eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

Multas de hasta 3.000 euros por robar arena de las playas de Cerdeña

Los turistas se la llevan como souvenir. Las autoridades italianas y los vigilantes voluntarios abordan el problema

- PUBLICIDAD -
Una playa de Costa Paraíso en Cerdeña / Wikipedia: Carlo Pelagalli

Una playa de Costa Paraíso en Cerdeña / Wikipedia: Carlo Pelagalli

Las autoridades de Cerdeña se han puesto duras con los turistas que roban arena de las playas vírgenes como souvenir: les están castigando con multas de hasta 3.000 euros.

A principios de semana, multaron con 1.000 euros a un napolitano de 40 años residente en el Reino Unido después de que la policía le pillara con una botella de arena de la playa de Gallura, en la costa norte de la isla de Cerdeña.

En algunas playas, ya hay patrullas de vigilantes voluntarios tratando de atajar el problema. Muchos turistas, tal vez porque no se dan cuenta de la gravedad de lo que hacen, no pueden resistirse a volver a casa con una arena que les encanta.

El problema lleva años afectando a Cerdeña. El total de arena interceptada el verano pasado dentro del equipaje de los turistas en el aeropuerto de Cagliari llegó a pesar una tonelada. Y eso a pesar de que en las playas hay señales advirtiendo claramente de la prohibición.

Por lo general, la arena se introduce en botellas o en bolsas de plástico con una etiqueta para el nombre de la playa de la que se sacó. Aunque la práctica parece inofensiva, las autoridades dicen que además de un delito es perjudicial para el medio ambiente de la isla.

La semana pasada, la embajada alemana en Roma también advirtió a los turistas por el robo de arena en Cerdeña, con un texto en su página de Facebook: "Cerdeña tiene algunas de las playas más hermosas de Italia, como Cala Goloritzè, pero la extracción de arena, piedras y moluscos es un problema grave".

Hace unos años,  unos residentes de la isla crearon una página de Facebook llamada "Cerdeña está siendo robada y saqueada". "Con la excusa de llevarse un souvenir, los turistas sacan de la isla cada año lo que a la naturaleza le llevó millones de años crear", dice una nota en la página.

Pero también hay ladrones de arena que se arrepienten. Una mujer que en 1987 se había llevado arena de Budelli, una isla en el norte de Cerdeña famosa por su playa de arena rosa, la devolvió en 2016. La mujer devolvió la arena, de tono rosado porque es una mezcla de coral, granito y conchas, con una nota de disculpa: "Leí en algunos periódicos y vi en la televisión lo que es esta arena y cómo se hace. Comprendí lo única que es Cerdeña. Me sentí culpable".

Cerdeña es un destino habitual para los turistas de clase alta y tiene kilómetros de playas hermosas. Debido a su limpieza, veintiocho de sus playas han obtenido la categoría Bandera Azul.

Traducido por Francisco de Zárate

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha