eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

¿Es posible el altruismo en la gestación subrogada?

65 Comentarios

Una mujer embarazada.

No existe el derecho a tener hijos por mucho que alguien desee cumplir el sueño de ser padre o de ser madre. Sí existe, en cambio, el derecho de la mujer a controlar su propia sexualidad, a decidir libre y responsablemente sobre su cuerpo y a hacerlo de manera informada y autónoma, sin coacción, discriminación ni violencia. Por eso, para hablar de regular la gestación subrogada en España es necesario aceptar y respetar estas premisas. De lo contrario estaremos abriendo la puerta al lado oscuro de esa realidad, el de los vientres de alquiler.

La mayor presencia de realidades familiares protagonizadas por hombres gais ha sacado del armario una práctica transfronteriza que se venía realizando al margen de la ley desde hace décadas. Sus protagonistas eran (y son) principalmente personas heterosexuales, sin embargo, la caída del tabú de la homoparentalidad masculina ha abierto la caja de Pandora, y esta actividad se está imponiendo por la vía de los hechos, sin vigilancia alguna hacia las empresas y clínicas privadas que se lucran porque la gestación subrogada altruista, tachada de mito, no está legalmente reconocida.

Llegados a este punto, es necesario controlar una realidad que está dejando de ser un fenómeno social para empezar a convertirse en asunto de orden público. Pero, ¿cómo hacerlo? Reconociendo y garantizando la autonomía, la integridad y la seguridad sexual y reproductiva de la mujer gestante. Poniendo en primer plano su libertad de decidir, incluida la posibilidad de que en cualquier momento se quiera echar atrás. Esta no es precisamente la idea que se desprende de la propuesta de Ciudadanos que se centra en ver cómo materializar el deseo legítimo, que no legal, de tener un hijo.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

Ahora que lo pienso

Concentración en Barcelona por una Cataluña dentro de España

Visto desde fuera de Cataluña, el debate sobre la creación de un Estado catalán me suscita siempre una pregunta:

¿Por qué le cuesta tanto a España afrontar y resolver sus problemas de fondo?

Por ejemplo,

Seguir leyendo »

Por un Podemos de alternativa

25 Comentarios

Las delegaciones de Unidos Podemos-En Comú-En Marea y del PSOE, en la reunión de este lunes en el Congreso.

Las estrategias políticas en un mundo cambiante como el que vivimos nos tienen que situar en un debate permanente de análisis concreto. Los poderosos se han dotado de una serie de instrumentos de control y de influencia en la sociedad que nos obligan a no cometer ningún error o por lo menos, a minimizarlos, porque cualquier desacierto nos condenará a tener que empezar de nuevo.

No olvidemos que estamos dentro de la cultura de un bloque dominante de "libre mercado" donde la mayoría social asume con naturalidad sus valores y es en ese escenario donde tenemos que movernos. Tan potente es esa cultura inculcada en el corazón de la mayoría que ni siquiera la corrupción generalizada de los partidos de la casta o el paro masivo y la pobreza que genera está posibilitando que otras formaciones políticas alternativas puedan alcanzar los votos necesarios para gobernar.

En este contexto complejo, creo con modestia, prudencia, y con todo el respeto del mundo hacia los compañeros y compañeras que están diseñando la estrategia política, que el PSOE no es nuestro aliado natural. No lo es, pues forma parte de la estructura de poder que se construyó en la Transición. El PSOE es la cara 'amable' del régimen y nunca dudaron en los momentos claves de dejarlo claro y evidente. Desde los diferentes gobiernos estatales y autonómicos, el PSOE aplicó la receta neoliberal dictada por los mercados, creando un horrible sufrimiento en la población. Ahora, el PSOE intenta salir de su crisis interna con una nueva dirección cuyo principal objetivo es destruir a Podemos.

Seguir leyendo »

'Su mejor historia': la historia contada por las mujeres

Imagen de la película 'Su mejor historia', de Lone Scherfig.

En un mundo como el cinematográfico, prácticamente monopolizado por los varones, y en el que por tanto imperan los relatos androcéntricos y los esquemas narrativos en los que las mujeres apenas son personajes accesorios y siempre articulados en función de sus compañeros heroicos, cada día se hace más necesario, urgente diría yo, contar con otras miradas. Las de aquellas a las que la cultura, al menos la mayoritaria y comercial, sigue relegando al papel de musas y difícilmente encuentran acomodo en los espacios que el patriarcado reserva a los genios masculinos.

Solo de esa manera se podrán ir construyendo otro tipo de relatos y por tanto de imaginarios colectivos que superen al fin los esquemas más rancios del patriarcado. Para ello, insisto, es necesario que cada vez haya más mujeres contando historias, ofreciéndonos su visión de la vida, aportándonos esa otra mitad que falta en la pantalla.  Porque solo cuando la cultura deje de legitimar las estructuras jerárquicas del sistema sexo/género será posible avanzar de verdad hacia una efectiva igualdad. Mientras que sigan fallando los resortes culturales –y por tanto, educativos y socializadores– las leyes, las políticas y los planes de igualdad lograrán resultados tibios, que además serán fácilmente derogables por la fuerza incontrolable de lo que nos entra por los ojos y a través de las emociones.

Por todo ello, es tan saludable, y hasta democráticamente inspirador, que podamos encontrar en la cartelera películas dirigidas por mujeres y en las que por tanto sea fácil descubrir la mirada que suele faltar en los productos culturales. Esa experiencia es la que como espectador he tenido al ver la última película de la directora británica Lone Scherfig, cuyo título ha sido traducido al español como Su mejor historia. A Scherfig se deben títulos tan distintos e interesantes como Italiano para principiantes (2000), Wilbur se quiere suicidar (2002) y, sobre todo, la deliciosa An education (2009), en la que lograba dar una vuelta de tuerca al amor romántico.

Seguir leyendo »

Podemos y el ecologismo

26 Comentarios

Los que tenían dudas sobre el cambio climático ya las van disipando ante la aplastante evidencia, ya no sólo científica (mediciones de temperatura récord, volumen de hielo Ártico y permafrost en mínimos históricos, etc.), sino empírica. Las temperaturas anormalmente elevadas en cada época del año se hacen sentir en cosechas, ganado, incendios, agua y en nuestra propia cotidianidad urbana, afectando sobre todo a los más mayores y a los más pequeños, todavía en época escolar durante la ola de calor de junio de este año, así como a los que menos medios tengan para adaptarse a las nuevas condiciones.

Las principales agencias gubernamentales e internacionales que estudian estas cuestiones están de acuerdo en que el origen de estos cambios abruptos es la actividad del ser humano. No hay correlación entre los forzamientos radiativos de origen natural y los distintos indicadores del calentamiento global y sí la hay con los gases de efecto invernadero que produce nuestro actual modelo productivo, así como el deterioro de los sumideros de carbono (ecosistemas que retienen estos gases), como los océanoslos suelos o la deforestación.

Y este no es un tema que afecte sólo a los pobres osos polares que se están quedando sin hielo donde vivir, nos afecta a nosotros de lleno, con enormes costes económicos; la disponibilidad de alimentos y agua, aumento de plagas, destrozos por fenómenos extremos o recrudecimiento de las crisis migratorias debido a refugiados climáticos, por poner algunos ejemplos.

Seguir leyendo »

La cultura en España, la vuelta al canon digital

Este pasado miércoles se presentó en la Sala Berlanga de la ciudad de Madrid una exhaustiva propuesta avalada por más de 80 asociaciones y colectivos del mundo de la cultura, para la regulación de un Estatuto del Artista y el Trabajador de la Cultura. Ello se suma al trabajo de otras plataformas constituidas formal o informalmente para agrupar las reivindicaciones de parcelas importantes del sector que, con matices y con mayor o menor pretensión omnicomprensiva, también han ido desgranando propuestas. En la subcomisión parlamentaria constituida a tal efecto, se está trabajando en la elaboración de un dictamen que pueda derivar en una regulación, que dignifique las condiciones laborales, sociales y fiscales de las profesiones artísticas. Se prevé que su duración se demore al menos todo este año, antes de emitir un dictamen definitivo.

Si esta legislatura y su extraña conformación parlamentaria tiene que servir para algo, necesariamente éste debe ser uno de los puntos principales en la búsqueda de un acuerdo. Se trata el sector cultural de un espacio de extraordinaria precariedad que, tras años de predicación, ha conseguido que en la agenda de todos los partidos se refleje la necesidad de una mejora regulatoria sustancial. Si hay un terreno para el pacto es éste, una vez se ha fijado como prioridad política de forma casi unánime.

Si hay un pero que oponer es que, ante un caso de necesidad de solución imperiosa, que es la situación de los artistas jubilados que están siendo perseguidos por la administración por seguir creando, no se implemente una solución inmediata de urgencia para, al menos, paralizar los expedientes sancionadores y sus consecuencias. Si esperamos, habrá situaciones de hecho que ya no se puedan reparar después; es de exigir una inmediata medida por parte del Gobierno.

Seguir leyendo »

Urnas, consultas, constituciones y la Venezuela del PP

Haz lo que digo pero no lo que hago; este dicho popular, que con ingenio define la conducta del hipócrita y su doble discurso, que retrata a quienes sabiéndose poderosos e impunes, imponen a otros el cumplimiento de unos principios y normas que no van con ellos, muy bien podría describir la actitud y la laxa moral del Partido Popular en cuanto a la legitimidad y validez de urnas, consultas, referéndums y Constituciones.

Me explico. El Govern ha marcado la fecha del próximo 1 de octubre en el calendario como el día en el que se celebrará la consulta catalana que pretende ser el pistoletazo de salida hacia la desconexión. Difícil e imprudente hacer un resumen en tres líneas de cómo hemos llegado hasta aquí, (y además no es el objetivo de este artículo) y habría mucho que hablar del tema, empezando por el incomprensible bloqueo del Estatut por el Tribunal Constitucional.

La cuestión es que, sea como fuere, aquí nos hallamos, ante la posibilidad de una consulta/referéndum sobre la que el Gobierno del Estado español no ha querido hablar ni negociar con la otra parte, así que irremediablemente unilateral y sin encaje constitucional cuya única pregunta seráː “¿Quiere que Cataluña sea un Estado independiente en forma de república?”. Sí o No.

Seguir leyendo »

Sequía en España: danzas y plegarias

No nos ocurrirá como al señor Argàn, el hipocondríaco protagonista de El enfermo imaginario (1673), última obra de Molière, quien por cierto falleció horas después de representarla en París. Si nos inquietamos ahora, al fin, por la sequía (¡declarada en las cuencas de Segura y Júcar desde mayo de 2015!), lo nuestro no será hipocondría ni precipitación pues la evidencia parece objetivamente desafiante.

Los retos de la gestión del agua distan de ser lingüísticos, nominales, pero como en tantos otros ámbitos de la política pública, y no sólo, la precisión conceptual ayuda. Mucho más en tiempos en los que algunos parecen haber tomado en serio a Pessoa cuando decía que "hay bastante metafísica en no pensar en nada".

Al hablar de escasez, uno puede decir muchas cosas al tiempo sin necesidad de hacer explícito lo que realmente quiere decir. Nadie podría afirmar que la escasez carece de definición, pero lo cierto es que la percepción de ciudadanos, medios de comunicación y comunidad científica rara vez suele coincidir.

Seguir leyendo »

Las gafas de Iglesias y Garzón y el 1-O

60 Comentarios

Alberto Garzón y Pablo Iglesias, en una imagen de archivo.

Es una evidencia que Alberto Garzón y Pablo Iglesias no vivieron como actores la Transición, pero no lo es menos que han vivido, no puede ser de otra manera, las consecuencias de aquel turbulento y frustrante período histórico. El pasado configura el presente, y ellos hacen continuas referencias a ese pasado y, por encima de todo, proclaman a quien quiera escucharles que su propósito esencial es acabar con "el régimen del 78".

Si por algo les critico es porque esa revolución democrática no puede darse si no se deja claro que es, que se debe convertir en, revolución social. Lo preocupante es cuando ese pasado atenaza, y no encuentro mejores palabras que las de Marx: "Las generaciones muertas oprimen como una pesadilla los cerebros de los vivos".

Fuimos pocos los que rompimos con la dirección del PSOE y del PCE y rechazamos la Constitución del 78, pero ahora sois muchos, menos mal, los que decís que hay que romper con ese régimen, es una alegría, aunque algunos hayamos tenido que esperar varias décadas para escuchar este mensaje del partido que respaldó a fondo aquel proceso. Permitid al menos que recuerde cuáles fueron los pilares básicos de la Constitución española de 1978.

Seguir leyendo »

Techo de gasto y futuros recortes

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

El techo de gasto (TG) se presenta por el Gobierno como un límite de gasto natural o correspondiente con algún "equilibrio presupuestario". Su definición no es difícil encontrarla y la Autoridad fiscal Independiente (AIReF), organismo creado a raíz de la firma del Memorandum de Entendimiento que firmó España como consecuencia del rescate financiero, lo define como "un instrumento de gestión presupuestaria a través del cual, una vez estimados los ingresos del ejercicio, se calcula  el  gasto  presupuestario  que  permite  el  cumplimiento  del objetivo de estabilidad".

La fórmula simplificada sería algo como: TG = (Ingresos públicos + Déficit) – (Transferencias Admones. Territoriales + Ajustes).

El cálculo anterior muestra que el TG implica dos decisiones políticas, por un lado la política fiscal del Gobierno –representada en los ingresos públicos–, y por otra, la decisión sobre el objetivo déficit al que la economía se tiene ajustar. Tomemos el ejemplo de 2017, cuyo techo de gasto respecto a 2016 se redujo en 5.000 millones. La razón que adujo el Gobierno para este recorte fue una menor ejecución presupuestaria por valor de 5.000 millones respecto a lo presupuestado, reduciendo el techo de gasto de los 123.000 en 2016  a los 118.000 millones de euros en 2017.

Seguir leyendo »