eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El drama carcelario de América Latina

En América Latina, como en otras partes del mundo, el aumento de los límites del derecho penal lleva un recorrido imparable desde hace casi tres décadas. El resultado, a diferencia de lo que suele ser su principal promesa, no ha desembocado en una disminución de los índices de violencia ni de criminalidad y sí, en cambio, en el vertiginoso crecimiento de la población penitenciaria. Las tasas de prisionalización, según datos del Institute for Criminal Policy Research, llegan a 398 en El Salvador, 371 en Costa Rica, 301 en Brasil, 291 en Uruguay o 246 en Chile, por cada 100.000 habitantes. Mientras tanto, en Europa los números con dificultad superan los 100 (Bélgica, Austria, Italia, Alemania). España con 136 es uno de los más altos, pero bastante lejos de los países latinoamericanos.

Así, el aumento de las penas y la criminalización de nuevas conductas con poca planificación sobre su impacto en el sistema penitenciario han provocado unos niveles de hacinamiento que, en lo particular, como sucedió en México y Honduras, han favorecido el acaecimiento de incendios y motines y, en lo general, y más grave aún, la violación permanente de los derechos humanos de miles personas que están a cargo de nuestros estados.

En Costa Rica, que en 10 años triplicó su tasa de encarcelamiento, al hilo de reformas legales que endurecieron penas o crearon nuevos delitos, y cuya sobrepoblación, a finales de 2015, llegaba al 52%, se tomó la decisión de acelerar los traslados a centros semi-abiertos de personas condenadas por delitos de menor gravedad. La medida ha dado sus frutos, pues el hacinamiento, todavía alto, acabó en 38%, en mayo de 2016.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

Transgredir la evolución

Hace algo más de dos años, las fuerzas vivas del establishment y un grupo de barones/a apoyaron con vehemencia una campaña para sacar a Eduardo Madina de la carrera por la secretaría general del PSOE. El diputado vasco, un desconocido para mí, contactó conmigo meses antes de esa campaña para pedirme que le guiase en su preparación para las primarias a un año vista.

Me sorprendió su solvencia, su responsabilidad y su cautela. Nadie sabía entonces que estaba estudiando su propia candidatura a dirigir el partido que era su vida. O mejor dicho, que había cambiado su vida. No he conocido hasta ahora a nadie con más amor por sus ideas y con más motivo para odiarlas.

Le pregunté entonces por qué quería que yo, que no era ni militante ni trabajaba para el PSOE, dirigiera su campaña. Me respondió que buscaba a alguien que supiera lo que era la nueva política. Imaginen mi estupefacción. Quería que ese alguien fuera nuevo en estas lides, que no le afectase la opinión de ningún dirigente y que fuera mujer. Acepté de inmediato con algo más de admiración repentina de la aconsejable, tratándose de un trabajo, de un cliente.

Seguir leyendo »

Su golpe de régimen. Nosotras, panteras

49 Comentarios

El PSOE es el partido articulador por excelencia del régimen del 78. Durante la dictadura fue un partido muy débil; apenas existía en el exterior bajo la dirección de Rodolfo Llopis  y sólo contaba con unos 2000 militantes clandestinos en el interior en 1974. Pero entre 1972, cuando los jóvenes de Sevilla se hacen con el control del partido y 1982, año de la aplastante victoria electoral de Felipe González, con el lema “por el cambio”, el PSOE navegó con audacia la Transición y se convirtió en el partido de las nuevas clases medias y en la fuerza hegemónica del sistema político español.

Es por ello que hoy decimos que la crisis del PSOE es la crisis de régimen, lo explicaba ayer Pablo Iglesias en un artículo con este título. Pero es la irrupción de Podemos lo que explica el golpe de régimen que ha sacudido al PSOE en los últimos días: un intento por parte de los sectores oligárquicos dentro y fuera del partido (propietarios de grandes grupos mediáticos y empresariales incluidos) para impedir cualquier posibilidad de acuerdo de gobierno con nosotros. Un intento desesperado de cerrar la crisis de régimen en un sentido oligárquico, aliándose los partidos tradicionales (con el concurso decorativo de Ciudadanos) para intentar asentar su posición de poder y frenar cualquier posibilidad de que Podemos gobierne. No es que Pedro Sánchez haya articulado una posición “de izquierdas” en el PSOE (conviene recordar que es Secretario General gracias a los sectores más conservadores de su partido). De hecho, Sánchez nunca se planteo gobernar con Podemos. Pero su obstinado “no” al Partido Popular (en sintonía con el deseo mayoritario expresado por las bases de su partido) podía llevar a una repetición electoral no deseable para esos sectores oligárquicos, o incluso a la remota posibilidad de que Podemos participase de un gobierno presidido por Sánchez. Lo demás ya lo conocen: se acabó la diversión, llegó Don Felipe y mandó a parar. 

En lo que a España se refiere, la crisis del PSOE puede derivar en un gobierno austericida presidido por Mariano Rajoy o en una tercera repetición electoral. 

Seguir leyendo »

Es el momento de Unidos Podemos

121 Comentarios

Finalmente el motín oligárquico en el PSOE ha tenido éxito. Los partidarios de Susana Díaz y Felipe González han buscado numerosas excusas en este tiempo, pero parece evidente que el mayor pecado de Pedro Sánchez ha sido el de insinuar que intentaría un Gobierno alternativo con Unidos Podemos. A los amotinados no les importó el acuerdo con Ciudadanos, ni parece que tampoco la abstención ante la investidura de Rajoy y del PP; lo que les molesta, y preocupa, es que la izquierda pueda tener influencia en las decisiones políticas y económicas de España. Definitivamente la España que le preocupa a Susana Díaz no es la de la clase trabajadora, sino la de las grandes empresas y las grandes fortunas; la misma España que ha hablado por boca de Felipe González.

No obstante, el drama de la socialdemocracia europea no son estas peleas fratricidas, sino la falta de un proyecto político coherente. Es sabido que los partidos socialdemócratas abandonaron la causa socialista hace mucho tiempo, pero es menos conocido que también abandonaron hace décadas la causa socialdemócrata. El giro del laborismo británico, con su conversión al socialiberalismo de la mano de Tony Blair, y la práctica política de gobiernos como el de François Hollande o José Luís Rodríguez Zapatero son la manifestación de que la retórica de los partidos socialdemócratas no casa con los hechos reales. El proyecto político de la socialdemocracia, que contribuyó a construir el Estado Social tras la II Guerra Mundial, ha entrado en aguda contradicción con el modelo institucional de la Unión Europea y con un mundo globalizado a la manera neoliberal.

La inmensa cantidad de deserciones en el sector socialdemócrata, expresada tendencialmente en los resultados electorales a lo largo de toda Europa, tiene su causa en estas contradicciones de fondo. Un mundo neoliberal que está empujando a la precariedad y a la miseria a sectores cada vez más amplios de la sociedad; una situación ante la que la socialdemocracia no ha ofrecido una alternativa creíble ni rigurosa. Al contrario, en la práctica sus Gobiernos se han comportado de forma indistinguible a los gobiernos conservadores. 

Seguir leyendo »

El paraíso de la aviación

No somos todos iguales. Sé que esta noticia cogerá, a estas alturas, a pocos por sorpresa. Pero créanme cuando les digo que el caso de las compañías aéreas es digno de admiración. Imagínense una empresa con beneficios multimillonarios que se dedica al transporte internacional. Ahora imagínense que lo hace sin pagar impuestos por el combustible que utiliza, con billetes a los que el IVA no es aplicable, que no tiene que cumplir requisitos legalmente vinculantes en materia de eficiencia energética y que no tiene que limitar la contaminación ambiental que genera su actividad. Imagínense una empresa así y se harán una idea de los privilegios de los que disfrutan hasta ahora las compañías aéreas. Eso sí: es posible que no por mucho tiempo.

Es digno de admiración, decía, sobre todo al tener en cuenta la responsabilidad que tiene la aviación internacional ante algunos de los mayores desafíos globales a los que nos enfrentamos. El cambio climático es un ejemplo. La aviación emite cada año tanto CO2 como los 129 países con menos emisiones, y los pronósticos no son alentadores: mientras que en 2010 la industria de la aviación contaba con 2.400 millones de pasajeros, para 2050 se espera alcanzar los 16.000 millones, lo que haría que las emisiones de este sector aumentaran un 300% si no se toman las medidas necesarias para evitarlo.

La aviación no se incluyó en el texto del Acuerdo de París alcanzado en la Cumbre del Clima el año pasado, a pesar de que contener las emisiones de este sector es absolutamente imprescindible para cumplir con el principal compromiso acordado en París: mantener el aumento de la temperatura mundial muy por debajo de los 2°C con respecto a niveles preindustriales y dedicar esfuerzos a limitarlo a 1,5°C. ¿El pretexto? Más allá de la poderosa influencia de la industria aeronáutica en la mayor parte de los gobiernos occidentales, se decidió atribuirle a otro organismo de Naciones Unidas, la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI), la responsabilidad de alcanzar un plan global para limitar las emisiones de la aviación internacional. Un plan en el que la OACI llevaba trabajando, sin mucho éxito, desde hacía casi dos décadas. Lo que en París sí quedó claro fue la fecha: la Asamblea de la OACI se reúne solo una vez cada tres años, y su próxima asamblea del 27 de septiembre al 7 de octubre de 2016 tenía que ser la fecha límite para llegar a un acuerdo. Hacerlo después sería, sencillamente, hacerlo demasiado tarde.

Seguir leyendo »

La Alternativa Democrática

40 años. Durante 40 años el Partido Comunista Italiano (PCI) fue el partido comunista más importante de Europa Occidental. 40 años siendo hegemónico en la izquierda. 40 años de oposición a uno de los partidos más corruptos que ha conocido Europa: la Democracia Cristiana italiana. 40 años sin llegar al gobierno. 40 años.

En España estamos viviendo momentos convulsos. El partido que ha resultado más votado en las últimas elecciones está imputado por destrucción de pruebas y financiación ilegal. Sus cuadros han empezado a caer en procesos judiciales. Y hasta la que fue durante 23 años alcaldesa de la tercera ciudad de España ha sido repudiada de cara a la opinión pública por su partido.

Y mientras tanto, el sistema de partidos lleva un par de años en recomposición y aún le quedan algunos más. A algunos partidos, como en el caso de Compromís, la ciudadanía nos ha dado una confianza que nunca antes habíamos tenido. Y tenemos que saber administrarla. Estamos en condiciones de poner las instituciones al servicio de la gente, pero para ello tenemos que aprender de los errores del pasado.

Seguir leyendo »

Valentía, generosidad y acción en el PSOE hoy, o cenizas mañana

137 años de historia dependen de una pregunta ¿Hay en el PSOE militantes y cuadros con la valentía y sensatez suficiente para sacar del bloqueo en el que se encuentra al Partido? Tenemos 24 horas para contestar.

El PSOE está mal, en situación de riesgo extremo. Sus dirigentes han cometido errores importantes en las últimas semanas y muy graves en los últimos días.

El enfrentamiento de posiciones actual es fruto de la falta de diálogo sincero, libre y valiente durante muchos años.

Seguir leyendo »

Inhibirse ante Rajoy o intentar cambiar España

En los últimos días se ha escrito mucho sobre los motivos que han llevado al PSOE a protagonizar una división sin precedentes en los partidos políticos españoles. En todo caso, vaya por delante la hipótesis que señalaba Borja González de Mendoza el jueves en Hora 25, donde advertía que la mediatización de la política (donde todos somos parte de la noticia y observamos su desarrollo casi en directo) contribuía enormemente a que pudiéramos vivir procesos similares con otros partidos en el futuro y que acabáramos relativizándolos.

La mayoría de analistas destacan que los socialistas atraviesan la misma crisis que viven sus iguales en la mayoría de países europeos, algunos añaden que hay un conflicto entre un regionalismo del Sur con voluntad de ser dominante en el conjunto de España y una visión más abierta del país y otros señalan que hay un pulso entre generaciones y con la vista puesta en Podemos.

Probablemente, el debate espectacular (por aquello de que es un espectáculo) que se nos ha retransmitido en los últimos días tiene relación con todo ello, pero en este artículo y a pocas horas de que el PSOE debata internamente el futuro más inmediato de su formación me gustaría centrarme en el que considero que ha sido desencadenante de la lucha interna por el poder del partido. Y es que algunos líderes territoriales pretendían con la elección de Sánchez como secretario general hace dos años ganar tiempo para que uno de ellos (una de ellos) acabara asumiendo las riendas del partido.

Seguir leyendo »

"Me gusta ser una zorra" (feminista)

120 Comentarios

"Me gusta ser una zorra" es una canción de las Vulpes.

Hoy Barbijaputa escribe un artículo sobre el polémico spot Patria, de Amarna Miller, y sobre algunas declaraciones de la actriz porno feminista en una entrevista como estas, que Barbijaputa cita y comenta: "Si a mí me pone la figura masculina en un rol de poder, ¿he de modificar mi deseo porque esta fantasía no concuerda con mis ideales feministas? (...) Yo pienso que intentar modificar tu deseo sólo lleva a frustraciones y a un castramiento de tu identidad. Como yo no quiero modificarlo y creo que no es labor del feminismo modificar los deseos de nadie, lo que intento es asumir mis fantasías de una forma responsable y ética, saber de dónde vienen y disfrutarlo". Barbijaputa concluye que "esto puede tacharse de lo que queramos, pero definitivamente no de feminista". 

Hay un problema que aparece cada vez que debatimos sobre un tema complejo, y está claro que el porno lo es. Como no podemos hablar hasta el infinito, siempre nos toca dejar algo sin decir y probablemente dejemos sin hacer todos los matices que un tema así merece. Consciente de eso voy a decir las cosas que creo habría que decir en primer lugar, sabiendo que dejo otras muchas sin comentar.

En primer lugar, creo que es contraproducente y negativo que, en el seno de un legítimo debate de ideas en el que es normal que se planteen diferencias, nos acusemos entre nosotras mismas de no ser feministas o de ser menos feministas. Que haya diferencias y debate es la condición de que pensemos en común.

Seguir leyendo »

Pedro Sánchez sigue siendo secretario general del PSOE

Aunque le pese a más de uno. Pero lo cierto es que los estatutos del PSOE no permiten llegar a ninguna otra conclusión razonable.

Veamos brevemente algunos de los pilares sobre los que se apoya este interesante problema de gobierno corporativo que tanto interesa a este blog, con la advertencia previa de que no tratamos de decir lo que sea más conveniente o lo que a nosotros nos gustaría, sino lo que corresponde de acuerdo con las normas internas del PSOE.

Los actores que entran en juego son el Congreso Federal (órganos soberano del partido), la Comisión Ejecutiva Federal (órgano ejecutivo del partido), que surge del Comité Federal (un órgano intermedio formado por delegados que dirige la política y controla a la Comisión Ejecutiva) y la Comisión de Ética y Garantías (con funciones interpretativas y de control). En este enlace se  puede ver un resumen de sus funciones. El problema consiste en determinar los efectos de  17 dimisiones en la Comisión Ejecutiva Federal que se compone de 38 miembros de los cuales tres estaban vacantes por diversas circunstancias.

Seguir leyendo »