La portada de mañana
Acceder
Las familias afrontan indignadas una vuelta al colegio llena de incertidumbre
Encuesta - El PSOE y el PP capitalizan la gestión de la pandemia y mejoran sus resultados del 10N
El Gobierno trata de aplacar la revuelta de los alcaldes que ha unido en su contra a sus socios parlamentarios y al PP

Turismo de conservación, o cómo destinar tus vacaciones a cuidar la naturaleza

En México, Kowabunga Ecoproject trabaja con voluntarios para la conservación de tortugas marinas.

¿Alguna vez has pensado en dedicar el tiempo de tus vacaciones a echarle una mano a la naturaleza? No solo para ser un viajero responsable ¿sino para colaborar además activamente con el cuidado de las especies?

Si te lo planteas, lo que tú buscas es hacer turismo de conservación, una manera de unificar viajes y cooperación, la fórmula para que tus propias experiencias no sean solo beneficiosas para ti, sino también para el entorno natural que visitas.

Verás que hay opciones de todo tipo, por desgracia son muchas las especies perseguidas y en peligro de extinción, por lo que repartidas por casi todo el mundo encontrarás organizaciones en las que puedes colaborar como parte de sus programas de voluntariado. En ellas tu trabajo ayudará a la conservación de la fauna y tus aportaciones económicas garantizarán la subsistencia de los proyectos. Propuestas en las que además se fomenta la educación ambiental, la concienciación, la sostenibilidad y la ecología junto a las comunidades locales, por lo que el intercambio cultural en muchos casos es tan rico como tu propia labor.

Hay proyectos de conservación que aceptan viajeros voluntarios para trabajar con tortugas, monos, ballenas, caimanes, aves, felinos, elefantes, rinocerontes, koalas, serpientes… casi de todo, y aquí te ponemos un pequeño ejemplo sobre cuál podría ser tu próximo destino si lo que buscas es un viaje con el que sentirte más útil y feliz.

Tortugas en México y elefantes en Camboya

¿Prefieres mar o montaña? Si no lo tienes claro, Kowabunga Ecoproject te lo pone fácil, porque te ofrece las dos opciones. Por un lado en México, para colaborar de lleno en las playas de Ventanilla y Escobilla junto a sus comunidades en el cuidado y conservación de las tortugas golfinas, y por otro en Camboya, en colaboración con el Elephant Nature Park, en un santuario de elefantes rescatados que se une a proyectos de reforestación.

Tanto en México como en Camboya en Kowabunga Ecoproject combinan el trabajo de campo con el turismo sostenible. En las playas mexicanas llevando el monitoreo de las tortugas que arriban para desovar junto a las comunidades locales, haciendo talleres con niños y llevando a cabo limpiezas de playas. Y en las selvas camboyanas trabajando por el cuidado de los elefantes, procedentes de trabajos o espectáculos, alimentándolos y asegurando su bienestar, manteniendo siempre el máximo respeto hacia los animales (sin bañarse con ellos o sin subirse a ellos, por ejemplo). En ambos casos se suma además un 'eco viaje' posterior para explorar la naturaleza y cultura de ambos países.

Tortugas carey en Nicaragua

En las costas del océano Pacífico de Nicaragua el proyecto Sos Nicaragua ('Eres Nicaragua', usado con vos) lleva a cabo un trabajo de conservación de tortugas carey, especie perseguida y en peligro de extinción, acompañado de campañas de reforestación de manglares y limpiezas de costas bajo el programa Costas Nicas Limpias. Todo ello se envuelve en un programa de educación ambiental con expediciones escolares para que la sostenibilidad, el ecoturismo, la agroecología y el tratamiento de aguas se vuelvan fundamentales.

Sos Nicaragua acoge voluntarios que participan en todo ello, trabajando en la playa para llevar un monitoreo y control de tortugas carey y su anidación, para así garantizar el nacimiento de nuevas tortuguitas que aseguren la supervivencia de la especie. Además, Sos Nicaragua va un paso más allá al ofrecer viajes y circuitos por todo el país orientados a financiar iniciativas de conservación.

Rinocerontes en Sudáfrica

Viajar a Sudáfrica, aprovechar para hacer algún safari y visitar el Parque Nacional Kruger puede estar bien, pero quizá sería aún mejor si en tus planes entra colaborar con alguna organización local que trabaje por el cuidado de los animales. Una idea podría ser contactar con Care for Wild, el que presume de ser el mayor orfanato y santuario de rinocerontes del mundo. Aquí se trabaja para rescatar crías de rinocerontes, muchas de ellas heridas o hijas de víctimas de la cacería furtiva, con el fin de rehabilitarlas y liberarlas de nuevo en su hábitat natural.

Care for Wild acepta voluntarios de cualquier parte del mundo y les permite trabajar mano a mano con ellos y los pequeños rinocerontes blancos. Los fondos recaudados son fundamentales para que el santuario siga pudiendo realizar su trabajo y a cambio vivirás una experiencia difícil de olvidar.

Osos en Camboya y Vietnam

Tradicionalmente los osos han sido perseguidos en el Sudeste Asiático, a veces para vender partes de su cuerpo como supuestos remedios medicinales, a veces como mascotas y otras como animales de circo. En Free the Bears trabajan para acabar con esa lacra y dar un refugio a los osos rescatados. Trabajan con diferentes tipos de osos en India, Laos, Camboya y Vietnam, con programas de voluntarios en estos dos últimos destinos.

Los voluntarios pueden pasar en los centros de Camboya y Vietnam de 4 días a 8 semanas, y además de colaborar con el bienestar y la alimentación de los animales ayudarán también con la adecuación del bosque y de los espacios de los osos. Además, la contribución económica de los voluntarios va destinada directamente al trabajo de rescate de estos osos, por lo que tu dinero ayudará a mantener su conservación.

Etiquetas
Publicado el
29 de mayo de 2019 - 15:22 h

Descubre nuestras apps

stats