La portada de mañana
Acceder
Las dudas con el suministro dejan en vilo la vacunación de los mayores antes de abril
La mitad de las provincias desconoce el origen de al menos el 50% de los casos
Análisis - La calculadora de Illa para ser president, por Neus Tomàs
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Los rectores avisan de que la beca media universitaria baja a niveles de 2004

Los rectores avisan de que la beca media universitaria baja a niveles de 2004

EFE

Madrid —

La cuantía media de la beca por alumno de las universidades públicas presenciales fue de 2.562 euros en el curso 2013-2014, incluido el importe de la matrícula de grado, así que retrocedió a niveles de 2004-2005 tras aumentar hasta 2012-2013 (3.256 euros), según un estudio de la organización de rectores Crue.

El informe "La Universidad española en cifras 2013-2014", presentado hoy, añade que los precios públicos de matrícula subieron desde 2008, sobre todo, en Cataluña (158,4 %), Madrid (117,3 %) y Comunidad Valenciana (93,9 %), y menos en Galicia (5,1 %), Andalucía (9,7 %) y Cantabria (10 %).

El coste de las matrículas para los alumnos "se ha ampliado de forma progresiva, agudizando las diferencias" entre comunidades desde la aprobación del real decreto ley de 2012 de racionalización del gasto público en educación.

España es el cuarto país de la UE donde el importe anual medio por matrícula de grado fue más alto en el curso 2013-2014 (1.257 euros), de acuerdo con un informe de la Comisión Europea citado por la Crue.

En el curso 2013-2014, el número de ayudas del Ministerio de Educación a estudiantes de carreras se incrementó en un 41,12 % en comparación con 2008-2009.

El estudio de la Crue atribuye el aumento de becarios a la pérdida generalizada de ingresos de los españoles durante la crisis, de forma que más alumnos cumplen con los requisitos de renta familiar.

El vicepresidente ejecutivo de los rectores, Juan Julià, ha considerado que el número de beneficiarios crece insuficientemente, existe un mayor nivel de "precariedad" y más "exclusión" en el modelo actual de becas y ayudas generales, aprobado durante esta legislatura.

Este sistema, que consta de una parte fija y otra variable, "no favorece la equidad ni la movilidad", pues reduce las ayudas por beneficiario y se necesitarían 200 millones de euros para mantenerlas como antes, según Juan Hernández Armenteros (Universidad de Jaén), coodirector del estudio.

Ha indicado que no es posible calcular en qué medida la reducción de alumnado de los últimos cursos se debe al encarecimiento de las matrículas y la caída del importe de las becas.

Ha señalado que el 11 % de los becarios del curso 2012-2013 sólo recibían como beca la compensación de tasas de matrícula, sin ninguna cantidad adicional complementaria, proporción que subió al 33 % en 2013-2014.

Entre 2010 y 2013, la reducción de la financiación y las limitaciones de reposición de bajas por jubilación supusieron una pérdida de 8.419 empleos públicos universitarios (4.943 profesores a tiempo completo).

Las universidades ingresaron 422 millones de euros más (36,3%) por la subida de los precios de matrícula en ese período, pero la financiación que recibieron en conjunto de las autonomías cayó en 1.082 millones (-16%), con una pérdida neta de 660 millones (-8,3 %) de ingresos.

El estudio constata una enorme disparidad regional, que va desde la caída del 41,3 % en la financiación estructural universitaria (transferencias autonómicas más tasas de matrícula) de Castilla-La Mancha, hasta el incremento del 5 % en Asturias y del 1,4 % en Andalucía.

La "pronunciada y acelerada" reducción de recursos ha forzado una disminución de gastos liquidados por las universidades públicas de 1.172 millones de euros (-11,8 %) entre 2010 y 2013.

Así, el gasto público universitario de 2013 (8.774 millones de euros) bajó a niveles de 2006.

La inversión pública en universidades ha bajado del 1,3 % del PIB en 2011 al 1,2 %.

Las universidades han hecho un esfuerzo extraordinario para atender la docencia y al alumnado, ha enfatizado Julià.

La producción científica universitaria creció un 40,1 % (2008-2012) aunque la financiación para este fin se redujo un 32,1 %.

Los países más competitivos han entendido que el camino del futuro es el esfuerzo en gasto público en educación e I+D+i, cuando en España este indicador baja de manera "preocupante", según Julià.

Entre otros indicadores, ha mejorado en un 21,7 % el rendimiento de los alumnos de las universidades públicas presenciales (créditos aprobados sobre matriculados), un 20,4 % incluidas las privadas, lo que se relaciona con el Espacio Europeo de Educación Superior.

Las titulaciones con menos de 20 alumnos de nuevo ingreso eran el 11,51 % en 2013-2014, cuando representaban el 18 % en 2008-2009.

Etiquetas
Publicado el
3 de julio de 2015 - 14:24 h

Descubre nuestras apps

stats