eldiario.es

9

TECNOLOGÍA

¿Qué pretende Microsoft con la compra de LinkedIn?

Microsoft no quiere perder la batalla por el mercado profesional cuando Facebook, Apple y Google ya son los líderes en las redes sociales, el móvil, las búsquedas y la publicidad en internet

¿Servirá la compra para impulsar sus servicios o languidecerá con baja innovación como Skype, que Microsoft compró en 2011 por 8.500 millones de dólares?

Microsoft acuerda comprar LinkedIn por 26.200 millones de dólares

Satya Nadella, consejero delegado de Microsoft. EFE

Una inversión de 26.200 millones de dólares (23.200 millones de euros) para hacerse con 433 millones de perfiles de profesionales y estudiantes, 105 millones de ellos en el móvil con una buena posición en Apple y Android, dos millones de suscriptores de pago, nueve millones de páginas de empresas con sus empleados y sus ofertas de trabajo, alrededor de siete millones de ellas activas.

Son las principales razones por las que Microsoft compra LinkedIn, la red social de los profesionales y los emprendedores. La empresa de Bill Gates quiere ser la plataforma dueña de los datos personales, las conexiones de negocios y la información sobre dónde quieren trabajar y de qué sus usuarios.

Microsoft no quiere perder la batalla por el mercado profesional cuando Facebook, Apple y Google ya son los líderes en las redes sociales, el móvil, las búsquedas y la publicidad en internet. La empresa de Bill Gates necesita fortalecer su posición en el mercado corporativo y de negocios, donde su software y servicios son todavía dominantes.

La pregunta que muchos se hacen es qué pasará con LinkedIn. ¿Servirá la compra para impulsar sus servicios o languidecerá con baja innovación como Skype, que Microsoft compró en 2011 por 8.500 millones de dólares?

Microsoft y su consejero delegado, Satya Nadella, ven LinkedIn como la mejor solución para integrar las herramientas de trabajo con las de mejora y contacto profesional: integrar el grafo social de los profesionales con sus herramientas de trabajo, como explica uno de los gráficos de la presentación de la adquisición.

Gráfico Microsoft

Gráfico Microsoft

Nadella lo dice claro en su email a los empleados de Microsoft: "Este acuerdo es clave en nuestra audaz ambición para reinventar la productividad y el proceso en los negocios. Piensa en la oportunidad: para que la gente encuentre trabajos, construya sus habilidades, venda, abra mercados y consiga sus objetivos se requiere un mundo profesional conectado".

De un lado está la red social profesional de LinkedIn (junto a Slideshare y Lynda.com, su plataforma educativa), de otra las soluciones en la nube de Microsoft, de Office 365 a las herramientas de gestión y marketing de Dynamics, pero también Cortana, su asistente personal que quiere competir con Siri o Google. En total, un negocio potencial de 315.000 millones de dólares: 200.000 de ellos de los servicios de Microsoft y 115.000 del mercado al que puede aspirar LinkedIn, que hoy factura 3.000 millones de dólares, con más de dos millones de su negocio de recursos humanos y ofertas de trabajo, el verdadero core business de la red social de Jeff Weiner, su consejero delegado.

Hace ya tiempo que se rumoreaba la compra de Slack, la plataforma de mensajería instantánea de moda en las empresas, por Microsoft, pero varios analistas creen que LinkedIn es más complementaria para la empresa de Bill Gates. Pero además de conectar sus servicios a una plataforma social, Microsoft busca tamaño, esencial cuando el mercado digital se concentra en grandes compañías. Slack no aumentaría significativamente el mercado de Microsoft con sus 2,7 millones de usuarios, 800.000 de ellos de pago.

Con LinkedIn, Microsoft quiere construir un perfil profesional único de cada usuario en todas sus aplicaciones y plataformas corporativas. Un gestor de recursos humanos y servicios dentro de las empresas, y la plataforma de conexión entre profesionales.

Para conseguirlo, LinkedIn necesita crecer y mejorar sus funcionalidades. Microsoft paga más de un 40% que la última valoración de la red social, estimada en 18.800 millones de dólares tras perder casi la mitad de su precio en lo que va de año. Los inversores dudan de su capacidad de crecer y penalizan la excesiva dependencia de la publicidad digital y el mercado de trabajo.

Pero para Microsoft esos pueden ser buenos elementos para apalancar y enriquecer sus servicios, además de justificar más el precio de suscripción a sus productos en la nube.

Si Microsoft y LinkedIn consiguen crear una nueva plataforma para los profesionales basada en lo social y no sólo en las herramientas de trabajo, con conexión entre el uso personal y el de productividad, marketing, ventas, y desarrollo profesional, entonces la compra valdrá lo pagado.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha