Opinión y blogs

Sobre este blog

'Orden de embargo', una historia real de blanqueo de dinero, asesinatos y resistencia, que no te puedes perder

0

“Orden de embargo”, narra la estremecedora historia real, de cómo su autor Bill Browder,  se convirtió en el enemigo público número uno de Vladímir Putin al revelar la campaña del presidente ruso para robar y lavar cientos de miles de millones de dólares. Una aventura financiera e internacional en busca de la justicia.

Cuando el joven abogado ruso de Bill Browder, Serguéi Magnitski, fue asesinado en una cárcel de Moscú, Browder se empeñó en perseguir a sus asesinos y asegurarse de que se hiciese justicia. Primero descubrió quién estaba detrás del plan de devolución de impuestos por el que Magnitski fue asesinado. Cuando rastreaba el dinero con su equipo, se sorprendieron al descubrir que el propio Vladímir Putin era un beneficiario del crimen.

Cuando las fuerzas del orden comenzaron a congelar el dinero, Putin tomó represalias. Él y sus socios instalaron trampas, contrataron personal para perseguir a Browder por distintas ciudades, asesinaron a varios de sus aliados rusos y reclutaron a algunos de los mejores abogados y políticos de Estados Unidos para acabar con él. Como revela este libro, fue la campaña de Browder para sacar a la luz la corrupción de Putin lo que provocó la intervención de Rusia en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016.

Si quieres descubrir más sobre este increíble libro, participa rellenando el siguiente formulario antes del jueves 30 de julio y consigue uno de los ejemplares que sorteamos para los socios y socias de elDiario.es.

¡Suerte!

“Orden de embargo”, narra la estremecedora historia real, de cómo su autor Bill Browder,  se convirtió en el enemigo público número uno de Vladímir Putin al revelar la campaña del presidente ruso para robar y lavar cientos de miles de millones de dólares. Una aventura financiera e internacional en busca de la justicia.

Cuando el joven abogado ruso de Bill Browder, Serguéi Magnitski, fue asesinado en una cárcel de Moscú, Browder se empeñó en perseguir a sus asesinos y asegurarse de que se hiciese justicia. Primero descubrió quién estaba detrás del plan de devolución de impuestos por el que Magnitski fue asesinado. Cuando rastreaba el dinero con su equipo, se sorprendieron al descubrir que el propio Vladímir Putin era un beneficiario del crimen.