eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cooperación al desarrollo y palomitas

La ayuda al desarrollo de la UE creció un 15 % el año pasado respecto a 2014

En un contexto de crecientes retos globales donde las desigualdades y la pobreza van en aumento, donde la sostenibilidad del planeta está en juego y donde millones de personas se ven forzadas a migrar, es de sentido común que la política de cooperación al desarrollo sea coherente y eficaz. Lamentablemente, los términos que mejor describen la actual política de cooperación española son recortes y privatización. El Fondo para la Promoción del Desarrollo (FONPRODE) es el instrumento de la cooperación española que abandera esta deriva.

Se podría esperar que, bajo las actuales constricciones presupuestarias, se estuviese trabajando arduamente para maximizar la eficacia de cada céntimo de ayuda al desarrollo, pero no es así. FONPRODE, uno de los instrumentos más considerables de la política de cooperación de este gobierno lo ejemplifica, un instrumento financiero que utiliza subvenciones públicas provenientes de partidas de ayuda oficial al desarrollo (AOD) para apalancar o atraer inversión privada. Sin embargo, despierta serias preocupaciones.

Camuflado bajo los objetivos de erradicación de la pobreza, reducción de las desigualdades, promoción de la igualdad de género y la defensa de los derechos humanos y el desarrollo sostenible, FONPRODE realiza operaciones de deuda y de capital, como créditos blandos o concesionales Estado-Estado, créditos a instituciones financieras internacionales como al Banco Mundial o participaciones en fondos de inversión, FONPRODE es el instrumento de cooperación reembolsable que imita los programas de blending de la Comisión Europea de combinación de subvenciones públicas con financiación privada. FONPRODE usa la AOD como salvaguarda al riesgo intrínseco de toda inversión privada, lo que en última instancia puede derivar en la indignante paradoja de privatización de beneficios y socialización de perdidas.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

Frente a la corrupción, honestidad

La realidad política madrileña, se encuentra en sus horas más bajas. Hace tan solo unas semanas asistíamos estupefactos a un nuevo escándalo de corrupción en nuestras instituciones, sin embargo, sus protagonistas siguieron aferrados esperando que la tormenta amainase, que la gente olvidase, que nada de aquello que había ocurrido quedase en la memoria de la ciudadanía madrileña. Algo que resulta bastante complicado tras la imputación de Cristina Cifuentes por el Caso Máster y que ha supuesto un nuevo desprestigio de nuestras instituciones, así como una falta de respeto para los madrileños y las madrileñas.

La llegada del Partido Popular a la presidencia de la Comunidad de Madrid significó el inicio de una nueva forma de gobierno pensada en el enriquecimiento personal, que continúa extendiéndose hasta nuestros días. Gallardón, imputado hoy por el Caso Lezo, fue el primero en llevarlo a cabo y tras ello, su rival política, Esperanza Aguirre, quien construyó un campo de golf ilegal hoy demolido. Ignacio González, sucesor de Aguirre, pisaría la cárcel por malversación y cohecho, entre otros delitos, y en el caso de Cifuentes, ya conocemos cómo acaba esta historia.

Resulta indignante, que de los cuatro presidentes del PP que han gobernado nuestra comunidad, tres se encuentren imputados y uno bajo sospecha. Algo tan general, no puede ser una cuestión de individualidades, sino de una corrupción sistémica que recorre al PP de arriba abajo. El problema no es Cristina Cifuentes, Gallardón, Ignacio González o Esperanza Aguirre, el problema es el Partido Popular.

Seguir leyendo »

El Ayuntamiento de Madrid no va a prohibir los pisos turísticos en la ciudad

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena

El pasado martes el Ayuntamiento de Madrid presentó ante un selecto grupo de invitados el borrador del Plan Especial con el que pretende regular el descontrol de los pisos turísticos en la ciudad. Al día siguiente, todos los medios de comunicación que recogían la noticia hacían referencia en el titular a una “ilegalización masiva de pisos turísticos en Madrid”. Titulares que provenían del mensaje que mandó durante la presentación el concejal de Urbanismo, José Manuel Calvo: “Hablando claro, lo que
planteamos es una ilegalización masiva de viviendas turísticas”.

Pero no es así. El borrador no presenta una ilegalización masiva de la actividad. De hecho, puede incluso significar todo lo contrario: una legalización masiva, algo que colectivos como Lavapiés ¿Dónde vas? llevan meses señalando. Veamos los principales problemas del Plan Especial presentado.

1. Permite sustituir vivienda residencial por vivienda para turistas

Seguir leyendo »

Trump: jugando a la ruleta rusa en Oriente Medio

Trump

¿Qué consecuencias tiene la ruptura del acuerdo nuclear entre EEUU e Irán?

Trump lo ha vuelto a hacer. En una acción unilateral que responde más a las lógicas particulares de la política interna norteamericana que a intereses estratégicos externos, ha vuelto a jugar a la ruleta rusa en la escena internacional. Primero fue lanzando la madre de todas las bombas en Afganistán, luego fue bombardeando bases militares de Assad sin ninguna resolución de la ONU que lo amparara y ahora le ha tocado el turno a Irán. La ruptura del acuerdo nuclear entre EEUU e Irán puede acarrear unas consecuencias nefastas para la estabilidad de la región y la paz y seguridad tanto en Oriente Medio como en el eje euroatlántico.

El acuerdo nuclear de Irán fue firmado en Viena el pasado año 2015. Participaron las grandes potencias nucleares, políticas y económicas del planeta: Estados Unidos, Reino Unido, Francia, China, Rusia y Alemania. Fue un éxito de la diplomacia norteamericana, legado de la administración Obama que garantizaba la imposibilidad de que Irán pudiera tener la bomba atómica. Gracias al acuerdo, Teherán reducía sensiblemente su programa nuclear, dedicando las centrales a efectos civiles y no militares. Para que nos hagamos una idea, según el acuerdo Irán solo puede mantener un stock de 300 kilogramos de uranio poco enriquecido. Esta cifra es ridícula comparada con los 100.000 kilogramos de uranio altamente enriquecido que tuvo en el pasado.  En pocas palabras, la energía nuclear iraní se iba a destinar únicamente a generar electricidad, pero no a enriquecer uranio. 

Seguir leyendo »

Actualidad pedagógica de Marx

Doscientos años después de su nacimiento, llama la atención que algunas de las propuestas pedagógicas de Karl Marx cobran inusitada actualidad. Marx, no realizó ningún libro o artículo sobre teoría de la educación. No obstante, aunque de manera fragmentada, a lo largo de su extensa obra dejó una serie coherente de ideas sobre qué educación sería la idónea para transformar la sociedad y que el hombre fuese más libre. Lo primero que llama la atención es cómo corta de raíz que la educación implique adoctrinamiento. La enseñanza debe ser universal, gratuita y laica: no puede estar bajo el control de ninguna iglesia o empresa privada, ni la religión puede ser una materia del currículum.  Hasta ahí, era previsible y ya lo habían propuesto los socialistas utópicos. Lo sorprendente en Marx es que defiende la educación estatal, pero fuera del control y la injerencia del gobierno, pues la tarea de este debe ser exclusivamente velar por el cumplimiento de las normas legales mediante inspectores y proveer de los recursos necesarios a las escuelas públicas. Nunca el Estado puede inmiscuirse como educador del pueblo -como ocurrió en los países de ‘socialismo real’ totalitario-: son los profesores quienes deben tener plena libertad de cátedra.

Pero Marx va más allá: el currículum oficial, tanto para estudios primarios como secundarios, solo puede estar conformado por disciplinas que no sean susceptibles de ser manipuladas o admitan conclusiones diversas si se es conservador o se es librepensador. Es decir, materias como las ciencias exactas y las naturales, el aprendizaje de lenguas y las normas gramaticales. Añádase a ellas la educación física y la estética adecuada al desarrollo cognitivo del alumnado. Así de tajante se muestra contra la posibilidad de adoctrinamiento venga de donde venga. Naturalmente esto es discutible, pues asignaturas como la historia, la ética y la filosofía creo que, enseñadas con rigor y exponiendo visiones contrastadas, son imprescindibles para una buena formación (Marx deja estos conocimientos para la educación universitaria).

Uno de los puntos más llamativos de las propuestas pedagógicas de Marx es que vio con lucidez que la riqueza de cada individuo iba a depender de su desarrollo multilateral. No es el número de máquinas lo que va a determinar una sociedad más justa e igualitaria, sino el desarrollo de los individuos en todos sus aspectos. La emancipación del trabajo no se limita a la supresión de toda explotación, sino que implica la posibilidad de un trabajo multilateral, en todas las direcciones creativo, gracias a una preparación que capacite a los trabajadores al aprendizaje de diversas materias y a su continuo autoaprendizaje. Y todo ello posibilitado por una producción automatizada que eleve el papel del trabajo humano a una actividad plenamente dominadora del proceso de producción y expresión de la total realización de cada trabajador. Marx no menciona la abnegación o el sacrificio como característica del hombre nuevo, sino la riqueza de una actividad múltiple, plenamente cualificada y de mero control de la producción con la indispensable ampliación del tiempo libre para su formación. La caricatura que hizo la URSS con el estajanovismo propugnando que el aumento del trabajo posibilita la encarnación del ideal antropológico de Marx, no fluye de sus textos. Es el hombre y su dignidad, con el acortamiento de la jornada laboral la primera preocupación de ‘El capital’ al mencionar la sociedad futura (donde también, como señala en ‘La ideología alemana’, la abolición de la separación entre ciudad y campo. Únicamente una universal cualificación científica y técnica de los productores, y un proceso de producción automatizado, puede convertir el trabajo en no alienante y en la primera necesidad vital. La educación, pues, liberará al hombre de ese carácter unilateral que la división del trabajo impone a cada individuo. Como quiera que las máquinas realizarán los trabajos pesados y repetitivos la educación debe, como promueven los actuales pedagogos –contra las invectivas desfasadas de los antipedagogos- propiciar los saberes de enseñar a enseñar, de aprender a aprender y de aprender a razonar y a ser creativo y tener espíritu creativo y responsabilidad. Las investigaciones de psicopedagógicas de Piaget, Vytgoski, Novak, Gardner, Prensky, Dweck o Goleman (sin caer en un pedagogismo integrativo neoliberal), y otros modelos desde la psicología educativa, son herramientas a tener en cuenta para optimizar la instrucción que auguraba Marx. Es decir, la Pedagogía no dirige la educación y la instrucción, pero sí que en el mundo actual y con lo que esta disciplina ha avanzado, puede ser consejera como una ‘ciencia general del aprendizaje’, dejando las didácticas específicas a los expertos de cada campo de estudio. Por otra parte, la importancia que dio Karl Marx al trabajo social aplicado –más allá de una escuela libresca y magisterial- se imbrica en posteriores desarrollos de los pedagogos de la Escuela Nueva, en especial la concepción de Dewey de la ‘escuela laboratorio’ como espacio de experiencia social, de vida y de trabajo.

Seguir leyendo »

Trazando una nueva senda para Europa

Algo se ha torcido en la Unión Europea. Cuatro ejemplos dan testimonio de esta disfunción. ¿Cómo justificar que se haya permitido el desarrollo de cientos de miles de empresas ficticias, cuando el objetivo de dichas empresas “fantasma” no es otro que el evadir impuestos y normas laborales? ¿Cómo explicar que las decisiones del Tribunal Europeo de Justicia autorizaran la restricción de derechos fundamentales de las/os trabajadoras/es para apoyar estrategias empresariales cuyo único objetivo era eludir la protección de los empleados y las empleadas? ¿Cómo es posible que revelaciones recurrentes como las realizadas por los Papeles   de   Panamá y los Papeles del Paraíso queden sin consecuencias, mostrando la incapacidad de la UE para evitar la elusión fiscal por parte de personas adineradas y de las grandes empresas? Finalmente, ¿cómo podemos aceptar que, a pesar de grandes escándalos como el colapso de la fábrica Rana Plaza en Bangladesh, muchas empresas sigan haciendo la vista gorda ante proveedores que ignoran los derechos sociales, ambientales y humanos más básicos? 

La Comisión Europea ha promovido la teoría de la “primacía accionarial”, mientras la economía real y las/os trabajadoras/es eran olvidados en el proceso. Como resultado, los beneficios empresariales vienen creciendo a expensas de los salarios desde los años noventa. Esto no tiene sentido. Las/os trabajadoras/es son parte integrante y central de las empresas: los accionistas aportan capital, pero las/os trabajadoras/es contribuyen con su tiempo, habilidades y vida. Por eso, es hora de revisar la situación de las/os más de 140 millones de empleadas/os que trabajan en empresas en la UE. Las elecciones al Parlamento Europeo se celebrarán dentro de un año, y deseamos marcar el paso de cara al próximo debate. 

Estamos firmemente convencidas/os de que es vital que las siguientes cinco reformas se lleven a cabo: 

Seguir leyendo »

Vagones envenenados

Corría el verano de 1983 cuando Jill Drower se montó en un tren en Madrid con destino Algeciras. Según cuenta Soledad Gallego Díaz, esta mujer se presentó en su oficina de corresponsal en Londres y le contó que un polvo azul le había ido cayendo durante el trayecto y que tras analizarlo, el polvo era en un 95% “ crididolite asbestos” en estado no estable. Esto es, fibra de amianto muy peligrosa. En Reino Unido está prohibido desde 1969.

Amianto proviene del latín Amiantus, que significa literalmente incorruptible y su nombre comercial en la mayor parte de Europa fue Eternit, si bien en España su denominación más popular fue URALITA, propiedad de la familia March hasta 1993 durante más de 50 años, los mejores años comerciales de este producto mortal.

La primera vez que se reconoció la asbestosis en España fue 1947, cuando un Decreto del 10 de enero la constata como enfermedad profesional. En 1978 se reconoció oficialmente la exposición al amianto como causa de cáncer de pulmón 36 años después que Alemania, pero antes que muchos otros países como Francia, Bélgica, Italia o incluso Suiza.

Seguir leyendo »

La esperada llegada del convenio de realojo para la Cañada Real

Imagen de archivo de la Cañada Real

Por fin ha llegado el día. No recuerdo cuándo fue la última vez que esperé con tanto anhelo que alguien firmara un papel. Tendría que haberse firmado en noviembre, y ha habido que esperar hasta mayo. Pero para entender de verdad lo que supone, habría que retrotraerse mucho más atrás en el tiempo, a los momentos de zozobra que llevaron a muchas familias a instalarse en los recónditos parajes de lo que llamamos los de por allí, ‘El camino sin asfaltar’.

Si hay algo que genera quebranto es sin duda el aislamiento. Nuestra esencia, lo que nos constituye y da sentido a lo que somos, es nuestra capacidad de relacionarnos con otros. Pero el ‘camino’, tan lejos de todo durante tanto tiempo, lacera esa misma esencia, simplemente, por aislamiento. Llegar al camino sin asfaltar nunca resultó sencillo: escondido al final del sector 6 durante mucho tiempo exigía o tener un vehículo 4x4 para acceder, o mucho desapego por la integridad de los bajos de tu coche. Más de una vez ha habido que ir a recoger a alguien que se había quedado enganchado en un barro tan absorbente como el propio aislamiento que te succionaba en el camino.

Y la distancia acrecentaba también las ausencias, especialmente la ausencia de agua y la ausencia de luz. Demasiado lejos de cualquier sitio, ni siquiera el enganche ilegal a los suministros resultaba fácil. La distancia, el barro, el frío, la lluvia, se convirtieron en factores que hacía heroico el inocente viaje de aventura de los niños y niñas para ir al cole cada mañana. Y hacía también heroico el tesón de las madres para que los uniformes escolares estuvieran preparados y limpios, tarea imposible por demás.

Seguir leyendo »

Los cinco falsos mitos sobre la gestión empresarial y política

Cuando se trata de gestionar o dirigir empresas, administraciones o instituciones públicas existen algunos supuestos o hipótesis que casi nunca son cuestionados por la mayoría. Casi todas estas hipótesis han sido inoculadas fundamentalmente por parte de los medios de información y comunicación, el sistema educativo, y el comportamiento y las afirmaciones de determinadas personas y líderes que representan ciertos intereses. Veamos los cinco más importantes:

1.- Todas las organizaciones deben tener como principal objetivo la eficiencia.

En los últimos años multitud de trabajos e investigaciones han demostrado que la cooperación es uno de los elementos más importantes de las organizaciones del siglo XXI porque supone la base para la innovación y la creación de valor añadido. Y para lograr que las personas cooperen, las organizaciones deben dejar de idolatrar el concepto de eficiencia y las ideas que la respaldan, como son la obsesión por la claridad, la medición, y la rendición de cuentas (¿quién es el culpable o responsable?) (Ver vídeo Ted de Yves Morieux; “ Cómo demasiadas reglas en el trabajo evitan que se hagan las cosas”). Todos estos conceptos asociados a la eficiencia encorsetan las organizaciones e impiden que sus empleados cooperen, y por lo tanto innoven. Centrarnos únicamente en la eficiencia, que puede considerarse como la capacidad para lograr algo empleando los mínimos medios posibles, suele hacer que nos centremos tanto en reducir los recursos y costes, que nos olvidemos de lograr los propósitos -de forma cooperativa- lo cual nos hace finalmente ineficientes y desde luego también poco innovadores. Por otro lado, cooperar e innovar no implica ni malgastar, ni ser poco rentable, sino todo lo contrario.

Seguir leyendo »

Irán nuevamente en el disparadero

Un hombre comprueba las últimas cotizaciones de divisas en una tienda de cambios en Teherán.

En el punto de mira de Washington, Tel Aviv y Riad desde 1979, el controvertido régimen iraní ha logrado no solo sobrevivir sino ampliar notablemente su influencia en la región. Para llegar hasta aquí ha tenido que resistir sanciones económicas, presiones militares (incluyendo la guerra con un Irak alentado por Occidente en 1980-88) y sus propios demonios internos.

Ahora, cuando parecía superada su condición de paria internacional y cada vez más cercana la de ser reconocida como potencia regional, la decisión unilateral de Donald Trump de abandonar el acuerdo nuclear logrado en 2015 vuelve a colocar a Irán en el disparadero, acelerando un proceso que apunta directamente a más proliferación nuclear y a más tensiones belicistas.

Por supuesto, el acuerdo con la república islámica no es perfecto. Parte de la idea de que, dada la considerable dispersión y protección de sus instalaciones nucleares, no hay solución militar para eliminar de raíz las capacidades y conocimientos que Irán ha acumulado tras décadas de jugar más allá de los límites del Tratado de No Proliferación (TNP), en su intento de contar con un instrumento de disuasión máxima como el nuclear, que garantice la supervivencia del régimen y aumente su peso político.

Seguir leyendo »