eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

¿Dónde está el límite en televisión?

Mi televisor es el de la niña de Poltergeist. Una puerta que me conecta con varias dimensiones: la realidad, la ficción, la vida, la muerte e incluso Intereconomía, ese limbo.

Ana Rosa Quintana, al otro lado

Ana Rosa Quintana, al otro lado

Esto que les voy a explicar no es fácil, pero lo intento.

Esto que les voy a contar tiene que ver con esa manía que le ha entrado a Telecinco de ilustrar sus estrenos de ficción con debates supuestamente reales, con gente real, de carne y hueso y opiniones propias.

Telecinco lo hizo primero con sus biopics: ¿'Felipe y Letizia'? ¡Hagamos un debate sobre ellos! ¿'Pantoja'? También. Y así fueron tirando, y así quedamos fascinados por la capacidad que tienen los tertulianos federados de hablar de la ficción basada en hechos reales como si aquello fuera la verdad revelada. Así quedamos fascinados por la constatación de que su realidad también ha estado siempre, basada en hechos reales. Información basada en hechos reales. Alguien debería registrar este término.

Sigo.

Tras los biopics con tertulia llegaron las series de ficción/ficción aliñadas con testimonios reales: ¿'Llama a la comadrona'? ¡Traed una comadrona al plató de la Campos y que hable, que hable! Pasmoso.

Y llegamos al top. Al súper top. Al topazo.

Llegamos a anteanoche, cuando Telecinco decide estrenar un bodrio reciclado de 'Entre fantasmas' llamado 'El don de Alba' (con hashtag #dondeAlba, que hacía pensar en la duquesa en formato ectoplasma) y ponerle como guarnición un debate LOCO LOCO LOCO moderado al alimón por Ana Rosa Quintana e Iker Jiménez (NOTA: La productora de AR se encarga del 'Cuarto Milenio' de Iker'. No les digo más).

Un debate sobre fantasmas. Pero no en plan fantasmas sí/fantasmas no –que aún habría tenido su gracia– sino en plan: ¿Cómo es que hay gente que todavía no es capaz de contactar con los espíritus del más alla? Qué fuerte la gente, ¿no? Qué poquito se curra las cosas... (o casi).

Imagínense: un debate en serio sobre 'buuuuuuuuuuuuuuu, un fantasmaaaaaaaaa' como la base 'real' de una ficción basada en una señora que encamina a las almas perdidas hacia la luz. LA HOSTIA.

Y, por si todo eso fuera poco, al jaleo entre dimensiones se une la web de RTVE, que últimamente no hace más que mezclarme la vida con sus series. La muerte de Sampedro con la de una señora de 'Gran Reserva':



O unos hallazgos en Luxor con una visita de la abuela de 'Cuéntame' a la capital para hacerse unas pruebas médicas:


Y, a todo esto, Ana Rosa sin montar una mesa redonda al respecto. Me parece fatal.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha