eldiario.es

9

INTERNACIONAL

Millones de personas serán desahuciadas de sus hogares en los bosques de India "para proteger la naturaleza"

Los defensores de los derechos de las tribus han calificado la decisión como "el mayor desalojo masivo de la historia en nombre de la protección del medioambiente". Entre 5 y 7 millones de personas serán expulsadas antes de agosto

Una ley otorgaba a los habitantes de los bosques el derecho a sus tierras ancestrales, también las que se encuentran en zonas protegidas

Grupos ecologistas alegan que miles de personas han ocupado ilegalmente algunas zonas protegidas y el Tribunal Supremo les ha dado la razón. Solo si los indígenas pueden demostrar su derecho ancestral podrán quedarse en las tierras

Modi lanza el primer índice de contaminación de la India

Un joven trapero nada entre los restos que flotan en un lago en busca de monedas y otros objetos después de la celebración del final del festival Ganesh, en Bhopal (la India). EFE

Millones de indios se enfrentan a un desalojo masivo después de que el Tribunal Supremo del país haya dictaminado que las comunidades indígenas que viven ilegalmente en terrenos forestales tienen que mudarse a otro lugar. Los defensores de los derechos de las tribus y de los habitantes de los bosques han calificado la decisión como "un desastre sin precedentes" y como "el mayor desalojo masivo de la historia en nombre de la protección del medioambiente".

Varios grupos de protección del medioambiente habían pedido al Tribunal Supremo de India que declarara inválida la Ley de Derechos Forestales de 2006. Esta ley otorga a los habitantes de los bosques el derecho a sus tierras ancestrales, también las que se encuentran en zonas que merecen una protección especial, con santuarios y reservas para proteger la fauna autóctona.

Los ecologistas alegan que las comunidades indígenas de 17 estados del país habían invadido estas áreas protegidas de forma ilegal y que su presencia amenaza los esfuerzos para proteger la vida silvestre y los bosques. También indican que los gobiernos de estos estados deberían evaluar si las familias indígenas que viven en terrenos forestales pueden demostrar que realmente tienen un derecho ancestral y, solo en este caso, se les debería permitir seguir viviendo en los bosques y trabajar la tierra. En el caso de que no pudieran demostrar este derecho, el estado debería desalojarlos.

El Tribunal Supremo de India ha ordenado a 17 gobiernos estatales, en los que las reclamaciones de estas comunidades indígenas han sido evaluadas por comités especiales, que tomen medidas y desalojen a todas las familias que no han podido demostrar que tienen derechos ancestrales sobre las tierras, después de que se hayan rechazado 1,1 millones de reclamaciones. Si bien variará en función del tamaño de cada familia, una estimación aproximada calcula que antes del 27 de julio serán desalojadas entre 5 y 7 millones de personas.

El director de Survival International [una organización de defensa de los derechos de los pueblos indígenas], Stephen Corry, ha indicado que "esta decisión judicial es una sentencia de muerte para millones de personas indígenas, un robo de tierras de proporciones épicas y una injusticia monumental. Llevará a la miseria, al empobrecimiento, a la enfermedad y a la muerte, a una crisis humanitaria urgente y, de hecho, no sirve para salvar los bosques que estas tribus han protegido durante generaciones".

Los grupos que defienden a los indígenas, que forman parte de las comunidades más pobres, desatendidas y marginadas de India, afirman que muchos de ellos no habrían comprendido la necesidad de presentar ante los comités de evaluación estatales los documentos pertinentes que demuestran su derecho a la tierra.

Sin embargo, los grupos de defensa del medioambiente rechazan este argumento y señalan que se han presentado millones de reclamaciones, de las cuales 1,2 millones han sido reconocidas por los comités de evaluación y que se ha hecho una gran labor sobre el terreno para que los indígenas tomaran consciencia de la necesidad de reclamar y cómo hacerlo.

Los grupos de protección del medioambiente consideran que millones de personas han invadido hábitats reservados para la fauna y flora y esto está causando un deterioro gradual e implacable. Alegan que son numerosos los casos de aldeanos que viven ilegalmente en bosques protegidos y destinados exclusivamente a los animales.

Debi Goenka, directora del Conservation Action Trust, afirma que activistas de derechos humanos y otros grupos que se oponen a la decisión judicial parecen pensar que India puede sobrevivir sin bosques. “[Los defensores de los derechos humanos] no se dan cuenta de que, excepto en dos casos, todos los ríos de la India dependen de los bosques. Las imágenes satelitales evidencian que las tribus han invadido los bosques protegidos ¿Puede un país sobrevivir sin bosques? Si creen que la India puede sobrevivir sin bosques y sin agua, allá ellos", señala.

En las próximas semanas la discusión se intensificará. Los grupos de defensa del medioambiente insisten en que el Tribunal Supremo se ha limitado a recordar a los estados que deben recuperar el control sobre unas tierras que han sido ocupadas por personas que no tenían derechos sobre ellas y cuyas reclamaciones han sido rechazadas por el comité especial. En cambio, recuerdan, los indígenas cuyas reclamaciones sean reales recibirán un documento que demuestra su titularidad.

Entre las personas que defienden los derechos de las comunidades indígenas que habitan en los bosques se encuentran políticos como la líder del partido comunista, Brinda Karat, que ha escrito al primer ministro, Narendra Modi, para protestar contra la decisión del tribunal. "Si no se aprueba una ordenanza para proteger a estas personas que han vivido en los bosques y evitar así el desalojo... Será virtualmente una declaración de guerra".

Traducido por Emma Reverter

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha