La portada de mañana
Acceder
La normalidad pre-COVID volverá como pronto a finales del próximo verano
Los documentos de Amazon: "Es un periodista crítico y muy próximo a los sindicatos"
OPINIÓN | El virus que agrava una sociedad infantilizada, por Rosa María Artal
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

La Junta advierte que los vecinos de Burgos deberían estar confinados en casa

Los casos se disparan de nuevo en Castilla y León con 2.074 y 39 muertes
Valladolid —

0

Valladolid, 12 nov (EFE).- La Junta de Castilla y León ha limitado las reuniones sociales a tres personas en Burgos y ha reconocido que si tuviera la herramienta legal, decretaría el confinamiento domiciliario los próximos catorce días en esta ciudad, por lo que ha pedido a los ciudadanos permanecer de forma voluntaria en sus casas.

Los casos se disparan de nuevo en Castilla y León con 2.074 y 39 muertes

Los casos se disparan de nuevo en Castilla y León con 2.074 y 39 muertes

Así lo ha explicado en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, quien "no ha dudado" de que si tuviera esa herramienta jurídica para confinar en los hogares, con los ciudadanos alimentados y cobrando su sueldo, la medida se habría adoptado en Burgos capital.

Esta tarde la Comunidad se reunirá con la Secretaría de Estado de Sanidad, con la asistencia también del alcalde de Burgos, para intentar "exprimir al máximo" las posibilidades que da el decreto de alarma y pedir de nuevo esa herramienta jurídica que permita a las autonomías recurrir al confinamiento domiciliario programado cuando haga falta, como es el caso actual de la capital burgalesa.

Lo que si está encima de la mesa como posible opción es confinar perimetralmente esa capital, aunque "está el problema del alfoz", ha explicado el vicepresidente y portavoz de la Junta.

Además de las reuniones limitadas a tres personas no convivientes en todos los ámbitos, ante el aumento "muy preocupante" de casos, con una incidencia superior a los 900 casos por 100.000 habitantes a siete días que en catorce pueden convertirse en más de 1.800, se han acordado rastreos masivos y se reducen los aforos en las celebraciones religiosas y civiles a no más de quince personas.

También se hará un seguimiento en 215 puntos de análisis de aguas fecales de la capital burgalesa para ver si hay zonas con mayor incidencia que otras, pero "en todas está muy alta y es la única capital de la Comunidad en la que la incidencia sigue creciendo y no ha bajado", ha añadido la consejera de Sanidad, Verónica Casado.

En Castilla y León todas las provincias están en el máximo nivel de alerta, el cuatro, y ya funcionan medidas en toda la Comunidad de limitación de reuniones a seis personas, toque de queda, cierre perimetral de toda la autonomía, con la hostelería, restauración, centros comerciales y deportivos cerrados, con algunas excepciones.

Igea ha sostenido en el caso de Burgos se ha ido al "límite de las capacidades de lo que permite el actual estado de alarma" y ahora se trata de ver si hay otras posibilidades.

El vicepresidente de la Junta ha observado que ir más allá sin esa limitación de movilidad de los ciudadanos "no es útil y puede ser contraproducente".

En cuanto a las razones por las que no han funcionado las medidas en la capital burgalesa cuando si lo han hecho en otros lugares, como la cercana Miranda de Ebro donde la incidencia ha bajado de 1.700 a 500, ni Igea ni Casado han encontrado una única explicación sobre lo sucedido, y estudiarán qué ha pasado y si puede haber habido casos de supercontagiadores.

Lo que "no ha ocurrido en Burgos es que haya tenido un alcalde irresponsable", ha defendido Igea, para quien el regidor burgalés, el socialista Daniel de la Rosa, "es uno de los mejores alcaldes que tiene la Comunidad".

En la capital burgalesa ya se ha tenido que acudir a la sanidad privada para mantener la actividad no covid, ya que siete de los quirófanos se han destinado a espacios para el coronavirus, lo que ha llevado a suspender siete operaciones programadas el día 10, otras cuatro ayer y hoy ninguna, ha explicado Casado.

El portavoz de la Junta ha hecho un llamamiento a la población, tras hablar con el alcalde de la ciudad, Daniel de la Rosa, para llevar a cabo de manera más estricta el confinamiento domiciliario voluntario.

El ritmo de los contagios en la Comunidad parece descender en general, salvo en el caso de la capital burgalesa principalmente, con una tasa de 845 casos por 100.000 a 14 días, todavía por encima de los 514,25 de media nacional.

Este jueves la Comunidad ha anotado 2.081 contagios más con 32 fallecidos sólo en los hospitales, y en la última semana los contagios confirmados con test han sido 10.327.

Etiquetas
Publicado el
12 de noviembre de 2020 - 17:34 h

Descubre nuestras apps

stats