La portada de mañana
Acceder
El ingreso mínimo solo llega a un tercio de los hogares previstos un año después
Ferraz redobla la presión sobre Susana Díaz para que dimita ya
Opinión - Meterse en un jardín, por Esther Palomera
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Las distópicas "Visiones" del portugués Pedro Neves se apoderan de CaixaForum

Las distópicas "Visiones" del portugués Pedro Neves se apoderan de CaixaForum
Barcelona —

0

Barcelona, 13 may (EFE).- El imaginario distópico y futurista del artista portugués Pedro Neves Marques se apodera de CaixaForum Barcelona a partir de este jueves gracias a la exposición "YWY. Visiones", donde expone seis obras, entre las que destaca "YWY, la androide", protagonizada por la actriz y activista Zahy Guajajara.

Comisariada por Rosa Lleó, la exposición, que estará abierta hasta el 26 de septiembre, es fruto de la convocatoria de Producción de la Fundación "la Caixa" de 2019 y abre sus puertas simultáneamente con otra igual en el Centro de Arte Dos de Mayo (CA2M) de Móstoles (Madrid).

Incluye seis piezas, cuatro de las cuales son audiovisuales -una de ellas de animación-, una instalación sonora, y hay otra con textos murales.

Rosa Lleó ha destacado que Neves, nacido en Lisboa en 1984 y que ha residido en Brasil, toca con sus proyectos "problemáticas contemporáneas, de las más urgentes y vigentes a través de la ciencia ficción, del imaginario de mundos y de la creación de un personaje, un androide femenino, representado por una actriz indígena".

A su juicio, quien se adentre en sus filmaciones, de entre 6 y 28 minutos de duración, "verá un Brasil que parece distópico, pero que en realidad es muy próximo", con reflexiones que tienen que ver con el género, el cambio climático, la tecnología o la población indígena.

El artista, que ha reconocido que le resultaba "curioso" ver por primera vez estos trabajos juntos, ha desvelado que desde muy pequeño está interesado en la ciencia ficción y ha agregado que el hecho de haber vivido hace una década en Brasil le ha permitido confrontar la industria pesada que allí hay con los personajes que crea, como el androide YWY.

Ha aseverado que, con el tiempo, ha entendido que "quizá la obra de arte es el personaje, porque permite las reflexiones".

Zahy Guajajara, que también ha viajado a Barcelona, ha indicado que a lo largo de los años ha ido "trazando vínculos entre los diferentes mundos" a los que pertenece, dejando claro que no le gusta nada el concepto de turismo aplicado a los pueblos indígenas "como lugares a visitar, porque los indígenas estamos en todas partes, en ciudades y pueblos, somos heterogéneos y estamos en proceso de transformación".

"Participamos de diferentes mundos y me gusta defender lo híbrido, el punto intermedio, los puentes, en un momento en el que estamos tan abrumados de información que a lo único que nos lleva es a la ignorancia", ha apuntado.

En la inquietante "YWY, la androide" Guajajara se pone en la piel de una androide, que habla con un campo de maíz modificado genéticamente, en una zona interior agrícola de su país, sobre cuestiones como los derechos sobre el cuerpo, la infertilidad, los monocultivos o sobre el control de la reproducción.

Las piezas de Neves muestran a unos personajes en un mundo, no exento de violencia, dominado por las industrias extractivas, ya sean la petrolera o la del monocultivo de soja.

La androide YWY se puede llegar a identificar con las plantas transgénicas porque, como ella, son artificiales y no pueden reproducirse.

En la pieza "Semilla exterminadora", de 2017, aparece por primera vez el personaje de YWY, quien interactúa con un trabajador de una plataforma petrolífera, evacuado a Río de Janeiro cuando una marea negra contamina la costa brasileña.

A pesar de ello, el hombre sólo desea volver a la plataforma en alta mar.

En la animación "YWY, en busca de un personaje entre Oriente y Occidente", Neves apuesta por el concepto de "geomimetismo", puesto que en un viaje a China encontró similitudes entre los paisajes de Hong Kong y de Río de Janeiro.

Por otra parte, en la pieza sonora "YWY, Visiones" Pedro Neves parte de su preocupación por la emergencia mundial.

La obra está narrada desde el punto de vista de personas indígenas, en el idioma ze'egete, del pueblo tenetehára-guajajar, que vive en la región norte del estado brasileño de Marañón, al que pertenece Zahy Guajajara.

Guajajara no quiso que se tradujera el idioma original porque defiende que "una traducción nunca consigue comunicar correctamente la experiencia de otra cultura".

Etiquetas
Publicado el
13 de mayo de 2021 - 17:44 h

Descubre nuestras apps

stats