eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

"No se puede cambiar el sistema educativo despidiendo profesores y recortando la formación"

Los resultados de los estudiantes españoles en la prueba de resolución de problemas de PISA justifican, según Educación, a cambiar por completo el sistema educativo

Los profesores tachan de "cínica" a la secretaria de Estado, Montserrat Gomendio, por cargar sobre ellos el cambio de modelo educativo

Los profesores denuncian que 12% del gasto educativo, unos 6.300 millones de euros y han cerrado decenas de centros de formación del profesorado

25 Comentarios

UGT y CCOO creen que Gomendio quiere enfrentar a padres y profesores

La secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio. \ Efe

"Habló como si no fuera de este país". Los sindicatos de profesores no dan crédito con el discurso que pronunció el martes la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, sobre el futuro de la educación y el rol que deben jugar los docentes. O, por ser más preciso, sobre cómo aborda la cuestión el ministerio, más allá del debate de fondo.

La número dos de Educación aseveró con contundencia durante la presentación de los resultados de España en resolución de problemas de PISA –que deja a España por debajo de la media de la OCDE– que "hace falta un cambio radical en la metodología de enseñanza".

El razonamiento de Educación es el siguiente: si los alumnos españoles sacaron en esta prueba, que mide la capacidad de aplicar los conocimientos a problemas nuevos, peor resultado de lo que predecían las notas previas obtenidas en Matemáticas, Ciencias y Lengua es que el sistema es erróneo porque no prepara para resolver problemas. La metodología, afirma Gomendio, está anticuada porque se basa sólo en la memorización de contenidos. La LOMCE resolverá este problema, sostuvo la número dos. Y los docentes tienen "la responsabilidad última" en cambiar el método, añadió.

"La LOMCE no aborda cambios de metodología", replica Nicolás Fernández, responsable del sindicato ANPE. "Son dos contradicciones como poco que demuestran la desfachatez de Gomendio. Ella y el PP han hecho todo lo posible por dificultar la tarea a profesores y centros", tercia con más dureza el secretario general de Educación de CCOO, Paco García. "Primero presenta la LOMCE como solución a todos los problemas, como si no fuera suya o no la hubiera leído. Y, segundo, situar la responsabilidad en el profesorado es un acto de cinismo porque luego Educación hace todo lo contrario de lo que dice que hay que hacer", se explica.

Cuando habla de contradicción García habla de recortes, claro. Según datos de CCOO, España ha perdido durante la crisis al menos un 12% del gasto educativo, unos 6.300 millones de euros. Aplicadas a los maestros, estas cifras se traducen en 33.000 profesores menos en el último año y medio (algunas fuentes como el sindicato ANPE lo cifran en 55.000 desde el comienzo de la crisis), pérdida de poder adquisitivo para los docentes de entre un 44% y un 63% en cinco años y en función del cuerpo docente al que pertenezcan... "No se puede cambiar el sistema educativo despidiendo profesores y recortando la formación", resume.

Y las pérdidas económicas no son las únicas que sufren los maestros, aseguran. Aumento de las horas lectivas, de las ratios alumno profesor en el aula, no se cubren las bajas, desaparición de desdobles y programas de refuerzo derivado de los despidos de profesores y menos horas de biblioteca son otras consecuencias de los recortes, dicen los sindicatos, que dificultan en buena medida la atención personalizada necesaria para que cada alumno llegue al máximo que pueda llegar.

La solución del ministerio: una plataforma online

Ocurre algo similar con los centros de formación del profesorado, los encargados de la formación continua de los maestros. Han cerrado a decenas en los últimos años. En Madrid, por ejemplo, había 25 y ahora hay 5. El ministerio pide a los maestros que renueven los métodos pero recorta la formación. A cambio, Gomendio habló este martes de crear una plataforma digital de Ministerio y Comunidades Autónomas para ofrecer cursos de formación a los profesores y que éstos compartan experiencias didácticas.

Fernández cree además que el nivel de implicación del profesorado "está fuera de toda duda". Para ANPE el problema es que "hace falta una reforma que lo abarque todo, los centros, el método, la autonomía... y los profesores". El famoso estatuto del docente, atascado desde hace años antes de llegar a la mesa de negociación, incluso. Fernández cree contradictorio pedir a los docentes un cambio en el sistema de enseñanza sin darles antes los instrumentos para ello. "Hablan de una plataforma...", ni siquiera termina la frase.

"Necesitamos desarrollar el acceso, atraer a los mejores, decidir qué formación se les da, cómo se desarrolla la carrera profesional a partir de ahí", empieza. García coincide con este planteamiento. El estatuto del docente es una de las ambiciones de los sindicatos de la docencia, pero la situación no tiene visos de resolverse a corto plazo. "Gomendio tiene en su mano sentarnos a hablar del estatuto, de la docencia, pero no lo hace. Parece que no hay nada que pueda hacer y es la segunda responsable de educación del país", lamentan en CCOO.

"Todo esto requiere unos planteamientos más profundos que los que se obtienen de una prueba [PISA] que no me creo, sólo la pasan unos 2.000 alumnos en España", zanja Fernández. Con esta referencia, el persidente de ANPE saca a colación otro asunto del que se habla últimamente, sobre la conveniencia o no de fiarlo (casi) todo, educativamente hablando, a lo que diga esta prueba que realiza la OCDE. Hay varias voces discrepantes del uso que se hace de la información que provee PISA, aunque ese es otro debate.

Para ANPE "sí era necesaria una reforma, pero no ésta ni del modo en que se ha concebido", señala Fernández. García, de CCOO, ahonda en esta línea. "Presentan la LOMCE como la ley de la enseñanza personalizada. No se la habrán leído. Es la ley que niega la atención a la diversidad, que reconoce a los talentos (para que busquen la excelencia), lo que significa que también reconocerá los no talentos y les dejará de lado", argumenta.

En lo que sí coinciden ambos es en que el profesorado es la clave del sistema. "Cualquier cambio educativo tiene que contar con ellos, son los que están todos los días en las aulas y lo van a llevar a cabo", resume García el sentir general.

¿Rinden peor los más ricos?

Uno de los aspectos que llama la atención a algunos analistas sobre los exámenes PISA es que aparentemente los estudiantes de mayor nivel socioeconómico riden comparativamente peor que los que provienen de clases sociales más bajas.

Es un hecho demostrado en la educación que el nivel socioeconómico y cultural de las familias (el nivel de estudios y económico de los padres) tiene una fuerte influencia en el rendimiento que darán los hijos en la escuela. Cuánto más letradas están (y generalmente por extensión más desahogados económicamente) las familias, mejor rendimiento. Corregir estas diferencias es en parte la labor de un sistema educativo equitativo y que ofrece igualdad de oportunidades a sus estudiantes. Y por eso en las evaluaciones tipo PISA se tiene en cuenta este factor, que se pondera a la hora de analizar los resultados.

En España ocurre, según expertos como José Saturnino Martínez, doctor en Sociología de la Universidad de La Laguna, que mientras los estudiantes de más bajo nivel familiar rinden igual o mejor que sus pares europeos, los de más alto nivel no alcanzan las cotas de excelencia de sus iguales.

Para Fernández, de ANPE, es méramente anecdótico. "Los rendimientos educativos dependen de cosas muy complejas. Esto que se dice quizá esté relacionado con la sobreprotección (a los más adinerados)", minimiza. Para él, "depende de las familias. Si se implican normalmente va a haber un buen resultado", zanja.

García cree que PISA permite sacar "muchas conclusiones", y simplifica en que "el reto de un sistema es combinar calidad con equidad. No es bueno que haya muchas diferencias entre los que más saben y los que menos, pero tampoco que no haya mayores cotas de excelencia", opina. Lo que sí tiene más claro es que "se trata de que cada alumno alcance el máximo al que pueda llegar, y para eso hay que individualizar la atención. Y la LOMCE no lo hace, da café para todos. No sé si mejoraremos en calidad, pero perderemos en equidad seguro", augura.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha