La portada de mañana
Acceder
El Gobierno prima a los funcionarios y los jubilados en sus últimos Presupuestos
Juan Diego Botto: "La gente cree que los desahucios ya no ocurren, y hay cien al día"
'Huyendo de la mediocridad con Jesús Quintero', por Rosa María Artal

Una red de hoteles con telescopios para practicar el 'astroturismo'... y tener vistas a las estrellas

Roberto Ruiz

Ver un cielo lleno de estrellas no es tan fácil. El caso es que están ahí, junto a unos cuantos planetas también, pero si vives en un lugar donde la contaminación lumínica te hace de barrera, quizá quieras salir de casa e irte a otro lugar. Hacer las maletas y viajar a un destino donde la contemplación del firmamento esté libre de obstáculos y disfrutar con todas las garantías de un cielo repleto de cuerpos celestes.

Tradicionalmente podrías buscar un destino rural, elegir un día en el que la luna no reflejase mucha luz, tratar de acertar con el tiempo, evitar las nubes, tumbarte en tu mantita y mirar hacia arriba esperando que las estrellas se dejasen ver ante ti. Pero hoy, por suerte para los amantes de la astronomía, el turismo estelar o astroturismo está en boga y cada vez son más los alojamientos que están especialmente preparados para gozar del cielo en todo su esplendor.

De este modo, el astroturismo combina la observación del cielo nocturno con la divulgación y las actividades de ocio relacionadas con la astronomía. Y si hay un claro impulsor de este turismo que anima a mirar las estrellas, esa es sin duda la Fundación Starlight, una entidad sin ánimo de lucro puesta en marcha en 2009 por el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) que nos anima a cuidar, valorar y admirar nuestros cielos nocturnos. 

Astroturismo con certificación Starlight

Entre las múltiples tareas que la Fundación Starlight tiene siempre entre manos está la de certificar lugares especialmente buenos para ver las estrellas. Localizaciones que gozan de una  excelente calidad de cielo y que representan un ejemplo de protección y conservación. De manera que siempre podemos consultar una lista de destinos en los que las condiciones de observación son óptimas. Esto repercute directamente en el turismo rural, pero siempre, y para seguir las directrices de la fundación, promoviendo un desarrollo sostenible y respetuoso con el medio. 

Hay diferentes modalidades de certificaciones, desde las Reservas Starlight, que son espacios naturales protegidos en donde se establece un compro­miso por la defensa de la calidad del cielo nocturno y el acceso a la luz de las estrellas, hasta los Parques Estelares, donde se montan infraestructuras permanentes que nos ayudan a ver las estrellas. Todo ello pasando además por destinos turísticos Starlight, pueblos y ciudades Starlight, parajes Starlight, campamentos Starlight y, además, alojamientos Starlight.

Dado que se trata de una actividad nocturna, Starlight tiene su propia certificación destinada a casas y hoteles que, además de ofrecer una calidad alojativa acreditada, se convierten en propagadores de los valores Starlight. Entre hoteles, albergues, campamentos, hospederías e incluso paradores Starlight ha creado una red de alojamientos especialmente volcados con el astroturismo, donde se pone a disposición de los clientes información sobre Starlight y algunos medios para la observación astronómica, como telescopios o cartas del cielo. Auténticos difusores de esa cultura astronómica que cada vez atrapa a más y más gente. 

Qué hace que un alojamiento Starlight sea un alojamiento Starlight

Los alojamientos Starlight no son alojamientos cualquiera. Para pertenecer a esta red y conseguir su certificación han de cumplir con una serie de requisitos para que quienes se alojen en ellos puedan disfrutar de las mejores condiciones para la observación del firmamento. Han de ofrecer una determinada calidad, es decir, un buen nivel de confort para que estemos a gusto en ellos. Pero además, han de velar por mantener la calidad del cielo de su entorno, incluso denunciando casos de iluminación irresponsable para que las condiciones siempre sean las mejores, y respetar y defender la Declaración sobre la Defensa del Cielo Nocturno y el Derecho a la Luz de las Estrellas de Starlight. 

Un alojamiento Starlight ha de disponer de cierto equipamiento y material astronómico. Al menos ha de poder poner a disposición de sus clientes un telescopio nocturno o, si no, contar con los servicios de algún astrónomo o asociación astronómica que pueda poner uno al alcance de los huéspedes. También ha de ofrecer prismáticos en proporción al número de camas y, además, contar con material con el que orientarse en el cielo nocturno, como planisferios o cartas del cielo.

Si a todo esto le sumamos un buen servicio de información sobre las actividades astronómicas que se pueden realizar en el entorno, ya sean rutas o visitas a observatorios cercanos, o la puesta en marcha de proyectos propios relacionados con el astroturismo, ya tenemos los alojamientos idóneos para disfrutar de nuestros cielos de noche. 

Alojamientos con vistas… a las estrellas

Starlight lleva certificando y añadiendo alojamientos a su red desde 2014 por lo que a día de hoy las opciones son numerosísimas. Cuando busques entre sus alojamientos verás que hay hoteles, casas rurales, refugios de montaña, monasterios, hostales, paradores, albergues, granjas, campamentos, apartamentos o incluso riads, pues aunque la inmensa mayoría se encuentren en territorio español también los hay en Canadá, Perú, Suecia o Marruecos. 

Por citar algunos, el hotel El Milano Real, en Hoyos del Espino, en Ávila, ofrece sesiones guiadas de astronomía llevadas a cabo en su propia cúpula de observación, con telescopio y guía especializado. O la Casa del Altozano, también en Gredos, que gracias a su observatorio Polaris consiguió el Premio Internacional al Mejor Alojamiento Starlight 2020. El Hotel Ibiza Twins, en Ibiza, también recibió en 2020 un reconocimiento Starlight por su alumbrado inteligente e innovación, al mismo tiempo que el hotel rural Morvedra Nou de Menorca era destacado como alojamiento Starlight por ofrecer actividades bajo estrellas y planetas. 

El Eco Hotel Doña Mayor, en Frómista (Palencia), organiza actividades astronómicas en las que presta sus telescopios y prismáticos. Si buscas una experiencia más austera, el Monasterio El Olivar, en Estercuel (Teruel) realiza actividades de observación de estrellas guiadas e incluso cursos de fotografía nocturna. La casa rural Entre Encinas y Estrellas, en Higuera la Real, en Badajoz, ya lo dice todo con su nombre. Presume de tener el mayor hosting de telescopios de Europa y ofrece todo tipo de actividades relacionadas con la astronomía. Pero si quieres alojarte por todo lo alto, te gustará saber que los Paradores de Las Cañadas del Teide (Tenerife), Naturia de Mazagón (Huelva), Gredos (Ávila), Ciudad Rodrigo (Salamanca) y La Palma cuentan también con certificación Starlight. Para conocerlos todos, no tienes más que acceder al listado de alojamientos Starlight que ofrece la fundación.

Ver un cielo lleno de estrellas no es tan fácil. El caso es que están ahí, junto a unos cuantos planetas también, pero si vives en un lugar donde la contaminación lumínica te hace de barrera, quizá quieras salir de casa e irte a otro lugar. Hacer las maletas y viajar a un destino donde la contemplación del firmamento esté libre de obstáculos y disfrutar con todas las garantías de un cielo repleto de cuerpos celestes.

Tradicionalmente podrías buscar un destino rural, elegir un día en el que la luna no reflejase mucha luz, tratar de acertar con el tiempo, evitar las nubes, tumbarte en tu mantita y mirar hacia arriba esperando que las estrellas se dejasen ver ante ti. Pero hoy, por suerte para los amantes de la astronomía, el turismo estelar o astroturismo está en boga y cada vez son más los alojamientos que están especialmente preparados para gozar del cielo en todo su esplendor.

De este modo, el astroturismo combina la observación del cielo nocturno con la divulgación y las actividades de ocio relacionadas con la astronomía. Y si hay un claro impulsor de este turismo que anima a mirar las estrellas, esa es sin duda la Fundación Starlight, una entidad sin ánimo de lucro puesta en marcha en 2009 por el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) que nos anima a cuidar, valorar y admirar nuestros cielos nocturnos. 

Astroturismo con certificación Starlight

Entre las múltiples tareas que la Fundación Starlight tiene siempre entre manos está la de certificar lugares especialmente buenos para ver las estrellas. Localizaciones que gozan de una  excelente calidad de cielo y que representan un ejemplo de protección y conservación. De manera que siempre podemos consultar una lista de destinos en los que las condiciones de observación son óptimas. Esto repercute directamente en el turismo rural, pero siempre, y para seguir las directrices de la fundación, promoviendo un desarrollo sostenible y respetuoso con el medio. 

Hay diferentes modalidades de certificaciones, desde las Reservas Starlight, que son espacios naturales protegidos en donde se establece un compro­miso por la defensa de la calidad del cielo nocturno y el acceso a la luz de las estrellas, hasta los Parques Estelares, donde se montan infraestructuras permanentes que nos ayudan a ver las estrellas. Todo ello pasando además por destinos turísticos Starlight, pueblos y ciudades Starlight, parajes Starlight, campamentos Starlight y, además, alojamientos Starlight.

Dado que se trata de una actividad nocturna, Starlight tiene su propia certificación destinada a casas y hoteles que, además de ofrecer una calidad alojativa acreditada, se convierten en propagadores de los valores Starlight. Entre hoteles, albergues, campamentos, hospederías e incluso paradores Starlight ha creado una red de alojamientos especialmente volcados con el astroturismo, donde se pone a disposición de los clientes información sobre Starlight y algunos medios para la observación astronómica, como telescopios o cartas del cielo. Auténticos difusores de esa cultura astronómica que cada vez atrapa a más y más gente. 

Qué hace que un alojamiento Starlight sea un alojamiento Starlight

Los alojamientos Starlight no son alojamientos cualquiera. Para pertenecer a esta red y conseguir su certificación han de cumplir con una serie de requisitos para que quienes se alojen en ellos puedan disfrutar de las mejores condiciones para la observación del firmamento. Han de ofrecer una determinada calidad, es decir, un buen nivel de confort para que estemos a gusto en ellos. Pero además, han de velar por mantener la calidad del cielo de su entorno, incluso denunciando casos de iluminación irresponsable para que las condiciones siempre sean las mejores, y respetar y defender la Declaración sobre la Defensa del Cielo Nocturno y el Derecho a la Luz de las Estrellas de Starlight. 

Un alojamiento Starlight ha de disponer de cierto equipamiento y material astronómico. Al menos ha de poder poner a disposición de sus clientes un telescopio nocturno o, si no, contar con los servicios de algún astrónomo o asociación astronómica que pueda poner uno al alcance de los huéspedes. También ha de ofrecer prismáticos en proporción al número de camas y, además, contar con material con el que orientarse en el cielo nocturno, como planisferios o cartas del cielo.

Si a todo esto le sumamos un buen servicio de información sobre las actividades astronómicas que se pueden realizar en el entorno, ya sean rutas o visitas a observatorios cercanos, o la puesta en marcha de proyectos propios relacionados con el astroturismo, ya tenemos los alojamientos idóneos para disfrutar de nuestros cielos de noche. 

Alojamientos con vistas… a las estrellas

Starlight lleva certificando y añadiendo alojamientos a su red desde 2014 por lo que a día de hoy las opciones son numerosísimas. Cuando busques entre sus alojamientos verás que hay hoteles, casas rurales, refugios de montaña, monasterios, hostales, paradores, albergues, granjas, campamentos, apartamentos o incluso riads, pues aunque la inmensa mayoría se encuentren en territorio español también los hay en Canadá, Perú, Suecia o Marruecos. 

Por citar algunos, el hotel El Milano Real, en Hoyos del Espino, en Ávila, ofrece sesiones guiadas de astronomía llevadas a cabo en su propia cúpula de observación, con telescopio y guía especializado. O la Casa del Altozano, también en Gredos, que gracias a su observatorio Polaris consiguió el Premio Internacional al Mejor Alojamiento Starlight 2020. El Hotel Ibiza Twins, en Ibiza, también recibió en 2020 un reconocimiento Starlight por su alumbrado inteligente e innovación, al mismo tiempo que el hotel rural Morvedra Nou de Menorca era destacado como alojamiento Starlight por ofrecer actividades bajo estrellas y planetas. 

El Eco Hotel Doña Mayor, en Frómista (Palencia), organiza actividades astronómicas en las que presta sus telescopios y prismáticos. Si buscas una experiencia más austera, el Monasterio El Olivar, en Estercuel (Teruel) realiza actividades de observación de estrellas guiadas e incluso cursos de fotografía nocturna. La casa rural Entre Encinas y Estrellas, en Higuera la Real, en Badajoz, ya lo dice todo con su nombre. Presume de tener el mayor hosting de telescopios de Europa y ofrece todo tipo de actividades relacionadas con la astronomía. Pero si quieres alojarte por todo lo alto, te gustará saber que los Paradores de Las Cañadas del Teide (Tenerife), Naturia de Mazagón (Huelva), Gredos (Ávila), Ciudad Rodrigo (Salamanca) y La Palma cuentan también con certificación Starlight. Para conocerlos todos, no tienes más que acceder al listado de alojamientos Starlight que ofrece la fundación.

Ver un cielo lleno de estrellas no es tan fácil. El caso es que están ahí, junto a unos cuantos planetas también, pero si vives en un lugar donde la contaminación lumínica te hace de barrera, quizá quieras salir de casa e irte a otro lugar. Hacer las maletas y viajar a un destino donde la contemplación del firmamento esté libre de obstáculos y disfrutar con todas las garantías de un cielo repleto de cuerpos celestes.

Tradicionalmente podrías buscar un destino rural, elegir un día en el que la luna no reflejase mucha luz, tratar de acertar con el tiempo, evitar las nubes, tumbarte en tu mantita y mirar hacia arriba esperando que las estrellas se dejasen ver ante ti. Pero hoy, por suerte para los amantes de la astronomía, el turismo estelar o astroturismo está en boga y cada vez son más los alojamientos que están especialmente preparados para gozar del cielo en todo su esplendor.