motivos para temblar.

La Xunta decidió el pasado viernes realizar un confinamiento perimetral de las siete ciudades y algunos municipios limítrofes hasta al menos el próximo martes y con el objeto de contener la expansión del virus.

Raúl Salgado

Etiquetas
Publicado el
2 de noviembre de 2020 - 12:07 h

Descubre nuestras apps

stats