eldiario.es

9

Diario Turing Diario Turing

Islandia quiere ser la Suiza de los datos

La necesidad de una normativa más protectora sobre la información surgió a raíz de la crisis de 2010, cuando el varapalo económico alentó protestas contra la corrupción y la falta de transparencia

La legislación de Islandia en torno a la gestión de los datos ya es protectora con el usuario, y el país tiene previsto poner en marcha una nueva norma que dará mayor valor aún a la privacidad

Algunas compañías se han visto atraídas por este marco legal para establecer allí sus centros de datos, con el fin de ofrecer mayores seguridades a los usuarios ante iniciativas como el programa PRISM

El clima y la facilidad para obtener energía renovable también acompañan en Islandia

El clima y la facilidad para obtener energía renovable también acompañan en Islandia

Las revelaciones de Edward Snowden sobre el espionaje de la NSA han elevado la preocupación por la seguridad de los datos. La privacidad se ha convertido en un valor aún mayor del que era antes y, sobre todo, es cada vez más demandada. Muchas compañías que procesan grandes cantidades de información de clientes han buscado nuevas opciones para alojar sus servidores.

Las empresas que se dedican al negocio de los centros de datos también están a la búsqueda de países donde las leyes protejan la privacidad. El objetivo es evitar estar al alcance del gobierno correspondiente y de otros servicios de inteligencia. Islandia se ha convertido en un lugar idóneo para asegurar estas premisas. Su legislación, de carácter progresista en lo que a la protección de la información se refiere, está pendiente de modificarse para introducir nuevas garantías.

En una antigua base aérea de la OTAN en Islandia, tras una alambrada coronada de espino y salpicada de cámaras de vigilancia, hay un centro de datos. Pertenece a la compañía británica Verne Global, que puso en marcha sus instalaciones en 2012. Es un ejemplo de cómo algunas empresas están mirando hacia la isla por el bien de su negocio. El fundador de Mega, Kim Dotcom, ha señalado que trasladaría sus servicios al país si lo llegara a necesitar.

Imagen por dentro de las instalaciones de Verne Global en Islandia

Imagen por dentro de las instalaciones de Verne Global en Islandia

Las nuevas leyes en información ayudarán a atraer empresas a Islandia, que ya cuenta con otros atractivos para establecer centros de datos. Abunda la energía geotérmica y las centrales hidroeléctricas, lo que reduce los costes de funcionamiento. Además, las instalaciones son más ecológicas, no solo por el uso de fuentes renovables sino debido a la temperatura de Islandia. Por su situación geográfica, el termómetro se mantiene bajo, evitando así las necesidades de refrigeración artificial, una tarea de gran consumo energético.

Leyes que protegen la privacidad

Islandia se dio cuenta de la necesidad de una normativa más protectora sobre la información a raíz de la crisis de 2010. El varapalo económico alentó protestas contra la corrupción y la falta de transparencia. Como reacción un grupo de activistas comenzaron a abogar por unas leyes más garantistas de la libertad de información, de expresión y, de paso, de la privacidad de los usuarios.

El International Modern Media Institute (IMMI) ha jugado un papel importante a la hora de impulsar el nuevo marco legal. La organización, orientada a favorecer la libertad de información como herramienta para el periodismo de investigación, también ve el valor de contar con garantías en lo que a datos personales se refiere. Entre otras cosas para asegurar la inviolabilidad de las fuentes del periodista.

Aunque el marco legal solo es una de las vertientes: concienciar al usuario para que utilice sistemas de cifrado es otra de las tareas pendientes.

La portavoz del IMMI Birgitta Jónsdóttir, que también representa al Partido Pirata en el parlamento islandés, hace una comparación muy gráfica. "Islandia debería convertirse para la información en lo que Suiza es para el dinero". Con la nueva ley, que ya ha pasado por el parlamento y está pendiente de implementarse, los centros de datos trabajarían en base a una cláusula que protege a los intermediarios, como los proveedores de servicio y las operadoras. De esta manera es más difícil ordenar la entrega de los datos de un usuario.

Desde el IMMI esperan que las nuevas medidas sean un obstáculo para la cibervigilancia. Se trata de poner piedras en el camino de organizaciones como la NSA. Aunque el marco legal solo es una de las vertientes: concienciar al usuario para que utilice sistemas de cifrado es otra de las tareas pendientes. El objetivo final es que a los servicios de inteligencia les salga tan caro espiar de forma global que les resulte inviable económicamente hablando.

Imágenes: whasingtonydc y Verne Global

Una versión anterior de este artículo señalaba que la razón por la que las temperaturas son bajas en Islandia es la corriente del Golfo, cuando en realidad este fenómeno hace que el país disfrute de un clima más cálido del que debería por su latitud. Gracias a Malaprensa por la corrección.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha