eldiario.es

9

Diario Turing Diario Turing

El nuevo Partido Wikileaks y el Partido Pirata, de aliados a rivales electorales

El partido que acaba de fundar Julian Assange se enfrenta en las próximas elecciones australianas con el Partido Pirata, pero habría oportunidad para que se asocien en una segunda etapa.

Si Assange gana puede provocar una situación de conflicto político internacional que le permitiría salir de la Embajada de Ecuador en Londres.

Ecuador dice que mantiene comunicación con Reino Unido sobre Assange pero sin avances

Ecuador dice que mantiene comunicación con Reino Unido sobre Assange pero sin avances

Aliados en el resto del mundo, rivales en Australia. El Partido Pirata y el nuevo Partido Wikileaks formado en torno a Julian Assange se enfrentarán en las próximas elecciones legislativas australianas, convocadas para el mes de septiembre. Pero el peculiar sistema electoral facilita una segunda oportunidad para asociarse.

El Partido Pirata de Australia formalizó el pasado mes de enero tras poner soluciones a las reclamaciones realizadas por la Comisión Electoral Australiana a su candidatura. Se define como una opción política que entiende la sociedad de la información emergente y lucha por la transparencia, “que defiende el empoderamiento, la participación, la cultura libre y la apertura como sus principios centrales”, en palabras de Rodney Serkowski, su fundador.

Surgió bajo los principios de la Alianza Pirata Internacional que ya ha conseguido entrar en la asamblea regional de Berlín y en el Parlamento Europeo a través de Suecia. El mismo Partido Pirata de Suecia con el que Julian Assange, fundador de Wikileaks, firmó un acuerdo estratégico en 2010 para el alojamiento de los documentos con información clasificada que revolvieron el mundo.

A pesar de la cercanía entre ambos, Assange y su círculo cercano han decidido fundar su propio partido, Wikileaks Australian Citizens Alliance (WAKA). Su apuesta es conseguir transparencia gubernamental y para conseguirla ha reunida a un grupo de una decena de activistas y especialistas que dirigirán la formación del partido. La estructura, descrita por el periodista en una reciente entrevista a The Conversation, divide la organización en un pequeño grupo director centralizado y una base de apoyos muy amplia y descentralizada.

Por el momento WAKA solo ha dado los primeros pasos. Uno de ellos ha sido el de inscribir a Assange en el censo electoral, un movimiento previo a su selección como candidato. El objetivo final es lograr que obtenga un asiento como senador por el estado de Victoria, al sureste del país, y provocar una situación de conflicto político internacional que le permitiera salir de la Embajada de Ecuador en Londres en la que se encuentra aislado como refugiado político. Una vez electo, tiene que tomar en dos meses tres su escaño o "el Senado puede votar a favor de la expulsión, lo que podría desencadenar un gran debate político", ha dicho.

Una alianza de segundo grado es posible

Por el momento, desde ninguna de las dos organizaciones se ha habla de candidatura conjunta o de pacto preelectoral. Sin embargo, el sistema de votación al Senado de Australia permite realizar un apoyo de segundo grado al resto de partidos.

Bajo el sistema de reparto proporcional, los votantes no solo escogen su candidato favorito, también tienen la opción de seleccionar en orden de preferencia los subsiguientes candidatos que prefiere. En caso de su primera opción no consiguiera suficiente apoyo para el escaño, el voto pasaría en orden de candidato en candidato hasta llegar a uno sí electo. También un efecto rebote en caso de votos sobrantes. Aquí queda explicado.

De esta forma, colocando en posiciones una y dos a los partidos Pirata y WAKA, el elector garantiza que con que uno de los dos partidos consiga superar la barrera de entrada su voto tendrá representación. Es menos preocupante la temida división del voto entre dos candidaturas con varios puntos comunes.

Además, antes de los comicios las organizaciones llegan a acuerdos de segunda opción. En el caso del Partido Pirata, se realizará mediante votación interna. Como reconoce su vicepresidente Simon Frew es seguro que tanto Wikileaks como Los Verdes estarán entre los preferidos y no los partidos mayoritarios “por sus políticas desastrosas sobre derechos de autor y patentes, vigilancia y libertades civiles.”

Assange tiene ante sí la oportunidad de encontrar una vía de escape, no solo de Londres si no de todo el conflicto jurídico en el que está atrapado. Para lograrlo tendrá que afinar una vez más sus dotes de negociación, ahora dentro de su propia casa.


Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha