eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Subirse al coche de un desconocido

28 Comentarios

¿Por qué te subirías al coche de un desconocido sin verle la cara? Porque conduce un taxi y tiene un número de licencia legal. Sabemos que tras él hay una institución que supervisa y da garantías. Y confiamos. La sociedad funciona por la confianza que todos depositamos en los demás. Opera en un grado tan profundo, que ni nos damos cuenta de las decenas de actos que llevamos a cabo cada día gracias a ella.

Sin confianza la especie humana no habría llegado hasta aquí. Necesitamos grandes dosis de ella para avanzar como sociedad. Si la corrupción resulta tan repugnante, no es sólo por el dinero público que detraen las malas prácticas, sino porque tritura el tejido sutil que une a los individuos en una sociedad, ese sentido de ser en una cierta medida responsables los unos de los otros, responsables de nuestro comportamiento hacia los demás.

Hay muchas formas de definir la corrupción. De hecho, tiene un grado importante de contenido cultural. Por eso en una sociedad como la española, prácticas toleradas hasta hace unos años, de repente, dejaron de serlo. Muchos políticos dejaron de entender por qué se les repudiaba como nunca si seguían haciendo lo de siempre: cobrar comisiones a cambio de favores, aceptar regalos, llevar dinero a Suiza, ayudar a la financiación en B del partido… Las exigencias culturales y morales de la sociedad evolucionaron más que las de cierta elite política y empresarial. Y afloró el desajuste.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

El desempleo es siempre una decisión política

Desde hace tres años asistimos a un esfuerzo propagandístico para convencernos de que "la crisis ya es historia". Tales proclamas suelen acompañarse del reconocimiento a la generosidad de los ciudadanos por sus “sacrificios”, que se presentan como necesarios y repartidos de “forma justa”, siendo exigidos en nombre de la eficiencia económica.

Hagamos inventario de estos sacrificios. El INE nos informa de que en el primer trimestre de 2013 la tasa de desempleo alcanzó el 26,97%, y desde entonces ha retrocedido hasta el 18,91%. Esta cifra sigue siendo demasiado elevada como para certificar el final de la crisis, pero además oculta mucha información relevante. En el segundo trimestre de 2008 los españoles trabajamos 722 millones de horas. En el segundo trimestre de 2016 lo hacíamos 620 millones de horas, lo que es un fiel indicio de cómo arraiga la precariedad. El mero porcentaje de paro tampoco refleja que más de 650.000 personas han abandonado el mercado de trabajo, ni que España es uno de los países europeos con mayor tasa de temporalidad (25%). Más de 2,5 millones de personas llevan buscando empleo desde hace más de un año. Muchas personas de 30 años nunca han trabajado, y muchas otras mayores de 45 años que perdieron su empleo hace años es probable que nunca más vuelvan a trabajar.

Los políticos se complacen por los resultados de unas políticas que dejan sin empleo a gran parte de la población activa porque la opinión pública se ha acostumbrado a tolerar el mayor dispendio de activos de nuestra sociedad: el del capital humano. La constitución española de 1978 en su artículo 40.1 compromete al estado en la promoción de la estabilidad económica y el pleno empleo:

Seguir leyendo »

La fuerza de las mujeres y la fuerza del feminismo

59 Comentarios

Asistentes a la Women's March de Washington

Más de medio millón de mujeres se manifestaron en Washington contra la misoginia, el racismo y la intolerancia que exhibe Donald Trump, el nuevo presidente de Estados Unidos, como elemento central de su programa ideológico. No se recuerda otra manifestación de tal magnitud como la celebrada en la capital de Estados Unidos. Sin embargo, para comprender el significado político de esta movilización es preciso contextualizarla históricamente, mirando al pasado, pero también con la vista puesta en el futuro.

La Marcha de las Mujeres de Washington –replicada en otras ciudades con el resultado de un millón y medio de mujeres en las calles de muchos lugares del mundo- tiene precedentes y referentes ideológicos que no conviene olvidar. Se inscribe en la larga lucha de las mujeres por la conquista de la igualdad. Es un eslabón más en la genealogía de las luchas feministas por alcanzar derechos civiles y políticos vinculados a la libertad y a la igualdad.

En 1915 más de 20.000 mujeres desfilaron en Nueva York reclamando el derecho al sufragio; en los años setenta del siglo XX se celebraron decenas de manifestaciones en distintas ciudades del mundo reclamando derechos civiles y políticos; en 1997, en Filadelfia, miles y miles de mujeres afroamericanas se manifestaron exigiendo el fin de la discriminación racial; el 7 de noviembre de 2015 cientos de miles de mujeres reclamaron el fin de la violencia machista en las calles de Madrid. Y estos son solo ejemplos de un movimiento mucho más amplio. La lucha por el sufragio convirtió por primera vez al feminismo a comienzos del siglo XX en un movimiento de masas. En los años setenta, con el feminismo radical, por segunda vez en la historia, el feminismo vuelve a convertirse en un movimiento de masas. Y en el siglo XXI, el feminismo no solo se ha globalizado y extendido por todo el planeta sino que de nuevo ha reaparecido como un movimiento de masas. La Marcha de las Mujeres de Washington no ha surgido de la nada, tiene raíces que han ido creciendo a lo largo de siglos de lucha política y de muchos más de desigualdad.

Seguir leyendo »

A 40 años de la matanza de Atocha

El abrazo, escultura de Juan Genovés que homenajea a los asesinados en la matanza de Atocha

A nuestra camarada Guiomar, en recuerdo de su padre Miguel Sarabia.

Tal día como hoy, hace 40 años, un grupo armado de extrema-derecha entró en un despacho de abogados laboralistas de Comisiones Obreras en Madrid y asesinó a cinco personas e hirió a otras cuatro. Ocurrió en enero de 1977, poco más de un año después de la muerte del dictador Franco. Este crimen político supuso un punto crítico en el desarrollo de la llamada Transición. Dos días después de la matanza, más de cien mil personas salieron a las calles en homenaje de los asesinados: la primera gran demostración de fuerza de la izquierda durante el postfranquismo.

Seguir leyendo »

Nos comprometemos con la resistencia colectiva

Angela Davis.

En un momento exigente de nuestra historia, recordemos que nosotras, las centenares de miles, los millones de mujeres, personas trans, hombres y jóvenes que estamos aquí en la Marcha de las Mujeres, representamos a las poderosas fuerzas del cambio que están decididas a impedir que vuelva a resurgir la cultura agonizante del racismo y el heteropatriarcado.

Reconocemos que somos agentes colectivos de la historia y que la historia no puede borrarse como si fuera una página web. Sabemos que nos hemos reunido esta tarde sobre tierra indígena y seguimos el camino marcado por los primeros pueblos que nunca han renunciado a la lucha por la tierra, el agua, la cultura y su pueblo, a pesar de la violencia del genocidio masivo. Saludamos especialmente a los sioux de Standing Rock

La lucha por la libertad del pueblo negro, origen de la auténtica naturaleza de este país, no puede borrarse de un plumazo. No pueden hacer que olvidemos que las vidas negras sí importan. Este es un país fundado sobre la esclavitud y el colonialismo, lo que quiere decir que de una forma u otra la historia de Estados Unidos es una historia de inmigración y esclavitud. Fomentar la xenofobia, arrojar acusaciones de asesinato y violación y construir muros no borrará la historia.

Seguir leyendo »

El error de querer enterrar a 62 militares con una infame mentira

¿A qué se refiere la editorialista de ABC Curri Valenzuela, en su artículo del 19 de enero, cuando afirma que el Sr. Bono "estaría mejor calladito"? ¿Se refiere a que, cuando las familias le pedimos acudir a Turquía para hacernos las pruebas de ADN, el señor Bono, entonces ministro de Defensa, debería habernos impedido hacerlas? Aquel viaje de mayo de 2004 de las familias a Turquía nos permitió probar científicamente una infame mentira de todo un Gobierno que dirigía el aparato del Estado.

Aquella prueba fue decisiva para que el juzgado ordenase las exhumaciones. Afortunadamente hay españoles que no permiten que se entierren 62 militares y, de paso, también la verdad. Y me refiero al señor Bono, a ese que la mencionada editorialista hubiese preferido tener calladito, ¿para qué? ¡Para que estuviese enterrada una infame mentira! ¡¡¡Leer para dar crédito a lo que se puede llegar a escribir!!!  Para esta gran patriota, por esta infame mentira, no habría que pedir perdón, porque lo ha hecho el Estado.

Ya sé cuál es su patria señora Valenzuela: LA MENTIRA. Creo que ni Hegel le hubiese dado la razón, y de hecho, hasta De Cospedal se ha dado cuenta de eso, por eso ha pedido perdón.

Espero que la Señora De Cospedal no ande buscando excusas baratas para no investigar, o para cubrir a quienes se comportaron de forma infame. Pedir perdón está bien, pero ahora toca dar trigo, es decir, documentos como dio Bono y no tirar balones fuera. ¡Hechos son amores y no buenas razones!

Seguir leyendo »

'Women's March': el feminismo está vivo

47 Comentarios

La "Marcha de las Mujeres" contra Trump aúna a miles de personas en Londres

Sin duda alguna el éxito de la convocatoria de la 'Women's March' en Estados Unidos ha sido evidente. Aunque ya sabemos cómo es esto de las cifras oficiales, está claro que, tanto en las redes sociales, donde durante todo el día se mantuvieron en los primeros lugares los hashtags propuestos por las organizaciones, como en todas aquellas ciudades donde se llevaron a cabo estas movilizaciones, se demostró que el feminismo está más vivo que nunca.

Si las elecciones norteamericanas han evidenciado algo, es que las mujeres no vamos a permitir ni un milímetro de retroceso en nuestros derechos, por mucho que nos quede aún en el camino hacia la Igualdad de género. Tenemos claro que para que la democracia sea real, es necesario contar con toda la población y sacar el sexismo y la misoginia de la esfera política.

Hoy 21 de enero de 2017, el primer día de presidencia de Donald Trump, las mujeres de todo el mundo hemos querido dejar muy claro que queremos un cambio real, y lo queremos ahora. En más de 700 ciudades de todo el mundo, pero fundamentalmente en Washington y en Londres, hemos dejado patente que nos importan los valores de la ilustración, esa igualdad, libertad y fraternidad que las políticas del miedo quieren socavar.

Seguir leyendo »

Enterramos el neoliberalismo pero aparecieron los monstruos

Donald y Melania Trump en un acto previo a la toma de posesión de este viernes (Associated Press)

The Economist titulaba el editorial de su especial de Navidad publicado hace unas semanas "El año que vivimos peligrosamente". En él la biblia liberal lamenta que el liberalismo había perdido los debates más importantes a nivel global durante el año que acaba de terminar ejemplificándolo en el Brexit, en la victoria de Trump o en el referéndum italiano. Este fenómeno viene de más lejos pero el año que acaba de pasar cristaliza una tendencia. Hoy ya podemos afirmar que esta década pasará a la historia económica como el momento en el que la hegemonía del neoliberalismo se tambaleó a nivel global.

Lejos queda ya la incuestionabilidad de los axiomas liberales del Consenso de Washington que nos enseñaban en las facultades de economía como el catecismo de la política económica. La contención en la política fiscal, los tipos impositivos moderados, la liberalización total de comercio y capitales y  las privatizaciones. Estas políticas, que desde los años 80 son defendidas defendidas a ultranza tanto por las fuerzas conservadores como por social liberales, recibieron el golpe de gracia el año pasado.

Buena noticia, la ideología neoliberal, que está detrás del mayor auge de la desigualdad a nivel global desde la primera Revolución Industrial muere. Sin embargo, el nuevo mundo tarda en aparecer, y el legado político de 2016 es la prueba histórica de que en ese claroscuro aparecen los monstruos.

Seguir leyendo »

Este señor es el responsable de que en España bebamos muy mal café

46 Comentarios

Anuncio de café torrefacto La Estrella en la estación-museo de Chamberí.

En España el café sabe muy mal. Era algo que sabían los baristas y los grandes aficionados al café desde hace años, pero no el público en general. Gracias al artículo de ConsumoClaro de hace solo unos días, muchísimos más españoles saben que una de las razones principales por las que el café sabe muy mal es que los bares suelen servir café torrefacto.

Pero lo que no sabe tanta gente es que el responsable último de que los españoles bebamos este café quemado, el culpable de que suframos cada vez que lo bebemos en un bar cualquiera, tiene nombre y apellidos. Una figura poco conocida que enseguida querrás incluir en la lista de villanos, pero que quizá también deberías apuntar a la de los héroes. 

Como os contaba recientemente, parece que el origen del café torrefacto se sitúa en Cuba (aunque hay quien señala a México). Los mineros cubanos añadían azúcar a los granos de café para protegerlos de la humedad y las temperaturas de la mina y mantenerlo en buen estado durante toda la estancia en la oscuridad. De esta práctica minera se enteró el extremeño José-Gómez Tejedor, nuestro protagonista, fundador de la tostadora y distribuidora de café La Estrella, empresa que sigue viva hoy día y de la que Nestlé es propietaria.

Seguir leyendo »

Noticias falsas y libertad de expresión

Las noticias falsas nos muestran que no todo lo que reluce en el mundo digital es oro, aunque brille mucho.

En un artículo de Peter Singer  recientemente publicado en este periódico sobre noticias falsas y libertad de expresión, el autor, después de describir con acierto las características y el impacto de dicha forma de difusión de noticias inveraces, concluye preguntándose si no es tiempo de que el péndulo legal vuelva a inclinarse hacia el delito de calumnia (o libelo criminal, en la terminología anglosajona).

El artículo se centra muy especialmente en el sistema legal norteamericano, con algunas referencias también al Reino Unido, lo que explica la alusión al retorno o al establecimiento de medidas penales en esta materia. Sin embargo, en el contexto español no cabría referirse a ningún retorno dado que el sistema penal de represión de determinadas formas de expresión no sólo no ha dejado nunca de estar vigente, sino que con el paso del tiempo ha venido incluso creciendo tanto en extensión como en vaguedad de sus términos.

El discutible éxito de la criminalización de determinados contenidos considerados ofensivos por parte del legislador español (recordemos algunos excesos recientes que tienen su origen en dicha normativa deficiente, como es el caso de la persecución penal de quienes se han atrevido a hacer mofa de la muerte de Carrero Blanco) confirma lo inapropiado de querer solucionar de forma expeditiva y con instrumentos de política criminal los por otra parte indudables problemas y perjuicios al propio funcionamiento de la democracia que pueden derivarse de las nuevas formas de comunicación digital.

Seguir leyendo »