La portada de mañana
Acceder
Las familias afrontan indignadas una vuelta al colegio llena de incertidumbre
Encuesta - El PSOE y el PP capitalizan la gestión de la pandemia y mejoran sus resultados del 10N
El Gobierno trata de aplacar la revuelta de los alcaldes que ha unido en su contra a sus socios parlamentarios y al PP
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Tercera jornada de protestas en Budapest contra la polémica ley laboral

Tercera jornada de protestas en Budapest contra la polémica ley laboral

EFE

Miles de personas salieron hoy a las calles de Budapest, por tercera jornada consecutiva, para protestar contra una polémica ley laboral y otras políticas del Gobierno del primer ministro, el nacionalista Viktor Orbán.

Con gritos de "Fuera Orbán", "Dictador", los manifestantes, en su gran mayoría jóvenes, marcharon por las avenidas del centro de la capital tras congregarse en la plaza Kossuth.

"El Gobierno, cínicamente, aumenta el número de las horas extras y no los sueldos", denunció Mária Hercegh, directiva de la Federación Húngara de Sindicatos, ante los cerca de 2.000 manifestantes, según cálculos del portal "index", en la citada plaza.

La sindicalista se refirió así a la ley aprobada recientemente en el Parlamento por los diputados del gobernante partido Fidesz de Orbán, que ostenta una amplia mayoría de escaños, en una convulsa votación que los legisladores de la oposición intentaron en vano impedir mediante pitidos y sirenas.

La nueva normativa aumenta de 250 a 400 las posibles horas extras anuales, con lo que ciertos empleados pueden verse forzados a trabajar seis días por semana.

Además, permite a los patronos retrasar el pago de esas horas extraordinarias hasta 36 meses después de haber sido trabajadas.

De acuerdo a los medios locales, la protesta seguía hoy la coreografía de las manifestaciones de los dos días anteriores y se espera que vuelvan a bloquear temporalmente los puentes del centro de Budapest.

Ayer y el miércoles, los manifestantes volvieron tras su marcha a la plaza Kossuth, donde se enfrentaron con la policía, a la que arrojaron objetos, frente a lo cual los agentes respondieron con gas lacrimógeno y golpes de porras.

Un total de 51 personas fueron detenidas en las protestas hasta ahora, según las autoridades.

Una de las arrestadas, Anna Donáth, vicepresidenta del partido centrista Momentum, acusó este viernes a la policía de detener a personas "inocentes y pacíficas".

Los sindicatos y partidos opositores han convocado una nueva manifestación contra la misma ley para el próximo domingo, en la plaza de los Héroes.

Etiquetas
Publicado el
14 de diciembre de 2018 - 20:20 h

Descubre nuestras apps

stats