eldiario.es

9

TECNOLOGÍA

PlayTable: una consola que convierte los objetos físicos en monstruos de videojuego

Se trata de una tablet de 24 pulgadas con tecnología blockchain, capacidad de 1 a 8 jugadores y un propósito: digitalizar los juegos de mesa

Una de sus características más llamativas es que permite que convirtamos casi cualquier objeto de la realidad en un ítem de videojuego de proporciones épicas

¿Qué hace la blockchain (cadena de bloques) integrada dentro de una tablet que solo sirve para jugar a juegos de mesa? ¿Qué pasará con el centenario concepto una vez el cartón dé paso a los píxeles en una pantalla de 24 pulgadas? ¿Y si de esta forma el problema del almacenaje se solventara y solo tuviéramos un tablero para jugar a todos los juegos de mesa que nos gustan? Entre la realidad aumentada y la realidad virtual aparece algo parecido a un ebook pero con el Catan, el Risk, Código Secreto o Aventureros al tren ya instalados.

Se llama PlayTable y sus creadores la definen como "la primera consola blockchain del mundo". Antes de nada, explicar que la cadena de bloques es la idea madre sobre la que se asientan las criptodivisas y que pilota en la eliminación de intermediarios en las transacciones, así como en la autentificación automática de cada una de ellas por parte del resto de usuarios de esa cadena de bloques. De entre todos los ecosistemas, Blok.Party (los desarrolladores) ha elegido Ethereum para trabajar.

"La tecnología blockchain desbloquea tres funciones clave que, antes de PlayTable, eran imposibles de alcanzar", explica Jimmy Chen, CEO de Blok.Party, a eldiario.es. Esas opciones incluyen "posibilidades infinitas de personalizar a tu personaje", la capacidad para jugar con él o ella (y ello, porque también puede ser un objeto) desde cualquier parte del mundo y la existencia de una red de "comercio fácil y seguro".

Quizá una de las ideas más innovadoras sea la de poder reutilizar cualquier figurita de otro juego de mesa (probablemente de mitad de los 80 en adelante) y convertirla en píxeles. Dejando a un lado la nostalgia del que ya se imagina jugando con su Goblin fanático de la noche (una unidad del juego Warhammer) sobre una tablet, es necesario decir que las figuras solo podrán "digitalizarse" tras ser identificadas por un chip RFID (Radio Frecuency Identification). Ya hay quien dice que este será el verdadero pozo de beneficios de la empresa, la comercialización de pegatinas RFID.

PlayTable

PlayTable

La cadena de bloques para autentificar tu espada

El uso de la tecnología blockchain permitirá que estas figuras sean únicas, ya que sus datos, como el número de partidas jugadas, sus atributos, el número de enemigos matados o cualquiera que sea el valor que tengan, quedarán guardados en la cadena de bloques. "Trayendo tu propio juguete a PlayTable podrás ver cómo cobra vida dentro de un mundo digital y de forma única. Como una pieza de juego coleccionable que autentifica tus propias experiencia de juego", continua el CEO de Blok.Party.

Además de que ahorrará espacio y costes a la compañía, la cadena de bloques permitirá recuperar la información asociada a pesar de que el juguete se pierda. Solo bastará con pegar una nueva pegatina RFID al objeto que sustituirá al anterior. "PlayTable guardará los datos del juego y de los jugadores en la nube de Blok.Party para que el juego siga entre sesiones y así asegurar la portabilidad entre dispositivos", dice Chen. A la hora de comerciar, cada objeto que se venda o se compre en el ecosistema PlayTable estará previamente autentificado por la blockchain. Rechaza imitaciones.

"La idea trata sobre derribar las barreras y permitir que cualquier juguete u objeto se convierta en un pieza de juego", prosigue Chen. "Así, esos viejos muñecos o juguetes olvidados al final de tu juguetero, pueden saltar al mundo digital y convertirse en una pieza de juego única y transferible", continúa. Blok.Party ha motivado a la comunidad maker alentándola, sobre todo, a imprimir en 3D sus propias figuras, muñecos y bichos para después trasladarlas a la tablet.

PlayTable

PlayTable

Hasta 25 juegos con Android

Aunque aún no hay fecha de salida, los creadores de la PlayTable esperan comercializarla antes de que termine el año. Corre sobre un sistema operativo basado en Android al que han llamado PlayTable OS, aunque las primeras pruebas de la compañía se realizaron en Windows, sistema que descartaron finalmente. Tiene cuatro puertos USB, 24 pulgadas, es táctil y Full HD.

Traerá "un puñado de juegos preinstalados", según Chen, que se niega a especificar cuántos serán. Los jugadores tendrán que comprar el resto de juegos según vayan saliendo, así hasta un máximo de 25. "Estamos en conversaciones con todos los principales editores para licenciar juegos de mesa clásicos y ofreceremos juegos sin licencia como Texas Hold 'Em. También estamos desarrollando nuestros propios juegos", asegura el CEO de la empresa. De entre esos juegos originales, destaca Battlegrid, una especie de Clash of Clans.

El dispositivo contará con 2GB de RAM y una memoria interna que dependerá, según el modelo, entre 16, 32 o 64 GB de almacenamiento. No se puede comprar aún, pero sí puede reservarse por 99 dólares (unos 80 euros). El precio final será de 349 dólares (281 euros) y cada juego costará un máximo de 35 dólares (28 euros), aunque la compañía no ha especificado cuáles serán. La PlayTable es más cara que 25 juegos de mesa juntos, pero jugar al Catan con una lata de cerveza probablemente no tenga precio.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha