eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

En Turquía ya no quedan periodistas: si no lo escribo yo ¿quién lo va a hacer?

Mi colega  Ece Sevim Öztürk fue probablemente la última periodista que vivió en Turquía y trató de hacer periodismo independiente. Sola, esta mujer intentó arrojar luz sobre el intento de golpe de Estado del 15 de julio a través de Youtube. Öztürk, que se vio obligada a sobrevivir únicamente a través de donaciones a su cuenta Patreon, descubrió un detalle muy importante poco antes del segundo aniversario de la intentona.

Algunos de los comandantes que enviaron a los soldados a las calles el 15 de julio fueron ascendidos por Erdogan. Esta fue una prueba importante de que el régimen de Erdogan estuvo involucrado en el intento de golpe de Estado. Öztürk fue detenida poco después de que publicara esta información y tuvo que dejar atrás a su marido y a su hijo.

Ece era la última persona en Turquía para cuestionar lo que realmente sucedió el 15 de julio de 2016. En el país que dejé atrás tras coger un bote de refugiados ya no hay ningún periodista que pueda cuestionarlo. Y Erdogan es quien decide cuándo saldrá Ece de la cárcel.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

El clericalismo que no salva

Ante los atroces crímenes contra la moral, la dignidad, la libertad y la indemnidad sexual de los menores de edad, a los cuales sacerdotes y religiosos les robaron la infancia y el sueño a sus padres de verlos crecer felices y sanos como niños normales, parece ser que la Iglesia Católica trata de responder.

Según informa la página web de la Conferencia Episcopal, el pasado 12 de septiembre el Papa Francisco convocaba a los presidentes de las Conferencias Episcopales para hablar de los casos de abusos en una reunión de carácter privado que tendrá lugar en el Vaticano entre el 21 y el 24 de febrero de 2019.

El Comité Ejecutivo aprobó la creación de una Comisión para preparar los materiales de trabajo que presentará el presidente de la Conferencia Episcopal Española, cardenal Ricardo Blázquez Pérez, en este encuentro. Bajo la presidencia del obispo de Astorga, Mons. Juan Antonio Menéndez Fernández, canonista, comenzará sus trabajos esta misma semana.

Seguir leyendo »

Hablemos de los niños que se mueren

Hugo fue diagnosticado con Tay-Sachs, una rara y cruel enfermedad neurodegenerativa que va paralizando a los niños y no tiene cura.

"Cuando tuvimos que enfrentar los últimos días de la vida de mi hijo, el recién estrenado equipo de cuidados paliativos pediátricos del hospital nos acompañó en sus últimas horas, y lo que pensamos que sería una experiencia aterradora, hoy la recordamos como algo bonito: todos alrededor de la cama de Hugo, cantándole canciones, improvisando con la guitarra de la musicoterapeuta... Fue un momento especial que siempre llevaré conmigo. Ojalá hubieran llegado antes".

Beatriz y Javier perdieron a su hijo de solo tres años. Con un año, Hugo fue diagnosticado con Tay-Sachs, una rara y cruel enfermedad neurodegenerativa que va paralizando a los niños que la padecen a lo largo de una travesía de síntomas y cuidados extremos. No existe cura y hoy todo lo que se puede hacer por un niño afectado es enfocarse en lograr el menor sufrimiento y la mayor calidad de vida.

Beatriz y Javier no tuvieron la oportunidad que tienen las familias que viven en Madrid o Barcelona de tener un equipo de paliativos pediátricos que les fuera enseñando los cuidados de Hugo en casa y que les evitara numerosas internaciones en el hospital de Zaragoza. Ellos tuvieron que viajar con frecuencia a Madrid, con todo lo que ello implicaba para el pequeño, para que el equipo de cuidados paliativos pediátricos del Hospital Niño Jesús pudiera guiarles en el cuidado de Hugo.

Seguir leyendo »

Avanzando hacia la autosuficiencia energética: adiós al "impuesto al sol"

Paneles solares

El Gobierno acaba de derogar el denominado "impuesto al sol", uno de los disparates más absurdos heredados de la etapa de Mariano Rajoy. España, gracias a dicho disparate, se había convertido en el único país desarrollado en el que, en lugar de incentivar la generación de electricidad a partir de energías renovables, producida por los propios consumidores, se le establecían trabas y costes absolutamente injustificables. Ello se unía a los cambios regulatorios que, sobre todo a partir de 2011, habían afectado gravemente a las energías renovables en nuestro país, provocando la destrucción de 80.000 empleos en el sector, así como la ruina de pequeños y grandes inversores.

El Gobierno, una vez más, ha dado cumplimiento a una de las numerosas iniciativas parlamentarias apoyadas por la mayoría de los grupos del Congreso, cuya tramitación quedó varada por la negativa del anterior Ejecutivo -con la excusa de un supuesto impacto presupuestario inasumible-.

Pero, más allá del amplio consenso político y social suscitado por la derogación de dicha norma, conviene resaltar la importancia de la decisión del actual Gobierno, -incorporada en el Real Decreto Ley 15/2018, de 5 de octubre, de medidas urgentes para la transición energética-  desde el punto de vista económico, social y ambiental.

Seguir leyendo »

Una muralla china europea

Efectivos de Frontex, el organismo europeo para la gestión común de fronteras

Seguir leyendo »

Hagan historia: creen la mayor área protegida de la Tierra

Un pingüino en la Antártida

Pensé que haría frío. No solo frío, sino más frío que en cualquier otro lugar en el que hubiera estado en mi vida. Había imaginado aguerridos exploradores con largas barbas cubiertas de hielo en mitad de la ventisca. Pero nada más lejos. De pie, allí, bajo el sol radiante de la Antártida, escuchando cómo crujían los icebergs azules y viendo a los pingüinos entrar y salir del agua, me sentí completamente hechizado por la belleza de la naturaleza en su estado más puro. 

En lo que no había pensado era en la oscuridad. Y no en la oscuridad de la noche -aunque como europeo, el hemisferio sur me descubrió una nueva astronomía deslumbrante-, sino en la de las profundidades heladas del océano. La que descubrí al sumergirme casi medio kilómetro hasta el fondo marino antártico. 

Javier Bardem en su viaje a la Antártida con Greenpeace

Javier Bardem en su viaje a la Antártida con Greenpeace Greenpeace

Fue en enero de este año y me acababa de unir a una expedición de Greenpeace como parte de su campaña para lograr la creación de un enorme santuario en el océano Antártico. Con 1,8 millones de kilómetros, sería cinco veces más grande que Alemania. Si lo conseguimos, algo que puede ocurrir cuando los gobiernos se reúnan en las próximas semanas, se convertiría en el área protegida más grande de la Tierra. Ya somos más de dos millones de personas pidiendo que se haga historia. 

Seguir leyendo »

Ante las próximas elecciones europeas, no cabe la vieja política: ¡Que decida la militancia!

Un debate en el pleno del Parlamento Europeo.

Han pasado cuatro años y medio desde que llegué al Parlamento Europeo y creo que es el momento de hacer una retrospectiva y analizar el trabajo realizado. En términos generales puedo decir que ha sido una labor dura en un medio hostil, dominado por la tecnocracia y la gran coalición; pero creo, honestamente, que hemos podido realizar una buena labor y más si se tiene en cuenta que somos un pequeño equipo de pocas diputadas y un diputado.

Seguir leyendo »

El tremendismo presupuestario en tiempos brutos

Pablo Iglesias y Pedro Sánchez se saludan antes de una reunión

“El tremendismo: es un género o tendencia literaria, y no solo de nuestra novela de postguerra, caracterizado por una crudeza exagerada en la narración y en la trama con un lenguaje duro, escenas brutales o grotescas, y unos los personajes obsesivos, violentos y a veces patológicos”.

La lectura de la situación económica española, como las musas y el teatro, en pocos meses ha pasado de la euforia de una espectacular recuperación a la cabeza de Europa, a la desaceleración, la depresión y el tremendismo,  consecuencia del cambio de Gobierno. 

Después de un periodo de pulsos internos, sorpassos electorales más o menos frustrados y de gestos o muecas más que de cambios, por fin ha llegado la imprescindible, aunque tardía, colaboración en la izquierda. Primero en forma de moción de censura; más recientemente con el acuerdo político y presupuestario entre el Ejecutivo y Unidos Podemos.

Seguir leyendo »

Van a volver a decir que no se puede

Pablo Casado en el Congreso

La semana pasada alcanzábamos un acuerdo presupuestario importante con el Gobierno del partido socialista para ponerle punto y final a la década perdida en la que el Partido Popular ha sumido nuestro país. Una década plagada de Gürteles y Púnicas, de “no nos metamos en eso”, de buenos gestores que acabaron dejando la deuda pública de nuestro país por encima del 100% del PIB. Una década que se ha llevado por delante la hucha de las pensiones, los empleos dignos y en la que miles de catalanes y catalanas han dicho que se quieren ir de España. La década en la que la burbuja hipotecaria se transformó en una enorme burbuja del alquiler.

Muchas personas están agradeciendo a Unidos Podemos en los últimos días que haya sido capaz de arrancar al Gobierno la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 900 euros al mes, la recuperación del subsidio por desempleo a los 52 años, los permisos de paternidad y maternidad iguales e intransferibles, empezando por un permiso de paternidad de 8 semanas el año que viene, o la creación de un nuevo tipo de alquiler cuando el casero es un fondo buitre, para proteger más a los inquilinos e inquilinas.

No hay nada que agradecer, este acuerdo no es de Unidos Podemos, es de todas vosotras y vosotros. Vivimos en un país que tiende a la desmemoria y por eso en momentos como este, de esperanza, es más importante que nunca echar la vista atrás y reflexionar sobre cómo hemos llegado hasta aquí. ¿Alguien cree que el acuerdo habría incluido la ley integral por la libertad sexual de las mujeres, la ley de “sólo sí es sí”, si no fuera por las millones de mujeres que se han echado a las calles este año? ¿Alguien cree que las pensiones se actualizarían con el IPC real en 2018 y 2019 si no fuera por los miles de pensionistas que se han manifestado, a veces bajo la lluvia, y a veces bajo los empujones, en el último año? Yo tengo claro que no.

Seguir leyendo »

Julián Assange: entre la censura y el chantaje

Julian Assange en el balcón de la legación diplomática de Ecuador en Londres

El gobierno del presidente Lenin Moreno habría accedido a levantar la vergonzosa incomunicación a la que Julián Assange ha sido sometido durante casi 7 meses en la embajada del Ecuador en Londres. Privado de acceso al internet, o cualquier otro tipo de comunicación con el exterior, incluyendo la prohibición de visitas, el aislamiento del periodista Assange no tiene precedentes en una democracia medianamente decente. Al parecer, fue la visita al Ecuador del Relator de la ONU para la Libertad de Expresión, y del Alto Comisionado para los Refugiados, lo que forzó el levantamiento de la incomunicación. Fue precisamente la ONU, en su resolución 54/2015 del 4 de diciembre del 2015, la que juzgó en contra de Gran Bretaña y Suecia, calificando la situación de Julián como una detención arbitraria. Una condena demasiado vergonzosa como para que la muy perfumada Gran Bretaña se digne acatar, a pesar de que las resoluciones de la ONU deberían ser vinculantes.

El levantamiento de la incomunicación, sin embargo, no viene gratis. Lo acompaña un draconiano protocolo de “disciplina”, que convierte de una vez al Ecuador de protector, en perseguidor. ¿Una embajada, con un régimen cuasi carcelario? ¿Para un asilado político, que no tiene ni cargo, ni deuda con la justicia? Tal parecería que la condición de perseguido político de Julián Assange, motivo y razón de su asilo ¿ya no es reconocida por el Ecuador?

En mis años como Cónsul en Londres, con frecuencia visité muchas cárceles en el Reino Unido y ni siquiera para visitar a los presos, nunca tuve que informar sobre mis “cuentas de redes sociales”, ni sobre “los números de serie y números IMEI de todos los componentes electrónicos”, bajo la amenaza de confiscación, como ahora se les exigirá a los visitantes de Assange, por lo general personalidades del más alto perfil, que llegan a expresar solidaridad (¡no a visitar una cárcel!). Es absurdo y peligroso exigir información personal y privada que corre riesgo de terminar filtrándose a los perseguidores de Assange.

Seguir leyendo »