eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Pantoja culpable y la épica televisiva

Isabel Pantoja es culpable de blanqueo de capitales. Un juez lo ha sentenciado esta semana y las televisiones se han vuelto locas. No solo porque I.P. haya sido condenada sino porque, de algún modo, cierta clase de televisión ha sido absuelta con este veredicto.

Pantoja doliente a la salida de los juzgados de Málaga como culpable de blanqueo de capitales

Pantoja doliente a la salida de los juzgados de Málaga como culpable de blanqueo de capitales

Eran otros tiempos televisivos, cuando Telecinco y Antena 3 competían a golpes de corazón (Telecinco ganaba siempre; tanto que Antena 3 se acabó rindiendo) y en La Sexta 'Sé lo que hicisteis' arremetía contra todos. Eso ya es historia.

Eran otros tiempos, cuando Pantoja enseñaba los dientes ante las cámaras y los chismosos federados televisivos empezaban a hablar de chanchullos económicos que iban mucho más allá del rollo de la Tonadillera (dice mi amigo L.P. que hay que empezar a escribir Tonadillera así, con mayúscula, porque solo hay una. Y creo que tiene razón. Como siempre). Mucho más allá del rollo de la Tonadillera con Julián Muñoz.

Así pasaron los años: con Pantoja insistiendo en su inocencia, demandando a granel y visitando platós en su modo dolorosa para insistir en que sus hipotecas eran suyas y que ella era una mujer trabajadora. Pues muy bien. También pasaron otras cosas: que Telecinco tuvo en nómina a la ex del alcalde de Marbella (Maite Zaldívar, también condenada por blanqueo continuado de capitales y próximamente en chirona). Que Telecinco le pagó una pasta a Muñoz para que les contara sus cosas y que, rizando el rizo, terminó contratando a Pantoja como gran estrella de la cadena. Esa gran estrella de la cadena que hoy es gran estrella de la condena.

Y entre entonces y hoy, la procesión de los caidos. El fin del corazón salvaje que vaticinó Vasile. Adiós a 'Aquí hay tomate'. Adiós al corazón en Antena 3. Adiós a 'SLQH'. Lo demás fue silencio.

(...) > Aquí, el silencio.

Hasta que llegó 'Sálvame' y arrasó. Y recogió de las calles a todos aquellos cronistas del chisme que habían sufrido esa travesía por el desierto. Los mismos que habían hablado acerca de los tejemanejes financieros de la Pantoja. Los que cayeron en desgracia. Los mismos que hoy se regocijan con la condena y convierten este caso en algo épico. Y se reivindican.

Y vuelve el ruido.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha