eldiario.es

9

Viajes

Ruta por los Mercados de Navidad más bonitos de Alsacia

De Mulhouse a Estrasburgo, pasando por Colmar y numerosas villas de aire medieval, la Alsacia francesa está repleta de pintorescos Mercados de Navidad

Los pueblos de Alsacia se transforman de finales de noviembre a finales de diciembre. La Navidad llega con casetas donde comprar recuerdos y tomar vino caliente, mientras las calles se llenan de luces, aromas, adornos, colores y villancicos

Mercado Navidad en Alsacia

Alsacia se transforma cuando se acerca la Navidad. Roberto Ruiz

La Navidad de los cuentos existe. Esa que lo llena todo de luces, adornos y color, entre bebidas humeantes y puestos de regalos, con calles empedradas y casas de madera, junto a hogueras que combaten el invierno más frío. Esa Navidad es real y está en Alsacia, donde se encuentran algunos de los Mercados de Navidad más bonitos de Europa.

La región de Alsacia, al norte de Francia, está llena de encantos durante todo el año, pero en Navidad se viste de gala. Una tierra de viñedos en el valle del Rin que históricamente también estuvo bajo dominio alemán, tal y como demuestran los nombres de sus pueblos y su propia arquitectura. Aquí, donde la piedra se mezcla con los entramados de madera, los tejados toman pendientes imposibles, las contraventanas se colorean, las torres dibujan las siluetas y las fuentes salpican las calles, no será difícil sentirse en el mismísimo pueblo de La Bella y la Bestia

Pero cuando se acerca la Navidad los pueblos y las ciudades se preparan para darlo todo, engalanando y adornando sus calles, y montando acogedores Mercados de Navidad donde locales y foráneos se juntan a compartir un vino caliente, un zumo de manzana con canela o algún plato de la gastronomía local, como las tartes flambées, el queso Munster, algún bretzel o un Kougelhopf, si prefieres algo dulce. 

Mercado Navidad en Alsacia

En Ribeauvillé el Mercado de Navidad además es medieval. Roberto Ruiz

Una ruta por los Mercados de Navidad más bonitos de Alsacia te permitirá vivir una Navidad de cuento. Un pequeño viaje en el que podrás invertir perfectamente tres o cuatro días para empaparte del espíritu navideño más auténtico, y en el que no deberías saltarte ninguna de las siguientes paradas.

En Alsacia de Mercado de Navidad en Mercado de Navidad

En Alsacia las distancias son cortas y los puntos de interés están cerca unos de otros, por lo que no te será difícil moverte entre ellos atravesando extensos viñedos. Desde Mulhouse, al sur, hasta Estrasburgo, al norte, tienes mucho que ver. Así que coge un buen abrigo, el gorro y la bufanda, que nos vamos de Mercados de Navidad.

  • Mulhouse

Mulhouse es el primer punto de interés donde detenernos si recorremos la Alsacia de sur a norte. Si el objetivo es disfrutar de los mejores Mercados de Navidad aquí empezarás a lo grande. Su mercado repleto de casetas y luces es enorme, se ubica en la Place de la Réunion, frente a la iglesia de Saint-Etienne, e incluye incluso un tiovivo y una gran noria. Para ir entrando en ambiente Mulhouse pondrá el listón muy alto ya desde el primer día.

  • Eguisheim

Eguisheim es posiblemente el pueblo más pintoresco de todos, de verdadero cuento, como si se hubiese quedado atrapado en el tiempo con su trazado y arquitectura medieval. Su pequeño casco histórico es circular y las calles se reparten concéntricamente, cada cual más bonita que la anterior. En el centro, en la plaza y junto a la fuente de Saint-Léon, es donde se monta su Mercado de Navidad entre luces y adornos que lo cubren todo. Es como meterse de lleno en una historia de Hans Christian Andersen.  

  • Colmar

Colmar puede ser el campamento base perfecto para pasar un par de días, ver su casco histórico y los pueblos que tiene alrededor. Su centro peatonal es espectacular, tanto de día como de noche, cuando todo queda iluminado por miles de bombillas de colores y merece la pena asomarse al agua de sus canales. Colmar es grande, así que aquí encontrarás repartidos por la ciudad seis mercados navideños diferentes donde curiosear entre regalos, recuerdos, adornos y comida típica. 

Mercado Navidad en Alsacia

El vino caliente y especiado es la bebida más típica de los Mercados de Navidad. Roberto Ruiz

  • Turckheim

Por su tamaño y tranquilidad, Turckheim será uno de los pueblos más rápidos de visitar… a no ser que vayas con niños. Aquí encontrarás un Mercado de Navidad especialmente orientado a los más pequeños, con juegos de vivos colores y donde lo que realmente destaca es su enorme calendario de Adviento. 

  • Kaysersberg

La calle principal del centro de Kaysersberg de vuelca con la Navidad. En ella se decora cada una de sus fachadas con luces y adornos, y unas treinta casetillas de madera forman un mercado en el que encontrar desde un buen vino caliente hasta las más cuidadas artesanías. El pueblo lo corona las ruinas del castillo de Schlossberg, hasta donde merece la pena subir para contemplar cómo la villa queda integrada en los paisajes de la Alsacia.

  • Riquewihr

Riquewihr es también uno de los pueblos más visitados de la Alsacia en Navidad, y por algo será. La arquitectura puramente alsaciana de sus casas flanquea una calle principal sobre la que transcurre toda la actividad, donde suenan villancicos y donde se venden productos típicos en las casetas de sus mercados. En Riquewihr se puede decir que siempre es navidad pues la tienda Feerie de Noël, especializada en adornos navideños, abre sus puertas todo el año. Las colas que se forman para entrar son tan llamativas como el circuito que haces en su interior.

Mercado Navidad en Alsacia

El mercado de Obernai es pequeño pero coqueto. Roberto Ruiz

  • Ribeauvillé

Ribeauvillé cuenta con uno de los Mercados de Navidad más especiales de todos, está ambientado en la Edad Media y, avisamos, atrae a una grandísima cantidad de gente. Hay entretenimiento para todas las edad con pasacalles, acróbatas, danzarines, juglares, juegos e incluso criaturas misteriosas. Todo caracterizado y como traído de otra época. No deja de ser un auténtico Mercado de Navidad contagiado por el espíritu de un precioso pueblo de origen medieval.

  • Obernai

Obernai es un pueblo tranquilo, separado de todos los anteriores y de camino ya a Estrasburgo. Aquí contarás hasta cuarenta puestos de madera que forma su Mercado de Navidad, repartidas en diferentes zonas de su centro animando plazas y calles junto a tiovivos y abetos decorados. Su mercado está especialmente orientado a los amantes de la gastronomía pues aquí podrás encontrar sugerentes delicias de la tierra, como quesos, embutidos y foie gras. 

  • Estrasburgo

La ciudad de Estrasburgo se merece una visita por sí sola, pero es perfecta para poner el punto y final a una ruta por los Mercados de Navidad más bonitos de Alsacia. Nadie sale de Estrasburgo sin alabar su belleza, y más aún en Navidad. Más de 300 casetas de madera se reparten por el centro de Estrasburgo, adquiriendo una magia especial en las inmediaciones de la Petite France, donde sus casas nos recordarán a los pueblos que hemos visto anteriormente. No puedes pasar sin visitar su catedral, donde debes detenerte a contemplar su reloj astronómico, y sin recorrer la plaza Kléber, pocos árboles de Navidad tan espectaculares habrás visto como el de allí.

Mercado Navidad en Alsacia

Un recuerdo, un adorno, un regalo... lo que quieras. Roberto Ruiz

Información práctica para disfrutar de los Mercados de Navidad de Alsacia

A la hora de ir de pueblo en pueblo y de mercado en mercado te vendrá bien tener algo de información práctica, y los horarios, las fechas, los transportes y las zonas de aparcamiento son datos que se vuelven fundamentales.  

  • Fechas y horarios

Es importante tener en cuenta que cada mercado tiene unas fechas de celebración y un horario de apertura. Te vendrá bien tener controlado este calendario de Mercados de Navidad (en francés, pero también en inglés) donde consultar la información de cada uno de ellos. 

  • Transporte público

Si quieres moverte en transporte público te gustará saber que hay un autobús especial que conecta algunos de los Mercados de Navidad de Alsacia. Hay tres líneas y todas toman Colmar como punto de inicio y final, visitando otros pueblos. Su precio es de 8€ y los horarios y las frecuencias varían entre los viernes y los sábados y domingos.

  • Aparcamientos

Si te mueves con tu propio coche unirás un pueblo con otro en cuestión de minutos. Muchos de ellos habilitan zonas de aparcamiento en la periferia, todas de pago, pero en fin de semana y hora punta pueden no ser suficientes. Ribeauvillé tiene ese problema y no es raro encontrar coches aparcados en los arcenes de la carretera a un par de kilómetros del centro.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.