eldiario.es

9
Menú

INTERNACIONAL

Una ley de control de armas de California podría haber prevenido la última masacre

La ley 'orden de alejamiento de las armas' fue diseñada para tener bajo control a personas potencialmente peligrosas, pero casi nunca se utiliza

- PUBLICIDAD -
Dos personas se abrazan durante una vigilia en Thousand Oaks Civics Plaza, en memoria de las víctimas de un tiroteo masivo en California

Dos personas se abrazan durante una vigilia en Thousand Oaks Civics Plaza, en memoria de las víctimas de un tiroteo masivo en California ADAM DAVIS / EFE

Una ley de California diseñada para ayudar a la policía y a las familias a impedir que personas en situación de riesgo tengan armas de fuego podría haber detenido al atacante que mató a 12 personas en un bar de música country. Después de un tiroteo masivo hace cuatro años, California aprobó una ley que permite que los tribunales prohíban temporalmente que una persona en situación de riesgo pueda tener armas.

Los expertos aseguran que la matanza en Thousand Oaks, California, tiene inquietantes similitudes con el tiroteo de 2014, subrayando el hecho de que la ley californiana de "orden de alejamiento de las armas" casi nunca se utiliza.

Aprobada tras la masacre en Isla Vista de 2014, la nueva ley fue diseñada para cubrir los vacíos que dejaban las leyes sobre salud mental y violencia. Estos fueron los vacíos que hicieron posible que el atacante de Isla Vista, Elliot Rodger, pudiera tener armas de forma legal a pesar de tener un historial de comportamiento violento que había alarmado a su familia y que llevó a que intervinieran las fuerzas de seguridad.

Tanto en la masacre de Isla Vista como en la de Thousand Oaks, agentes policiales tuvieron contacto con los atacantes antes del tiroteo pero determinaron que no se cumplían los requisitos para obligarlos a hacerse estudios de salud mental más exhaustivos.

La ley californiana de "orden de alejamiento de las armas", que entró en vigor en 2016, fue pensada para llenar el vacío legal, dándoles a las autoridades y a las familias herramientas para quitarle las armas a una persona que muestra signos de comportamiento peligroso, incluso si su conducta no garantiza su detención inmediata.

"La idea de la ley de orden de alejamiento de las armas es que no haga falta esperar a que alguien sea inmediatamente peligroso o amenazante, si existen indicadores de comportamiento de riesgo. La idea es poder actuar de forma preventiva", afirmó Jeff Swanson, investigador de la Universidad de Duke y uno de los expertos más importantes del país en cuestiones de salud mental y violencia.

Este tipo de iniciativas de prevención de la violencia con armas ha sumado cada vez más apoyos de ambos partidos desde la masacre en Parkland, Florida, este pasado febrero, que dejó 17 muertos. El atacante de Parkland, de 19 años, tenía un largo historial de comportamiento inquietante y había tenido contactos con agentes policiales. El FBI recibió dos advertencias por separado sobre declaraciones inquietantes del atacante, pero no investigó ninguna de ellas.

Las leyes de órdenes de alejamiento de las armas, también conocidas como "leyes de protección contra riesgos extremos", están "diseñadas para permitir que las personas que conocen a alguien en situación de riesgo de lastimarse a sí mismo o a otros puedan tomar medidas y quitarles la forma más letal de violencia de las manos", dijo Anderman.

Las leyes solo permiten que las armas sean confiscadas temporalmente, les dan la posibilidad a los sujetos en riesgo de apelar la medida en los tribunales e incluyen multas para aquellos que quieran utilizar las leyes de forma abusiva.

Desde la masacre en Parkland, ocho estados, incluido Florida, han aprobado nuevas versiones de este tipo de leyes. Cinco de estas leyes han sido firmadas por gobernadores republicanos. El gobierno de Trump ha apoyado las iniciativas, alentando a otros estados a poner en práctica leyes similares.

Casi no se ha utilizado esta ley

Pero los expertos dicen que en California casi no se ha utilizado la ley y que muchas personas ni siquiera saben de su existencia.

"Hay muchas autoridades y agentes policiales en California que ni siquiera han oído hablar de la ley de orden de alejamiento de las armas", explicó Allison Anderman, abogada del Centro Legal Giffords para la Prevención de la Violencia con Armas, que está trabajando para mejorar la implementación de la ley.

"Que yo sepa, no hay ninguna normativa en el estado que obligue a que las autoridades a recibir información sobre esta ley".

En 2014, alertados por sus padres y su psicólogo sobre vídeos inquietantes que había compartido en internet, agentes policiales de Santa Barbara visitaron a Rodger, de entonces 22 años, pero lo encontraron "calmado, tímido y amable". Rodger les dijo que su madre "se preocupa por todo".

Un mes más tarde, mató a puñaladas a tres compañeros de piso y luego salió a disparar por el pueblo universitario de Isla Vista, también contra una hermandad

Cuando en abril los agentes policiales visitaron la casa del atacante de Thousand Oaks, Ian David Long (28), lo encontraron "algo encolerizado" y "actuando un poco irracionalmente", pero consideraron que no cumplía con los requisitos para obligarlo a hacerse más estudios de salud mental, afirmó el jueves el sheriff del condado de Ventura, Geoff Dean.

El miércoles por la noche, Long llevó a cabo una masacre en un bar de Thousand Oaks muy popular entre los estudiantes universitarios. Mató a 12 personas, incluyendo un policía con 25 años de antigüedad en la fuerza. Utilizó un pistola Glock calibre 45 que había comprado de forma legal, aseguró el sheriff.

Long era conocido entre los vecinos por romper cosas y hacer agujeros a patadas en las paredes de la casa que compartía con su madre, informó el Los Angeles Times.

"Hablaban de toda la ira que tenía, pero no cumplía con los requisitos para obligarlo a tratarse. Éste es justamente el tipo de casos en que creemos que debería utilizarse la ley nueva", señaló Christian Heyne, director legislativo de la Coalición para Detener la Violencia con Armas, un grupo que lucha para que se aprueben leyes de control de armas en todo Estados Unidos.

Si bien es muy pronto para determinar exactamente qué hubiera podido hacer la ley de orden de alejamiento de las armas para prevenir la masacre de Thousand Oaks, Heyne afirmó: "Hay muchos sitios en California donde es imperativo que los agentes policiales reciban entrenamiento sobre esta ley. No sólo sobre el mecanismo en sí mismo y cómo funciona, sino en qué casos puede ser útil y qué tipo de vacíos puede llenar".

Aseguró que se están realizando algunos esfuerzos para mejorar el entrenamiento sobre la ley, incluido uno liderado por la oficina del fiscal de la ciudad de San Diego.

Una investigación del periódico Sacramento Bee concluyó que los tribunales de California han puesto en práctica la ley menos de 200 veces en los primeros dos años que lleva en vigor.

En las ruedas de prensa del jueves, la oficina del sheriff del condado de Ventura no mencionó que se hubiera implementado ninguna medida de prevención de la violencia con armas en el caso de Long. Un portavoz del sheriff no respondió inmediatamente las peticiones de comentarios sobre si los agentes policiales habían pedido una orden de alejamiento de las armas para Long o si siquiera habían hablado de pedirla.

En el condado de Ventura, los tribunales de California emitieron solamente una orden de alejamiento de las armas en 2016 y tres en 2017, según la investigación del Sacramento Bee.

"Todos queremos saber qué sucedió en esta situación: ¿Por qué los agentes no intentaron obtener una orden de alejamiento de las armas después de que este individuo no se quisiera ser tratado psicológicamente?", dijo Anderman.

Traducido por Lucía Balducci

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha