eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Hombre blanco: te llama la Casa Blanca

Donald Trump, en un acto de campaña

Buenas noches, amigo, perdone que le llame a estas horas, son las tres de la mañana exactamente; usted es un patriota, por eso le estoy llamando, no solo en mi nombre, sino en nombre de toda América, he marcado un número al azar de los que me han dado mis asesores, tengo una familia maravillosa; muchas gracias por levantar el teléfono, no como hizo Hillary cuando lo de Libia, ya sabe; usted quizá estaba tuiteando como yo, hay noches que me cuesta dormir, con tanta basura como han echado sobre mí, sobre millones de norteamericanos, gente honrada; ahora si es tan amable me va responder a unas preguntas, tranquilo, amigo, puede tomarse su tiempo, voy a decírselo despacio:

¿Es usted blanco, verdad, sí, claro, es heterosexual, está casado, dos o tres críos, alguno ya mayor de edad, de acuerdo, perfecto; es valiente, dice lo que piensa, tiene una vida interior, va a la iglesia, es respetuoso; vive usted en el interior del país, en una pequeña hermosa ciudad, mucho menos de un millón, de acuerdo, amo este país, o en un estupendo pueblo, o no tiene tanta suerte y vive en un suburbio, da igual donde viva, la verdad que nadie se preocupa por usted y sus hijos, pero yo quiero tratar a todo el mundo igual y que todos tengan su oportunidad; usted está acostumbrado a trabajar duro, gana al año entre cincuenta mil y cien mil dólares, quiero decir, es clase media, y sin embargo está harto, con razón, porque en el último año le ha ido mal, tuvo que vender su coche, o cerró su negocio?

¿Usted sabe que en Wall Street cualquiera gana cuatrocientas veces su salario, sobornan a politicos de los dos partidos, compran candidatos a cambio de favores; está usted harto de esa televisión que no para de mentir, de los políticos progres que viven en los barrios más ricos y llevan a sus hijos a los colegios privados, y encima le llamarán ignorante, porque no tiene estudios ni fue a la Universidad; y quién se está llevando las empresas a México y a China, se las regalan y en el Congreso nadie dice nada?

Seguir leyendo »

- Publicidad -

Caso Strawberry: ¿sin justicia hasta Estrasburgo?

38 Comentarios

César Strawberry, cantante de Def con Dos.

La vergonzante sentencia dictada por el Tribunal Supremo –con un voto particular en contra-, condenando a 1 año de prisión a César Strawberry por escribir seis tuits en la red social, supone un paso más para el descrédito tanto de este Alto Tribunal como de la Fiscalía. Descrédito o falta de credibilidad ante la enorme vulneración de derechos fundamentales que podrían haber cometido.

En primer lugar, resulta aberrante que se hayan modificado los Hechos Probados de una sentencia absolutoria, que se basó en la prueba practicada en su día. Es decir, el Tribunal Supremo, accediendo a la errónea petición del Fiscal, ha revisado la prueba practicada, teniendo a la vista el recurso de este y la contestación de oposición de la defensa. Nada más. Esto estaría permitido en casos excepcionales y cuando lo que se pretende es que se absuelva a un condenado previamente.

Sin embargo, resulta absolutamente irregular, y vulnera el derecho a un proceso justo -Derecho Humano reconocido en nuestro ordenamiento y en todos los Tratados Internacionales que ha suscrito España- que para condenar a quien ha sido previamente absuelto, no se hayan respetado unos mínimos: escuchar al interesado e, incluso, oír a testigos. España, mejor dicho, los tribunales españoles ya han sido condenados por el Tribunal de Estrasburgo por incurrir en la misma vulneración: la del derecho a un proceso justo por no oír al interesado antes de condenarle.

Seguir leyendo »

En torno al debate sobre reforma y ruptura

29 Comentarios

El debate sobre la transición al que estamos asistiendo en estos tiempos no debe cirscunscribirse solo a un debate académico, tiene una relación directa con la coyuntura que se vive en España. De forma concreta con lo que se ha venido a llamar “segunda transición”, como una repetición del proceso que entre 1975 y 1982 se vivió en España. Esta cuestión para el bloque dominante tiene todo el sentido, ya que en la primera fue capaz de conseguir cambiar el modelo institucional franquista sin tocar los poderes fácticos (ejército, banca, iglesia, y sobre todo respetando la base oligárquica que lo sustentó). De esta forma se pasó del franquismo a un sistema homologable al entorno europeo occidental con el mínimo coste.

Ahora, una vez agotado el ciclo político del régimen surgido tras la transición, que algunos llaman régimen del 78 por referenciarlo en la Constitución de ese año, los poderes económicos intentan repetir tan exitosa operación. En este marco es en el que sitúo el análisis del papel que jugó el PCE en aquel momento de un modo dialéctico, nada parecido a un ajuste de cuentas, para referenciar una posición sobre el papel que tiene que jugar la izquierda anticapitalista en estos momentos.

Empezaría por plantear que en 1975 la mayoría del capital nacional e internacional era consciente de la necesidad de finiquitar el régimen político constituido en torno al franquismo y sustituirlo por una sistema equiparable con el entorno europeo occidental.

Seguir leyendo »

Cajas: el expolio, los desafíos, las soluciones

Crisis, alarma, shock. Esta fue la secuencia que, desde la caída de Lehman Brothers la mañana del 15 de septiembre de 2008, golpeó incesantemente nuestras sociedades para cambiar el horizonte de nuestras vidas por uno de recortes y austeridad. Llegaba el autoritarismo financiero de la nueva era de la globalización neoliberal.

Pero, ¿cual fue la secuencia que, en nuestro país, urdió el escenario de la crisis-expolio? Al calor de la desregulación, las cajas de ahorro, que hasta entonces cumplían una función social como entidades financieras ligadas al territorio y al desarrollo económico de la población, pasaron a orientar su actividad a las mismas funciones que los bancos: inversión en los mercados financiero e inmobiliario bajo criterios de especulación.

Llegó la crisis. Pese a que en 2010 bancos y cajas tenían niveles similares de morosidad, exposición a activos tóxicos y datos de insolvencia, es decir, idénticos problemas, los poderes políticos y económicos lanzaron su mensaje: “El problema son las cajas”. Lo que había detrás de este mensaje es bien conocido: la mitad del negocio bancario español de créditos y depósitos estaba en 2010 en manos de las cajas de ahorro. Su privatización suponía un gran negocio para la banca privada en tiempos de excepción.

Seguir leyendo »

Disminuir la contaminación es proteger la salud

Boina de contaminación sobre el cielo de Madrid.

El Ayuntamiento de Madrid parece que por fin se ha tomado en serio la contaminación que sufre crónicamente la ciudad y ha comenzado a limitar la circulación por el centro de la ciudad, después de más de 20 años dedicados a todo lo contrario. Las obras faraónicas que nos han endeudado a la ciudadanía han hecho todo lo posible para facilitar el acceso fácil de los vehículos particulares al centro de Madrid, consolidando una cultura de atasco, polución y despilfarro económico y energético.

Lógicamente va a costar revertir esta situación y no solo porque la señora Aguirre tenga más dificultades para dejar el coche en doble fila en la Gran Vía, o "se quede encerrada en su casa", sino sobre todo porque muchas personas han organizado su movilidad urbana en torno al vehículo privado y les va a costar adaptarse a la nueva situación. Ahí es donde hace falta mucha pedagogía e información por parte del Ayuntamiento y, por supuesto, mejorar de una manera significativa el transporte público.

Aunque los responsables municipales lo hayan obviado hasta el presente, hace tiempo que se conoce que la contaminación producida por los vehículos de motor es un serio problema de salud pública que influye negativamente sobre la morbilidad y mortalidad de la población, y las evidencias científicas no cesan de incrementarse.

Seguir leyendo »

El machismo y el orden de los apellidos

216 Comentarios

Imagen de archivo: un bebé recién nacido duerme en una cuna.

Nueve de enero de 2017. Registro Civil número uno de Palma de Mallorca. Tras esperar una breve cola, me siento delante de un funcionario con el firme propósito de registrar a mi hijo como ciudadano del Reino de España. Entrego la solicitud, los DNI y el libro de familia. Resulta curioso que en la solicitud no te pregunten por los apellidos de la criatura, tan sólo por el nombre y su filiación. Así que, como quien no quiere la cosa, comento que queremos que su primer apellido sea el de su madre. El funcionario levanta la ceja derecha y responde: "Eso es anteposición del apellido materno. Tiene que venir tu mujer a confirmar que está de acuerdo".

¿En serio? Sí. Al parecer tanto el nombre como los apellidos de un recién nacido tienen que surgir del común acuerdo entre sus dos progenitores, y si no existiese ese acuerdo, PREVALECE EL APELLIDO DEL PADRE. Así que para poner primero el de la madre, hay que demostrar que ambas partes están de acuerdo. España, 2017. ¿Por qué existe el feminismo si la igualdad ya es un hecho?

Desde el punto de vista pragmático de un ingeniero criado en una familia de matemáticos, el orden de los apellidos es sencillamente irrelevante. Tanto monta, monta tanto. Eres igual de listo, guapo y alto con los apellidos en un orden que en otro. Me parece estupendo que sean los dos progenitores de mutuo acuerdo los que decidan tanto el nombre como los dos apellidos de su hijo. Y me parece necesario legislar en el caso de que no haya acuerdo, pero creo que se podría hacer una ley ligeramente más neutral en cuanto a género que la que actualmente padecemos.

Seguir leyendo »

Tres años de Podemos

"¿Seguro que vais a poder?". Tras la presentación en el Teatro del Barrio, de la que en estos días se cumplen tres años, esta pregunta se repetía habitualmente desde sectores muy distintos. Por una parte, los partidos surgidos del tablero del 78 despreciaban el potencial de una propuesta que por impugnadora y "populista", entendían, no entroncaba sino marginalmente con la realidad política. Por otra, desde sectores activistas se subestimaba la capacidad de una técnica política de carácter discursivo y voluntad patriótica que pudiera tocar la tecla social de la crisis económica con resultados emancipadores. El escepticismo era comprensible. La insolencia de afirmar desde la voluntad colectiva ese "podemos" planteaba revitalizar la pulsión utópica frente a un bloqueo histórico de la realidad política española. El resultado del desencanto respecto a las expectativas de la izquierda antifranquista se había saldado con la derrota ante un realismo acomodaticio y una huida hacia una ilusión de futuro color de rosa que justamente se había desteñido con el 15M.

Fue la insólita combinación de fuerza social y astuta traducción política lo que permitió patear el tablero en busca de un pueblo nuevo desconocido. En ese contexto de crisis orgánica, la audacia de la apuesta hegemónica de Podemos radicaba en que no presupone posiciones fijas ya ancladas (Izquierda/Derecha), sino que busca articular desde otras interpelaciones inéditas otros bloques mayoritarios de forma que pueda aislarse al adversario. Una política que se movía siempre en la encrucijada o tensión entre lo que Íñigo Errejón llamaba los dos peligros: la "recuperación-integración" o la "marginalidad-sectarismo". En eso consistía el equilibrio inestable de Podemos. Por un lado, los relatos ideológicos de izquierda caracterizados por un mensaje de ruptura y de absoluta exterioridad y oposición al consenso dominante, por muy emocionales que fueran, corrían el riesgo de caer en una zona de confort muy digna, pero sin incidencia. La incomprensión de muchos militantes de la izquierda ante el 15M fue elocuente: no lograban traducir a su lenguaje teórico lo que ocurría y eso desesperaba a muchos, pues no contactaban con ese nuevo malestar desde sus plantillas políticas.

Por otro lado, interpelaciones muy amplias y difusas podían en principio agregar mucho, pero creaban solidaridades blandas que podían ser fácilmente integradas por el sistema político en su interés por absorber el antagonismo y el malestar. El 15M corría también este riesgo. Merece la pena recordar los intentos de cooptar el fenómeno desde ámbitos de poder. Recordemos cómo el presidente del Círculo de Empresarios trató de aprovechar la ocasión del descontento para criticar a los políticos o como algunos think-tanks, caso de la Fundación Everis, buscaron cabalgar desde arriba esa ola mediante una nueva operación hegemónica conservadora que invitaba a desideologizar la política y superar el "obsoleto" antagonismo de clase, redibujando la frontera social: el valor-país de España debía ser afirmado contra el Estado y los políticos, identificados con la ineficiencia y el enfrentamiento. Esa tensión sigue presente, y ambos peligros siguen acechando.

Seguir leyendo »

Reinventar Podemos para ganarlo todo

"Nos toca seguir empujando este proceso de cambio para que no tenga marcha atrás. Un proceso de cambio que no debe agotarse en Podemos y en el necesario 'asalto institucional'. Debe ir más allá de la política electoral y comunicativa"1. Hace un año escribía estas frases con mi compañera y amiga, Teresa Rodríguez, en conmemoración del segundo aniversario de Podemos. No han perdido vigencia, los retos han aumentado, los debates siguen presentes y este febrero tenemos la segunda Asamblea Ciudadana de Podemos estatal, coloquialmente conocida como Vistalegre 2. Una oportunidad de abarcar todas aquellas discusiones latentes en la organización, potenciar los aciertos, mejorar los errores y aprovechar la pluralidad y diversidad como fortalezas, prueba de que existe un Podemos vivo y útil para ser una herramienta que ayude a conseguir la transformación social.

La semana pasada presentamos desde Podemos En Movimiento nuestros borradores con una serie de propuestas que algunos etiquetan, nominándolas como una desviación del rumbo que ha tomado Podemos durante estos últimos años, como una apuesta por un "Podemos de protesta y resistencia".

Más allá de caricaturas e inercias hay una reflexión fundamental a hacer sobre esto: claro que no necesitamos un Podemos a la defensiva ni que sirva únicamente para resistir, pero sí debemos comprender que el "cambio" no llegará solo. Nunca lo ha hecho a lo largo de la historia y no va a cambiar de opinión precisamente ahora. Ni siquiera sumando a las y los que faltan. Sino que implicará también un elevado componente de conflicto y lucha, porque quienes hoy nos gobiernan, desde dentro y fuera de las instituciones, no van a dejarse convencer por las buenas ni van a entregarnos las llaves del palacio por mucha mayoría electoral que sumemos o por muy buenos argumentos que tengamos.

Seguir leyendo »

Que tres años no es nada

31 Comentarios

En un día como hoy de un enero que tampoco era frío llegué pronto al Teatro del Barrio. La flecha estaba en el arco y tenía que partir. Habíamos estado ultimando el documento "Mover ficha" y acariciábamos en el ambiente la sensación de que la piedra que lanzábamos al estanque de la política española iba a hacer muchas olas. El teatro del barrio había nacido como una cooperativa de gente de la cultura que recogía el espíritu desobediente del 15M. Teníamos ya en marcha en ese espacio la Universidad del Barrio. Todos los lunes llevábamos nuestro modesto saber a la gente a la que la vida no le había dado la posibilidad de estar en las aulas universitarias. Arrancamos el curso con una "Historia provisional de ¿España?". España tenía que repensar la democracia y el primer paso era reescribirse. Era un mandato que estaba en la calle. Me correspondieron un par de sesiones sobre la Transición. Cuántas ganas. Ir allí los lunes con Emilio Silva, Pablo Sánchez León, Ariel Jerez, con Noelia Adánez y Alberto Sanjuan era un lujo. Sentíamos que algo estaba cambiando. La universidad del barrio sabía al mismo aliento fresco e irreverente que Podemos, la alegría bebía esa magia, y Podemos no dejaba de mirar a las enseñanzas del 15M.

En la presentación del partido morado redacté un texto que empezaba con Quevedo: "Miré los muros de la patria mía/ si un tiempo fuertes, ya desmoronados/ de la carrera de la edad cansados/ por quien caduca ya su valentía". Andaba nervioso. Sabía que empezaba un viaje que nos iba a cambiar la vida. Una actriz del Teatro me dijo que recité a Quevedo como recitaba Fernán Gómez aquello de "Señoritooooooooooo" en "El viaje a ninguna parte". Sara Bienzobas me dijo que le había hecho llorar (pero de emoción. Menos mal). Todos nos abrazamos mucho ese día. Con Carlos Fernández Liria y con Alberto Sanjuán, con Ariel Jerez y con Jaime Pastor, con Miguel Urbán y con Rita Maestre. Y con Carolina, con Pablo, con íñigo, con Luis. Escogí a Quevedo porque la sensación era que nos estaban robando nuestro país, al que estaban convirtiendo en un reino bananero. Y queríamos hacer política sin perder la poesía.

La cola en la calle Zurita del barrio de Lavapiés llegaba hasta donde la vista se perdía. Señal de que le había interesado a la gente. Medios no había muchos. Los medios seguían pensando en clave bipartidista. Unos cuantos millones de españoles, ajenos al flow de los medios, empezaron a interesarse. En aquel lanzamiento de Podemos, los firmantes del Manifiesto Mover Ficha pedíamos a Pablo Iglesias que encabezará una candidatura a las elecciones europeas de 2014. Pablo aceptó el reto pero puso como condición recoger 50.000 firmas en un mes. Al día siguiente había casi 100.000. El proyecto de Podemos arrancaba.

Seguir leyendo »

Gamonal, tres años después

Imagen de la manifestación originada el pasado día 18 tras la asamblea de vecinos de Gamonal, en Burgos.

Cuando hace tres años, el viernes 17 de enero de 2014, llegó al barrio la noticia de que el Ayuntamiento no realizaría la obra del bulevar la alegría se mezcló con una sensación de perplejidad generalizada. En una semana, se había conseguido paralizar una obra pública ya comenzada y contaba con el apoyo de todos los poderes fácticos de la ciudad. Los constructores, el Ayuntamiento, la policía, y los principales medios de comunicación locales habían perdido frente a los vecinos y las vecinas de un barrio poblado y siempre alejado de las decisiones de la ciudad.

Tras la celebración, los autores del libro Gamonal. La historia desde abajo nos propusimos entender qué había pasado y cómo había sido posible que esto ocurriera. Descubrimos que la batalla del bulevar era la punta del iceberg de una historia social y política de más de 40 años de luchas y conformación de clase en el barrio. Descubrimos, también, qué papel había jugado el urbanismo y las dinámicas culturales en la construcción de la identidad del barrio. Descubrimos, por último, el potencial de cambio que existe en los barrios, en los lugares que habitualmente no salen en los medios, donde parece que nunca pasa nada.

El libro se ha publicado en enero de este año. Es un proyecto de autoedición, publicado en copyleft y se puede conseguir en la web http://gamonaldesdeabajo.org. El filósofo César Rendueles ha realizado el prólogo, que compartimos a continuación:

Seguir leyendo »