La portada de mañana
Acceder
La nueva guía de Sanidad sitúa a 11 comunidades en riesgo alto o extremo
Pablo Casado busca una segunda oportunidad por el centro
Opinión - Señor Casado, ¿y ahora qué?, por Neus Tomàs

El truco de hacer gárgaras con agua azucarada

gárgaras de agua con azúcar

Los corredores de largas distancias y los ciclistas utilizan el azúcar con frecuencia, ya que les permite mejorar el rendimiento cuando las reservas de energía sus músculos se agotan. Cuando ingerimos azúcar, se digiere y pasa a la sangre a toda velocidad convertida en glucosa. La glucosa es una fuente de energía que pueden usar todas las células del cuerpo, y el combustible rápido que usamos en caso de emergencia, cuando hay que luchar o huir. También es energía fácil que podemos almacenar por si más adelante pasamos hambre. 

Cómo te puede ayudar la alimentación consciente

Cómo te puede ayudar la alimentación consciente

Para nuestros antepasados, encontrar miel era una fiesta, y se ponían hasta arriba. El gusto por lo dulce no nos ha abandonado desde entonces, aunque ya no lo necesitemos. Lo que se ha podido comprobar es que el cerebro está tan interesado el azúcar que solo con percibir la presencia de azúcar en la boca producen cambios medibles en nuestro organismo. 

El principal problema con el azúcar es que de forma instintiva nos resulta irresistible, y pone a prueba nuestra capacidad de autocontrol, el proceso por el que inhibimos estos y otros impulsos en el cerebro para conseguir un fin más deseable en el futuro, por ejemplo, no estar gordos. 

Los niveles bajos de azúcar en sangre que experimentan muchas personas con sobrepeso cuando dejan de comer podría ser la culpable de los antojos y los problemas con el autocontrol. Sin embargo, se pudo comprobar en una investigación publicada en Psychological Science que solo con hacer gárgaras con una bebida azucarada, y después escupirla, las personas se controlaban mejor a la hora de resistirse a comer pasteles, a pesar de no haber ingerido azúcar alguna.

¿Podría ser entonces la sensación de sabor dulce la que engaña al cerebro? Parece que no. En el mismo experimento, los participantes que se enjuagaron con un refresco que contenía edulcorantes artificiales no consiguieron mejorar su autocontrol.

Los investigadores creen que es la glucosa, y no la sensación del sabor dulce, la que envía señales al cerebro para que preste atención, y eso es precisamente lo que necesitamos para resistir los antojos, ya que los problemas se producen cuando comemos de forma inconsciente

Las gárgaras con glucosa no solo tienen influencia en los antojos. En un experimento con deportistas se les proporcionó agua con azúcar antes de una prueba de velocidad, y se comparó con otro grupo que tomó agua con edulcorante artificial. En ambos casos los atletas escupían el líquido después de los enjuagues, sin ingerirlo.

En promedio, se registró una mejora de alrededor de 5% en los tiempos de los corredores que se enjuagaban con agua con azúcar comparados con los que lo hacían con edulcorante. No parece mucho, pero en una prueba deportiva de resistencia cada segundo cuenta. 

Se cree que la glucosa en la boca en este caso estaba estimulando las áreas del cerebro relacionadas con la recompensa, que a su vez tienen influencia en el control motor. Mejor control de los músculos, mejores tiempos en la carrera. Los voluntarios, hombres y mujeres de entre 18 y 45 años de edad corrieron una contrarreloj de 12,8 kilómetros en pista cubierta, enjuagándose con la bebida endulzada ocho veces durante la carrera.

Lo más probable es que si alguien está corriendo una maratón esto no sea de gran ayuda, ya que el efecto será superado por el enorme consumo de energía necesario para completar la prueba, pero en un sprint, algo tan sencillo podría mejorar el rendimiento.

¿Merece la pena? En el caso del control de los antojos, todo indica que puede ser muy beneficioso. Eso sí, recuerden lavarse los dientes después. 

¿En qué se basa todo esto?

The Gargle Effect: Rinsing the Mouth With Glucose Enhances Self-Control

El efecto de las gárgaras: Enjuagar la boca con glucosa mejora el autocontrol

En comparación con los participantes que se enjuagaron con limonada a base de Splenda, los que se enjuagaron con limonada a base de glucosa fueron más rápidos en las pruebas en ensayos incongruentes. No hubo diferencias entre las condiciones de los tiempos de reacción en los ensayos congruentes,

Running Performance With Nutritive and Nonnutritive Sweetened Mouth Rinses

Rendimiento de carrera con enjuagues bucales endulzados nutritivos y no nutritivos

El grupo que tomó azúcar sí mejoró el rendimiento de resistencia en comparación con el agua de manera significativa (media de 4,5% de mejora; 3+ min.); sin embargo, la presencia de energía en el enjuague dulce pareció necesaria ya que los edulcorantes artificiales no mejoraron el rendimiento más que el agua sola.

Etiquetas
Publicado el
19 de septiembre de 2020 - 22:03 h

Descubre nuestras apps

stats