eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

¿Una manifestación en defensa del lobo?

Ejemplares del lobo ibérico / Ana Retamero EA.

Resulta sorprendente que más de 50 años después de la aparición de las primeras organizaciones ecologistas estas sigan convocando manifestaciones para reclamar la protección de una única especie, en concreto la del lobo ibérico. Hace casi 30 años, en 1989, se aprobó en nuestro país la Ley de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestre. Se inició un importantísimo proceso de protección de espacios naturales y de especies, y se creó el Catálogo de Especies Amenazas. Todo ello estuvo provocado en gran medida por la aprobación en la Comisión Europea de las Directivas de Áves y de Hábitats. Este proceso logró la protección estricta de un amplio número de especies de fauna y de flora. Sin embargo, el lobo nunca logró la necesaria protección, excepto sus poblaciones situadas al sur del río Duero.

Las excusas para ello fueron varias. Primero, todavía durante la dictadura de Franco, se evitó dicha protección al correr rumores, nunca confirmados, de ataques de lobos a personas. Cuando se demostró la falsedad de estas afirmaciones, la excusa fue el ataque de lobos a la ganadería. Efectivamente, los lobos, en ocasiones, atacan a ovejas, cabras, vacas o caballos, en parte debido a la escasez de sus presas naturales: corzos, ciervos, jabalíes... Y en parte porque atacar a los rebaños resulta mas fácil si no existen medidas de prevención. Ese es precisamente el problema.

Como llevan tiempo demostrando un creciente número de ganaderos, con un gran esfuerzo por su parte y sin ayudas de las administraciones, adoptar medidas preventivas es factible. Algunos ganaderos llevan décadas utilizando perros mastines para proteger el ganado, hacen uso de pastores para vigilar el rebaño y lo recogen por la noche, con lo que han logrado que los ataques del lobo a la ganadería desaparezcan o se reduzcan muy sustancialmente.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

La revolución será feminista

25 Comentarios

Varias manifestantes en la marcha del 8M de Madrid. / Olmo Calvo.

El feminismo no es un movimiento social, es mucho más, es una sociedad que está moviéndose hacia el feminismo. En ese proceso, las fuerzas y lecturas que rechazan una sociedad igualitaria lanzan exabruptos y conatos propios del Medioevo; pero lejos de ser una muestra del retroceso de la sociedad hacia posturas aparentemente superadas, representan la reacción de los valores de una sociedad que se muere, pero que en su agonía, cual perro rabioso, se parapeta en la esquina lanzando mordiscos a la espera de ser derribado.

Las manifestaciones del 8 de marzo han sido masivas alrededor del mundo. En Madrid, ahí donde hace unos años se juntaban unas pocas miles de personas en una puesta en escena donde se identificaban con facilidad los bloques de partidos y colectivos políticos, en esta ocasión se han diluido entre un torbellino de iniciativas, pancartas caseras, cánticos cruzados y las calles aledañas a la manifestación tomadas por grupos de mujeres que vuelven a casa contentas y exhibiendo símbolos: la calle es suya. Sucede siempre lo mismo con aquello que es grande, que desaparece todo rastro de vanguardia y se le responde al poder con la frase que canta el Evaristo, "¿quieres identificarnos? Tienes un problema".

En el caso de Turquía, inmersa en una grave espiral represiva, las feministas han desafiado al terror de Erdogan y al de ISIS. El gobierno que ha suspendido el derecho de manifestación –desde que en 2015 las bombas de DAESH asesinaran a decenas de manifestantes en diferentes ciudades– no ha podido evitar que decenas de miles de mujeres desfilaran por las calles de Estambul, Ankara y Diyarbakir.

Seguir leyendo »

Aguirre y Cifuentes: dos caras de una misma moneda

A mí no me consta nada o todo esto es de una etapa anterior a la mía, son dos de las frases a las que nos tienen acostumbradas la portavoz en el Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, cada vez que les preguntan por la corrupción del Partido Popular. Eternas rivales dentro del PP de Madrid pero con algo en común: no quieren que les salpique la corrupción de su propio partido mientras ellas tengan puestos de responsabilidad.

Esperanza Aguirre ha sido presidenta del PP de Madrid durante la mayor etapa de corrupción del Partido Popular, años de bonanza económica que generó cierta sensación de impunidad a muchos de los miembros de su gobierno, algunos de ellos en la cárcel a día de hoy. Cristina Cifuentes, que formó parte del equipo de Esperanza Aguirre en la Asamblea de Madrid durante esos años, es hoy ex presidenta de la Gestora del PP de Madrid, aspirante a presidir el partido y presidenta de la Comunidad de Madrid gracias a los votos de Ciudadanos: dos caras de una misma moneda que se ponen de acuerdo en echar balones fuera como si eso de la corrupción del PP fuera de otros u otras. Es más, “¡yo destapé la Gürtel!”, llegamos a escuchar de boca de la ex presidenta Esperanza Aguirre, como si los demás, el resto de los y las madrileñas tuviéramos que darle las gracias por salvarnos de la corrupción del Partido Popular.

El juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, vuelve a apuntar, una vez más, a una posible financiación irregular del PP de Madrid y nos preguntamos hasta cuándo debemos seguir soportando que Aguirre y Cifuentes sigan con la misma estrategia de ignorancia sobrevenida. Tal y como señaló ayer nuestro portavoz en el Parlamento regional, Ángel Gabilondo, no parece que la expresidenta Aguirre sea de las personas que no se enteran de nada. A su vez, Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, nos acostumbra los oídos a discursos enérgicos contra la corrupción, pero mira hacia otro lado cuando la justicia apunta cerca, dentro de sus filas.

Seguir leyendo »

Pedro Farré: un viaje a las entrañas de SGAE

El exdirector de Relaciones Corporativas de la Sociedad General de Autores (SGAE) y antiguo jefe de Gabinete de Eduardo Bautista, Pedro Farré.

"Me convertí en lo que se viene llamando un gilipollas", dice hoy Pedro Farré de sí mismo para describir su paso por SGAE.

Yo le conocí personalmente en 2005, en los tiempos en los que se supone que lo era o que estaba en el proceso de convertirse. Eran también los tiempos en los que estaba muy viva la pelea de los grandes titulares de derechos de propiedad intelectual contra los usuarios que descargaban gratuitamente sus obras a través de internet.

Él era el estratega y la cara de la lucha contra la piratería en SGAE y no había debate en televisión, conferencia o mesa redonda que no contara con su presencia ni con su dedo acusador. Desde su atalaya moral se dedicaba a señalar a todo aquel que hubiera descargado alguna vez una canción sin pagar. Su reproche no era solo moral sino también jurídico y sostenía que las descargas de internet te podían llevar hasta cuatro años a prisión.

Seguir leyendo »

La eliminación de la pobreza extrema en el mundo: un objetivo factible

Imagen de archivo: Dos niños buscan entre la basura en Brasilia, Brasil.

Para millones de ciudadanos europeos y de otros países occidentales vivimos tiempos de gran pesimismo y turbulencias, dominados por el malestar social, la incertidumbre por el futuro y el auge de los populismos. En este panorama tan incierto y poco estimulante que domina los medios de comunicación, a menudo se olvidan acontecimientos importantes y positivos que ocurren más allá de nuestras fronteras. Hay uno en particular  que merece la pena destacar, lo que el periodista del NYT Nicholas Kristof calificó en 2016 como "La mejor noticia desconocida": en los últimos 30 años el porcentaje de personas en el mundo que viven en pobreza extrema se ha reducido en más de la mitad. No solo eso, el planeta tiene hoy al alcance y por primera vez en su historia, la eliminación de la pobreza extrema, definida como un nivel de ingresos inferior a 1,9 dólares diarios. El objetivo es erradicarla en 2030, la meta fijada por Naciones Unidas como parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que sustituyeron a los Objetivos de Desarrollo del Milenio, y han sido suscritos por prácticamente todos gobiernos del mundo.

¿Es factible lograr el objetivo en la fecha señalada?, ¿de qué depende?. El último  Informe sobre Pobreza y Prosperidad Compartida, publicado en octubre de 2016 por el Banco Mundial, muestra que el número de personas en el mundo viviendo en extrema pobreza ha disminuido en 1.100 millones en las últimas dos décadas y media, período en el que la población mundial creció casi 2.000 millones (ver gráfico). Esta disminución se ha producido en todas las regiones en desarrollo con excepción de África subsahariana, donde a pesar de la reducción del porcentaje de pobres extremos, el número absoluto ha subido debido al fuerte crecimiento poblacional y se ha estancado en el último lustro.

A nivel global, los números dejan poco espacio para la duda: la pobreza extrema ha descendido dramáticamente y de forma efectiva de los 1.900 millones de 1990 a menos de 800 en 2013, una reducción de casi 50 millones de pobres menos por año, equivalente a la población de Colombia o Corea del Sur.

Seguir leyendo »

¿Huelga de la enseñanza cuando se habla de pacto educativo en el Congreso?

Imagen de archivo de una manifestación contra los recortes en educación.

Nos encontramos en pleno proceso de reuniones de la Subcomisión para el Pacto Educativo del Congreso de los Diputados, que tiene el objetivo de encontrar un acuerdo general para una nueva ley de educación. Y precisamente cuando el legislativo da muestras de voluntad de diálogo y convoca semana a semana a diferentes representantes de la comunidad educativa para escuchar sus pareceres sobre la situación actual del sistema de enseñanza y sus necesidades de cambio, la Plataforma por la Escuela Pública convoca una huelga general de profesorado, alumnado y familias. ¿Qué les ha dado? ¿Justo se ponen a protestar cuando esos mismos convocantes comparecen ante sus señorías para explayarse y parecen tener la oportunidad de que sus demandas lleguen directamente a los encargados de hacer la nueva ley?

Pero las organizaciones de madres y padres, docentes, trabajadores no docentes y estudiantes no son unas irresponsables ni están fuera de sus cabales. A pesar de lo que se mueve en el Parlamento, la situación es muy grave y se acumulan razones de plomo para actuar con todas las fuerzas disponibles. El sistema educativo es un campo de batalla crucial para detener y revertir la ofensiva neoliberal que nos está haciendo recular desde la crisis de 2008.

Ahora es cuando se están fijando las posiciones para un enfrentamiento del que puede salir muy dañado un servicio público del que dependemos demasiado como país. De hecho, el tripartito que sostiene el Gobierno de Rajoy presupone que las posiciones están fijadas, como mínimo, en el punto en el que las ha dejado la aplicación express de la Ley Wert tras la generosa supresión del principal señuelo, las reválidas. La cosa quedó claramente definida con la comparecencia del exministro Gabilondo ante la subcomisión. Javier Sánchez, el diputado de Podemos, le espetó a las claras la pregunta crucial: ¿Cuál es su modelo, el del incremento constante de la privatización a través de la enseñanza concertada o el de la progresiva reversión hacia un sistema plenamente público? El filósofo metido a político del PSOE no eludió la pregunta y contestó explicando la posición de su partido: conciertos con escuelas privadas sí, por supuesto que sí, la enseñanza concertada es intocable… eso sí, con la condición de que se cumplan a rajatabla los requisitos de la ley. Es decir, conciertos como siempre, pero con una dosis extra de voluntarismo por nuestra parte…

Seguir leyendo »

Holanda (también) al borde del abismo

40 Comentarios

Geert Wilders, eurodiputado y Presidente del Partido por la Libertad, durante un acto de campaña en las pasadas elecciones europeas.

A primera vista, los datos macroeconómicos de Holanda son bastante positivos tras unos cuantos años de políticas de austeridad: el paro es del 5,4%, el déficit público del 1%, la deuda pública representa el 63% del PIB y la cuenta exterior registra casi un 10% de superávit. Aparentemente, todo un éxito.

Pero detrás de ellos hay un panorama muy negro que ha producido cambios políticos y auténticos demonios que están a punto de salir plenamente a la luz en las elecciones generales del próximo 15 de marzo. Así lo advierte el profesor de economía e investigador holandés Servaas Storm, en un artículo en el que se pregunta si Holanda será la próxima pieza del dominó europeo que caerá ( Will the Netherlands be the next domino to fall?).

Storm señala que, detrás de esos grandes números, hay otros que reflejan lo que de verdad va a marcar el futuro de ese país. Según ha señalado el propio Banco Central holandés, si a la tasa de paro oficial se le suman los trabajadores desanimados que ya no buscan trabajo y los que trabajan a tiempo parcial contra su voluntad, porque quisieran trabajar más horas, el paro sería tres veces mayor que el oficial, el 16%. E indica Storm que el porcentaje de empleos seguros ha caído del 56,8% en 2008 al 30,5% en 2015 y que el empleo temporal ya supera el 20% del total.

Seguir leyendo »

Diez años de la Ley de Igualdad: un camino sin retorno

Imagen de archivo.

El siglo XX, probablemente el siglo más sanguinario de la historia de la humanidad, ha sido el siglo donde las mujeres, mucho después que los hombres, han accedido a la modernidad. El gran motor de este proceso ha sido el feminismo y los movimientos de mujeres, que forman parte ya del movimiento político occidental. Ha sido el siglo en el que las mujeres hemos conquistado los derechos de ciudadanía que nos negaron en la revolución francesa, el siglo en el que hemos tomado la palabra y el control de nuestras identidades, se han intentado romper estereotipos y se han propuesto múltiples vías de realización personal.

Si tenemos que resumir esos progresos por las imágenes de las mujeres del siglo XX, la garçonne producto de la guerra y de los años locos, la mujer liberada producto de la píldora o la superwoman de los años ochenta, producto de la sociedad del consumo, capaz de hacer malabarismos entre su carrera y las responsabilidades familiares. Encontramos sin embargo imágenes transgresoras, pero pocas imágenes que reflejen una historia positiva de las mujeres.

Con esta herencia histórica iniciamos el siglo XXI, en una sociedad cargada de prejuicios y una agenda de conquistas incompletas. Todavía hoy, cuando llega el 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, nos enfrentamos a la pregunta retórica de: ¿qué quieren ahora las mujeres?

Seguir leyendo »

Parar

Imagen de archivo: Brazos emulando el símbolo feminista a la llegada de la marcha del 8 de marzo a la Puerta del Sol de 2016.

En una tierra de cerca de cuatro millones de parados no sabemos, sin embargo, qué es detenerse. Qué es parar y que frene todo. No lo sabemos porque, incluso, cuando se convoca una huelga general (pienso en aquella de finales de septiembre de 2010) luego hay que ir a un sitio a tomar algo. La verja que se levantó, la caña que nos sirven, la televisión encendida y la reportera dando la noticia. No nos hemos detenido nunca.

Y no se confundan, que no habla una de pararse a oler las flores, ni esto tiene que ver con tópicos latinos que nos animen a vivir a otros ritmos. Me refiero a que en el constante girar y girar las cosas siguen sucediendo y nos parecen invisibles.

Ejemplo de esto: un amigo, artista plástico y a quien considero empático y comprometido, me decía el año que convivimos juntos que, para él, independizarse fue una revelación. La revelación del vaso que no se movía solo. Mi amigo siempre había dejado el vaso del que había bebido en la mesa y cuando volvía a mirar el vaso no estaba. Cuando se fue de la casa familiar a vivir por su cuenta descubrió que los vasos se quedan donde los hemos dejado, siempre. Esto sólo deja de ocurrir si llega alguien a llevárselo. Ese alguien era, claro, su madre. Y ese algo que hacía era, claro, invisible.

Seguir leyendo »

La lucha por la supervivencia

Imagen de archivo: "¡Al igual trabajo, igual salario!" Manifestación del 8M 2016.

Naciones Unidas llama a celebrar el Día Internacional de la Mujer de este año con un lema centrado en los cambios que se están produciendo en el mercado laboral global, Las mujeres en un mundo laboral en transformación: hacia un planeta 50-50 en 2030 y considera que este es "buen momento para reflexionar acerca de los avances logrados, pedir más cambios y celebrar la valentía y la determinación de mujeres de a pie que han jugado un papel clave en la historia de sus países y comunidades".

Topamos, sin embargo, con la realidad de lo que está ocurriendo en España, donde en estos años de crisis no solo se ha producido un parón, como en Europa, sino un claro retroceso en materia de igualdad.

En una jornada en la que, por tradición, reflexionamos y valoramos sobre la situación o el avance que se ha producido en la igualdad de género, podemos decir que lamentablemente este año casi se está convirtiendo en el día de la supervivencia, no solo en el mercado de trabajo donde las mujeres tenemos que  luchar para que no nos expulsen y tenemos que enfrentarnos a muchas discriminaciones, sino por la violencia de género, que no es más que la más vil expresión de las actitudes machistas.

Seguir leyendo »