La portada de mañana
Acceder
Madrid, ante su mayor desafío con un gobierno partido
El mapa de los contagios por provincias sigue registrando fuertes incrementos
Opinión - Y Ayuso sigue en el cargo, ¿por qué?, por Rosa María Artal
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Los hospitales de Paraguay, espejo de la epidemia que no respeta ni al presidente

Hospitales siguen atendiendo casos por la epidemia de dengue, que afecta también al presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, este jueves, en Asunción (Paraguay).

EFE

0

El Hospital Barrio Obrero, en Asunción, es un espejo de la epidemia de dengue que golpea Paraguay, donde cientos de personas visitan a diario centros de salud públicos ante la sospecha de haber contraído la enfermedad, que también afecta al presidente del país suramericano, Mario Abdo Benítez.

Es la realidad de una nación en la que el dengue ha dejado dos víctimas fatales este año con 10.000 casos sospechosos y otros 1.800 confirmados, entre ellos Abdo Benítez, de 48 años, que se encuentra en reposo médico desde el miércoles.

La mayoría de los casos provienen del área metropolitana de Asunción y el departamento Central, el más poblado, y donde los hospitales trabajan a conciencia para atender a la ciudadanía.

En esos hospitales, como en el de Barrio Obrero, la atención sanitaria no está rebasada, aunque son frecuentes los pasillos abarrotados de pacientes a la espera de ser atendidos.

En ese sentido, las autoridades sanitarias instan a los usuarios a evitar el colapso, consultando en los centros de salud de atención primaria.

Al respecto, Derlis León, director del Barrio Obrero, enfatizó este jueves a Efe la importancia de que se acuda primeramente a los médicos de familia de las unidades primarias de salud para evitar el hacinamiento de los hospitales de mayor complejidad.

"Sabemos que el mayor número de casos los tenemos en la capital y (el departamento) Central, (y) hay que instar a la ciudadanía a acudir a sus unidades de salud de la familia en el inicio de los síntomas", dijo.

El médico señaló que el número de pacientes ha aumentado en las últimas cinco semanas en ese hospital, uno de los cuatro centros de referencia de la capital.

Además, los casos febriles (sospechosos de dengue) representan hoy el 30 % de las consultas, cuando en otras condiciones oscilaban entre el 2 y el 3 %.

Es decir, que las consultas por casos febriles se han triplicado, llevando al total de las mismas de una media de 450 a 500 pacientes al doble ante los cuadros asociados a la enfermedad.

El Barrio Obrero, con más de medio millar de trabajadores, solventa la emergencia con medidas de contingencia adoptadas por el Ministerio de Salud.

Entre ellas el refuerzo del personal médico y auxiliar, la suspensión de las vacaciones para el plantel médico y la improvisación de lugares de hidratación.

"La demanda es permanente, no hemos tenido casos febriles que hayan necesitado internación y que no hayamos tenido unidades para internar. Eso es un indicador (de) que no estamos rebasados, pero la tendencia sigue en aumento", alertó el doctor.

SEROTIPO 4

En Paraguay predomina el serotipo 4 de dengue, el menos letal, que se presenta con fiebre pero sin signos de alarma como dolores abdominales o sangrado, por lo que se requiere de hemograma y un "buen interrogatorio clínico" para su confirmación y tratamiento, resaltó León.

De acuerdo a las proyecciones oficiales, la actual epidemia, cuya explosión es comparable a la peor de los últimos años, la ocurrida de 2013, cuando se registraron 150.000 casos y 252 muertes, llegaría a su pico máximo en febrero y marzo debido a las altas temporadas.

La epidemia ha movilizado a todos los estamentos del Estado, con policías y militares incluidos, en el recorrido de casa por casa para limpiar malezas y eliminar criaderos de mosquito en las áreas de mayor infestación.

El serotipo 4 es también el que padece Abdo Benítez, que hoy cumplió su segundo día de reposo médico, en franca recuperación.

El ministro de Salud, Julio Mazzoleni, dijo este jueves a los medios que el mandatario, del conservador Partido Colorado, se "encuentra en buen estado general", pero que procede seguir con el tiempo de reposo por temor a una recaída.

Así las cosas, en Paraguay cobra sentido otra aseveración de Mazzoleni, la de que "el dengue no discrimina región demográfica, tampoco nivel social".

Etiquetas
Publicado el
23 de enero de 2020 - 18:41 h

Descubre nuestras apps

stats