Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Paciencia Melgar aún no ha hablado con Teresa Romero tras donarle su plasma

Paciencia Melgar aún no ha hablado con Teresa Romero tras donarle su plasma

EFE

Madrid —

La religiosa Paciencia Melgar, que superó el virus del Ébola en Monrovia (Liberia) y después se trasladó a Madrid -a petición de las autoridades sanitarias- para donar plasma sanguíneo con el que se trató a Teresa Romero, aún no ha hablado con la auxiliar de enfermería, primera contagiada fuera de África.

"No ha habido esa ocasión, tal vez más adelante...", ha dicho hoy la hermana en un encuentro con los medios de comunicación en la sede madrileña de los Misioneros Combonianos, un día antes de que se cumplan 100 días desde que le dieron el alta a Romero.

Este acto se ha celebrado con motivo de la concesión a Paciencia Melgar del Premio Mundo Negro a la Fraternidad 2014 en homenaje a su generosidad y trabajo sanitario, que otorga cada año la revista colombiana y que se entregará mañana.

La religiosa era compañera del sacerdote Miguel Pajares, quien fue repatriado desde Liberia junto a la hermana Juliana Bonoha, al contraer la enfermedad. Paciencia, al no tener pasaporte español, no fue traída a España y tuvo que quedarse allí, donde heroicamente superó el virus mientras fallecían muchos de sus compañeros.

"Cuando nos dijeron que nos iban a traer (a España) teníamos mucha esperanza, pero después esa esperanza se nos fue y me había entregado a la muerte, pero la verdad es que no tenía miedo", ha contado, para añadir que gracias a esa fuerza pudo ayudar a muchas personas en aquel "horrible" lugar.

Ahora se encuentra bien de salud y ha recordado que cuando le dieron el alta en Monrovia estaba "contenta", aunque al mismo tiempo sentía tristeza por todo lo que veía a su alrededor: "Las personas que lloraban y gritaban, todo me daba pena".

No ha vuelto a ir a Liberia porque es su Congregación, Misioneras de la Inmaculada Concepción, la que toma esa decisión, aunque ha explicado que tiene "deseos de volver para seguir ayudando".

Preguntada por si el Gobierno le ha agradecido su labor, ya que una vez que superó la dolencia le pidió que viniese al país para utilizar su sangre inmunizada para tratar al padre Manuel García Viejo y a Teresa Romero, Paciencia ha asegurado que "ha habido mucho agradecimiento de parte del pueblo español".

"Antes no tenía nacionalidad española para venir aquí y con ese gesto del Gobierno, ahora mismo tengo nacionalidad española. Los sanitarios están muy agradecidos, lo veo cuando voy a donar. Estoy muy contenta", ha añadido.

También le propusieron donar plasma para tratar a Miguel Pajares, algo que no pudo ser porque éste falleció, una petición a la que Paciencia siempre estuvo dispuesta y se preguntaba por qué se lo habían pedido tan tarde.

"El día que murió el hermano (Pajares) para mí fue una tristeza grande, lo sentí mucho. A pesar de todo, continué donando y con eso se pudieron salvar vidas; estoy dispuesta a seguir ayudando", ha apuntado.

La religiosa ha mandado un mensaje positivo: "En este mundo lo único que podemos hacer es el bien, cuando lo hacemos construimos un mundo mejor y no tenemos que tener en cuenta la raza, ni el color ni la cultura ni la religión".

El premio que Mundo Negro ha otorgado a Paciencia Melgar está dotado con 10.000 euros, que la hermana destinará "a ayudar a las personas que lo necesitan" y se ha referido a las misiones que tiene su Congregación en África y América.

El director de la revista, Jaume Calvera, ha explicado que este galardón es en reconocimiento a la misionera por "ser un testimonio vivo de lucha por la vida, por su trabajo sanitario en el Hospital San José de Monrovia, por su disponibilidad para colaborar en la investigación sanitaria, por haber salvado una vida y por su humildad en reconocer que está haciendo lo que cree que debe hacer".

Este premio se enmarca en el XXVII Encuentro de Antropología y Misión, que se celebra desde hoy hasta el domingo bajo el lema "La salud en África, más allá del Ébola". Clara Hernández

Etiquetas
Publicado el
30 de enero de 2015 - 14:19 h

Descubre nuestras apps

stats