eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Las gafas de Iglesias y Garzón y el 1-O

60 Comentarios

Alberto Garzón y Pablo Iglesias, en una imagen de archivo.

Es una evidencia que Alberto Garzón y Pablo Iglesias no vivieron como actores la Transición, pero no lo es menos que han vivido, no puede ser de otra manera, las consecuencias de aquel turbulento y frustrante período histórico. El pasado configura el presente, y ellos hacen continuas referencias a ese pasado y, por encima de todo, proclaman a quien quiera escucharles que su propósito esencial es acabar con "el régimen del 78".

Si por algo les critico es porque esa revolución democrática no puede darse si no se deja claro que es, que se debe convertir en, revolución social. Lo preocupante es cuando ese pasado atenaza, y no encuentro mejores palabras que las de Marx: "Las generaciones muertas oprimen como una pesadilla los cerebros de los vivos".

Fuimos pocos los que rompimos con la dirección del PSOE y del PCE y rechazamos la Constitución del 78, pero ahora sois muchos, menos mal, los que decís que hay que romper con ese régimen, es una alegría, aunque algunos hayamos tenido que esperar varias décadas para escuchar este mensaje del partido que respaldó a fondo aquel proceso. Permitid al menos que recuerde cuáles fueron los pilares básicos de la Constitución española de 1978.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

Techo de gasto y futuros recortes

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

El techo de gasto (TG) se presenta por el Gobierno como un límite de gasto natural o correspondiente con algún "equilibrio presupuestario". Su definición no es difícil encontrarla y la Autoridad fiscal Independiente (AIReF), organismo creado a raíz de la firma del Memorandum de Entendimiento que firmó España como consecuencia del rescate financiero, lo define como "un instrumento de gestión presupuestaria a través del cual, una vez estimados los ingresos del ejercicio, se calcula  el  gasto  presupuestario  que  permite  el  cumplimiento  del objetivo de estabilidad".

La fórmula simplificada sería algo como: TG = (Ingresos públicos + Déficit) – (Transferencias Admones. Territoriales + Ajustes).

El cálculo anterior muestra que el TG implica dos decisiones políticas, por un lado la política fiscal del Gobierno –representada en los ingresos públicos–, y por otra, la decisión sobre el objetivo déficit al que la economía se tiene ajustar. Tomemos el ejemplo de 2017, cuyo techo de gasto respecto a 2016 se redujo en 5.000 millones. La razón que adujo el Gobierno para este recorte fue una menor ejecución presupuestaria por valor de 5.000 millones respecto a lo presupuestado, reduciendo el techo de gasto de los 123.000 en 2016  a los 118.000 millones de euros en 2017.

Seguir leyendo »

El nuevo ‘momentum’ de la Unión Europea

Foto de familia de algunos de los jefes de Estado y sus parejas en la cumbre del G20.

Los resultados de la recién acabada cumbre del G-20 –un escenario cada vez más imprescindible– hubieran sido inimaginables hace pocos meses. Fundamentalmente porque la Unión Europea ha acudido a la reunión del "gobierno del mundo" con una fuerza y cohesión de la que ha carecido en la década de la crisis económica.

Así se explica que la Unión haya podido liderar e imponer en Hamburgo su agenda global: en lo relativo a la lucha contra el cambio climático (reafirmando, contra Donald Trump, el carácter irreversible del Acuerdo de París); y en lo relativo a la liberalización del comercio, también contra el aislacionismo del presidente de los Estados Unidos. Macron acaba de anunciar una cumbre sobre el clima en París en diciembre. Merkel ha propuesto un plan para África.

Hasta que el Gobierno conservador británico se metió en el callejón sin salida del Brexit, la Unión mostraba síntomas preocupantes de debilidad, confusión y fragmentación. En buena medida por efecto de su errónea y fracasada estrategia económica –austeridad– adoptada por los países acreedores y exportadores, y causante de desempleo y depresión de los salarios. La Unión, en realidad, ha podido recuperarse gracias a la política monetaria agresiva y "Keynesiana" del Banco Central Europeo, junto a los bajos precios del petróleo.

Seguir leyendo »

"¿Quién es Kaoutar? ¿La del pañuelo?"

40 Comentarios

Tres menores, una de ellas con un 'hiyab', acuden a su centro educativo.

La islamofobia es un fenómeno derivado del racismo en la sociedad occidental y este odio se justifica desde una percepción de la religión basada en tópicos. Esta percepción ha ido en aumento tras cada atentado cometido en Occidente en nombre del Islam, lo que genera un odio irracional hacia los musulmanes. Sin embargo, de las 72.000 víctimas muertas a manos de grupos terroristas entre 2000 y 2016, el 87% fallecieron en países de mayoría musulmana.

En realidad, no se rechaza una religión que apenas se diferencia del cristianismo, se rechaza la religión de "los moros" y todo lo que tenga que ver con ellos. Toda acción negativa que cometa una sola persona leída como musulmana se atribuye a toda la comunidad, negando la individualidad y diversidad de ésta; como si se tratasen de robots con un chip insertado en el cerebro que les obliga a actuar a todos de una misma forma.

Cuando se habla de musulmanes, se entiende que se habla solo de personas árabes/magrebíes, es un estereotipo arraigado al imaginario popular y la realidad es que, ni todos los musulmanes son árabes/magrebíes, ni todas las personas de estas etnias son musulmanas. Estos últimos, aun sin ser practicantes, sufren islamofobia.

Seguir leyendo »

Accidentes laborales: por un trabajo digno sin víctimas

Operario de la construcción en plena jornada de trabajo

"Un trabajador resulta herido grave tras ser atropellado por una máquina", "fallece un trabajador al caer de un cuarto piso", "fallece un operario cuando sustituía postes de telefonía", "fallece atrapado cuando maniobraba con un camión", "muere un operario tras una deflagración en una gasolinera", etc. Y, así, hasta 607 trabajadores fallecidos el año pasado, según datos del Instituto Nacional de Estadística.

En lo que va de 2017, ya se han contabilizado más de 200 muertes. La última, la de un acróbata el pasado viernes en el Mad Cool Festival. Se llamaba Pedro. La Unión de Sindicatos de Músicos, Intérpretes y Compositoras convocaba 24 horas después del suceso una concentración exigiendo para el sector mayor seguridad y condiciones de trabajo dignas.

Casi la totalidad de las muertes por accidente laboral se produce en un contexto de mercado de absoluta precariedad y estrés consecuencia de largas jornadas e ingente cantidad de trabajo asumida.

Seguir leyendo »

La desconcordia europea del Egeo

Un grupo de refugiados de Irán, Pakistán y Marruecos protestan en la frontera entre Grecia y Macedonia.

Más de un año después del acuerdo de la UE con Turquía, siguen existiendo serias dudas sobre su legalidad y su efectiva implementación, mientras que la reforma propuesta por la Comisión Europea respecto al reglamento de Dublín, que regula qué Estado es responsable de procesar las demandas de asilo, no parece romper con la dinámica actual.

Según informes de Amnistía Internacional y Human Rights Watch, la UE puede estar sentando un precedente peligroso en el acuerdo con Turquía y la intención de incorporar su lógica en la reforma de Dublín respecto al derecho de asilo, ya que existen serias dudas de que Turquía sea un país de origen seguro. El principio de país de origen seguro, elemento central del acuerdo, permite declarar la inadmisibilidad en el procesamiento de las solicitudes en caso de que el demandante en cuestión haya llegado a la UE a través un país en el que ya ha recibido protección (artículo 38 de la Directiva sobre procedimientos comunes para la concesión de protección internacional) o en el que podría potencialmente recibir tal protección (artículo 35 de la misma directiva). Si tal fuera el caso, el procesamiento puede hacerse por la "vía rápida", acelerando el retorno en 15 días y sin un análisis riguroso de la solicitud de asilo.  

A pesar de que en los últimos meses cada vez más comités de apelación griegos en materia de asilo han considerado a Turquía como país de origen seguro (acelerando el retorno), son decenas los casos en los que tales Comités han considerado lo contrario, dejando en el limbo jurídico a demandantes de asilo y convirtiendo las islas en ratoneras en las que no se cumplen los mínimos estándares humanitarios. Siguiendo la tendencia de varias organizaciones de la sociedad civil, varios de dichos comités han considerado que Turquía no garantiza protección efectiva a los demandantes de asilo, rechazando su retorno por las dificultades que estos encuentran en lo que se refiere al registro, así como respecto al acceso al mercado de trabajo, la sanidad y la educación.

Seguir leyendo »

Acuerdos Comerciales: hora de poner fin al proteccionismo de las corporaciones

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk (i), junto al primer ministro japonés, Shinzo Abe (d).

El primer ministro japonés Shinzo Abe y los líderes de la Unión Europea han anunciado esta semana en Bruselas el compromiso alcanzado para cerrar pronto un nuevo tratado comercial (otro acrónimo a la lista, el JEFTA). Este acto ha supuesto la penúltima etapa de una escenificación calculada por la Unión Europea para mostrar a Trump que Europa le está comiendo la tostada en lo de dar manga ancha al mercado desregulado y a los derechos de los inversores. Mensaje para Trump: la UE lidera la liga para configurar una gobernanza mundial que pone el Dios Mercado por encima de los límites planetarios y el cumplimiento de otros acuerdos multilaterales. Permanezcan atentos a sus pantallas ya que, dada la velocidad que han cogido en Bruselas, no sería de extrañar el inminente anuncio de un acuerdo comercial de la UE con Mercosur (Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay) o con México.

Y como en anteriores acuerdos (TTIP, CETA), el acuerdo comercial UE-Japón es otro vivo ejemplo de que la política comercial de Europa defiende, pero solo de boquilla, la protección social y medioambiental. Vaya un primer ejemplo: mientras que la Unión ha firmado los ocho convenios fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo, Japón no ha firmado todavía el 105, sobre abolición del trabajo forzoso, y el 111 sobre discriminación, ¿para qué?

Todavía resuena en el salón de plenos del Congreso de los Diputados esas declaraciones pomposas en las que los partidarios del acuerdo comercial entre la UE y Canadá, aprobado la semana pasada, afirmaban que ambas partes compartían los mismos valores. "Si no podemos firmar un acuerdo con Canadá, no lo podremos firmar con nadie", clamaba algún portavoz. Se equivocaban, también se puede firmar un acuerdo con Japón, que tiene la misma cultura y valores que nosotros, ¿o ustedes no comen carne de ballena y utilizan grandes cantidades de madera ilegal en sus viviendas?

Seguir leyendo »

La bisexualidad también es política

23 Comentarios

Bandera bisexual / FELGTB

Hace poco salió el típico estudio que decía que las mujeres bisexuales existimos gracias a la objetificación sexual que hace el hombre heterosexual sobre las mujeres 'bisexualizadas'. Esta es una forma de borrar nuestra propia orientación y sexualidad. Pero esto no es nuevo. Las personas bisexuales llevamos un siglo escuchando cosas como esta, o cosas como que los hombres bisexuales en realidad son gays que no se han atrevido a salir 'del todo' del armario.

Este 'del todo' es una metáfora que nos da una imagen de lo que significa socialmente la bisexualidad: mitad heterosexualidad y mitad homosexualidad. Esta lectura, de mitad y mitad, es la consecuencia del borrado de nuestra orientación sexual: la bisexualidad no existe, por eso es la suma de dos estados que sí que existen (uno bueno y otro malo). Y borrando la bisexualidad, detrás borramos muchas más orientaciones plurisexuales (como la pansexualidad, la polisexualidad, la skoliosexualidad, entre otras).

La pregunta es: ¿existe una opresión hacia las plurisexualidades, esas orientaciones donde existe una atracción hacia más de un género? ¿O solamente recibimos discriminación en forma de homofobia cuando mostramos nuestra 'mitad' homosexual? Tener que escribir esta pregunta, para mí, resulta doloroso, aunque yo misma sepa que la hago a modo de introducción. Pero sé que aún muchas creen que no existe esta opresión que afecta a plurisexuales y que solemos inventárnosla, igual que nos inventamos nuestra orientación sexual. Los días que solemos inventarnos esta opresión, solemos llamarla monosexismo, que es la opresión que sufrimos por el hecho de sentirnos atraídas por más de un género.

Seguir leyendo »

La cárcel como retrato ideológico

Un recluso camina por el pasillo de la cárcel de Dresden, en Sajonia (Alemania).

Estados Unidos es uno de los países con mayor población penal del mundo. Entre 1980 y 2010, el número de reclusos creció un 220%. En 1988, por primera vez desde 1928, el Partido Republicano logró gobernar durante tres periodos seguidos, en buena medida gracias al discurso represivo de Reagan y Bush contra la delincuencia y, sobre todo, el tráfico de drogas.

En la elección del 88, las posiciones progresistas de Michael Dukarkis, como oponerse a la pena de muerte, sirvieron de excusa para que sus adversarios le atribuyeran una presunta debilidad para enfrentar el crimen. Finalmente, fue derrotado. En 1992, el Partido Demócrata cambió la estrategia y se alineó a los planteamientos más conservadores, al menos en los temas de seguridad ciudadana. Bill Clinton fue elegido presidente y a lo largo de sus 8 años se impulsaron políticas de mano dura. Se redujeron beneficios penitenciarios, se acordó la pena perpetua para reincidentes y se disparó la construcción de cárceles privadas.

En octubre de 2015, en el marco de la campaña electoral de su esposa, el expresidente Clinton reconoció que las medidas tomadas durante sus dos periodos de gobierno fueron un error. No redujeron la criminalidad y elevaron escandalosamente el número de personas privadas de libertad, un altísimo porcentaje de ellas compuesta por negros y latinoamericanos. Con todo y los esfuerzos de Barack Obama por reformar el sistema de justicia criminal estadounidense, lo cierto es que a lo largo de 20 años de políticas criminales represivas los resultados pueden reducirse a más desigualdad y más grupos excluidos.

Seguir leyendo »

Vergüenza y miseria de la democracia liberal: Europa y los flujos migratorios en el verano de 2017

Un grupo de refugiados sirios provenientes del Líbano a su llegada en el aeropuerto de Fiumicino, en Roma.

Para comprender lo que se discute estos días en torno al plan europeo para hacer frente a la emergencia migratoria permanente que se vive en el Mediterráneo –y en Canal de Sicilia en particular– y a las diversas propuestas que llegarán a la Cumbre de Tallin del próximo día 6 de julio en la que se discutirán estos temas es preciso hablar de política y de liberalismo o, más exactamente, de qué es la política y de cómo ha funcionado y funciona el liberalismo en el capitalismo histórico y el neoliberalismo en la actualidad.

La idea de externalizar el control de las fronteras de la Unión Europea a Libia o Túnez, como antes a Turquía, a cambio de jugosas compensaciones sobre todo económicas, y la negativa del Gobierno del PP a abrir los puertos españoles a la llegada de barcos con migrantes rescatados en el Mediterráneo ni, en general, a los refugiados o migrantes económicos, ilustran de modo paradigmático la imbricación de capitalismo, liberalismo y política en la modernidad. El resto de datos que ilustran este deslizamiento por la pendiente de la barbarie se apiñan monótonamente en las noticias que, constantes como los flujos migratorios, llegan a los media.

El capitalismo histórico se ha constituido como estructura dinámica de dominación y explotación de clase sobre la gestión diferencial de la fuerza de trabajo mediante su segmentación, fragmentación y atribución de estatus ontológicos diferenciados construidos fundamentalmente en torno a la raza, la sexualidad y la diferencia religiosa.

Seguir leyendo »